Tag Archives: terapia sexual

Clarin – La crisis del séptimo año

Lic. Kersz en Clarin

Lic. Kersz en Clarin

El Diario Clarin publicó una nueva nota para la sección Entremujeres donde conversamos respecto a la crisis del séptimo año.

La nota completa en este link de Clarín https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/existe-crisis-septimo-ano-parejas_0_ryDucR_pG.amp.html o acá, a continuación:

¿Existe la crisis del séptimo año en las parejas?

Muchos matrimonios dicen pasar un momento difícil al pisar el septenio.

A los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse.

Hace algunos años atrás una funcionaria de Alemania propuso que, al igual que cualquier producto del supermercado, el matrimonio también tuviese fecha de vencimiento: a los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse en buenos términos, dando entidad así a uno de los grandes mitos vinculares: la comezón o la crisis del séptimo año.

El siete resulta un número llamativo para algunas tradiciones: ¿señala un fin de ciclo? Muchas personas aseguran que a los siete años de pareja atravesaron una gran crisis o se separaron. ¿Cómo poner estas experiencias en duda?

Pero tal vez no se trata de pensar los siete años como un número literal, sino de representarnos lo que sucede después de mucho tiempo de estar juntos, construyendo día tras día una relación, un vínculo, juntando la historia de ambos para formar un “nosotros”. Lo que nos une va cambiando.

Las etapas de la relación

Un cuento de Disney

Los arranques son mágicos. Cuando recién nos conocemos, estamos en un estado ideal. Este sentimiento de completud, de que no habrá nadie en el mundo igual a mi pareja, es -afortunadamente- transitorio. Reina la idealización y la proyección de sentimientos positivos… Pero no es real: nos olvidamos de ver los defectos, la realidad del otro, no enfocamos en las diferencias que tenemos y desdibujamos cualquier atisbo propio que pueda no complacer al otro (tampoco nosotros nos mostramos reales y genuinos en un cien por ciento).

Mirá también

Las 6 etapas de la pareja: descubrí en cuál estás

Caminando juntos

Esta etapa inicial de fusión y simbiosis abre paso, con el tiempo, a la siguiente, de diferenciación, donde comenzamos a mostrarnos más reales y con más naturalidad. Podemos, sin temor, enfocar la mirada en las diferencias y ¡hasta reírnos de lo que antes nos parecía hermoso e increíble! En esta etapa es donde aparece el amor real, el verdadero. El enamoramiento es un momento maravilloso, teñido por la fantasía y salpicado por la idealización profunda de la otra persona. Pero el amor real es el que permite entender lo que verdaderamente está pasando, lidiar con las diferencias y enriquecernos en ese debate respecto a lo que cada uno quiere y espera de su proyecto de vida en común.

Muchas veces en esta etapa aparecen reclamos respecto a lo que uno de los dos hacía y al otro le fascinaba… Y ya no resulta tan funcional.

Carolina, una paciente de 32 años, lo dice con claridad: “Él era el hombre ideal para mí, todo era perfecto, prácticamente sentía que hablábamos el mismo idioma. A mí me encantaba cuando tocaba la guitarra, sentía que cada nota era exactamente la que tenía que sonar, era increíble. Con el tiempo empecé a notar que cada vez que llegaba más tarde a nuestras citas por quedarse ensayando, y al año de estar juntos, cuando estábamos en reuniones de amigos, él solamente tocaba la guitarra sin interactuar con nadie y me enojaba muchísimo. He pasado días sin dirigirle la palabra… hasta que nos separamos”.

El momento de la verdad (o de la desilusión)

Las expectativas que volcamos en la pareja tienen que ver, entre otras cosas, con lo que esperamos que suceda en la relación, con los propios ideales de lo que creemos, sentimos y pensamos que debe ser.

Las grandes crisis llegan, muchas veces, cuando aparecen situaciones contrarias a lo que esperábamos del otro (aunque el otro nunca lo supo). Por ejemplo, después de seis años juntos habían recibido con mucha felicidad la llegada de su primer hijo. El bebé tenía dos meses y medio y ella esperaba que él colaborara con las tareas de la casa mientras amamantaba. En vez de decírselo, agotada por la demanda full time, terminaba discutiendo con él y criticando que estuviese todo el día afuera de casa trabajando. Afortunadamente pudieron verlo a tiempo y entender que lo que realmente necesitaba ella era que él pudiese estar más atento a las cosas de la casa, y que la crítica hacia el trabajo era su forma más fácil de atacar un punto débil.

No es la misma crisis la que atraviesa una pareja de recién casados, que las dificultades de una pareja a la que le acaban de aprobar un crédito bancario para acceder a su primera vivienda, que las tensiones que pueden darse por el nacimiento y la crianza de un hijo, las fricciones producidas por la salida de los hijos del hogar, o las relacionadas con infidelidades o falta de deseo sexual.

Los posibles disparadores de una crisis “del séptimo año”

– Infidelidades

– Aburrimiento

– Desinterés

– Apatía

– Falta de temas de conversación

– Enfermedades

– Dificultades con la crianza de los hijos

– Falta de deseo sexual

– Mala relación familiar (suegros, tíos, conflictos con la familia de origen)

– Pérdida de confianza en el otro

Y la lista sigue… Estos son sólo algunos de los motivos de consulta más frecuentes que recibo en el consultorio de terapia de pareja y sexología

Tips para evitar la crisis… de todos los días

* Interesarnos. El gran antídoto contra el desdén y la indiferencia es escuchar al otro, mostrarnos interesados en su día a día, saber los nombres de las personas con las que trabaja, conocer su rutina, sus intereses, sus anhelos.

* Ser cariñosos y demostrativos. Una verdadera inyección de afecto genera una unión única en la pareja.

* Mejorar la calidad de la vida sexual. Mientras tenemos relaciones sexuales se libera endorfina, oxitocina, testosterona… Un verdadero tsunami hormonal, emocional y vincular que nos permite conectarnos con el otro de una manera profunda y única.

* Entender. No existe la pareja perfecta, ni el hombre ideal, ni la mujer de tus sueños. Somos imperfectos, reales y nos equivocamos. Aceptar y entender que somos humanos y no robots también va a ayudar a comprender diferencias y tolerar mejor los errores. Hay que saber pedir perdón… Y perdonar también.

Por la licenciada Mariana Kersz, psicóloga, sexóloga y directora de Clínica De Parejas.

Sexo en el primer trimestre del embarazo

Muchas gracias Bebé Shopping por publicar mi nota acerca del sexo en el primer trimestre en el embarazo! Te cuento cómo es el sexo en este primer período del embarazo en este artículo que salió publicado este mes en su web.

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Podés ver el artículo completo acá:

http://www.bebe-shopping.com.ar/sexo-durante-el-primer-trimestre-de-embarazo/

También podés leer la nota a continuación:

Posiciones ideales para disfrutar del sexo durante el primer trimestre de embarazo

Tener sexo durante el primer tramo del embarazo no es una tarea fácil. Recientemente embarazada, tu vida sexual y tus deseos evolucionan, cambian y se modifican al ritmo del crecimiento de tu bebé. Tu cuerpo y tus sentimientos varían permanentemente. Cuando recibo mujeres embarazadas en mi consultorio sexológico de Clínica de Parejas, casi siempre llegan con la misma queja: no encuentran posiciones cómodas para tener relaciones… y muchas veces dejan de tener sexo durante meses, por esta razón. Y es verdad, no siempre es fácil encontrar una posición sexual lo suficientemente cómoda como para que el sexo y el embarazo lleguen a la ecuación perfecta del placer.

Algunas mujeres sienten más deseo sexual, tienen más ganas de tener relaciones sexuales

se sienten más plenas, notan sus uñas más fuertes, el cabello más sedoso, un brillo especial en la piel y los pechos y las caderas más redondos, lo cual las hace sentir mucho más sensuales y, por lo tanto, más deseables. Sin embargo cada embarazo es único, y hay mujeres que por el contrario, observan una baja en la líbido, que, acompañada (¿o guiada?) por los vómitos, el sueño excesivo, el malestar, el cansancio y las náuseas matutinas -benditas hormonas-, hace que muchas mujeres no tengan deseo en absoluto. Incluso en una misma mujer un embarazo puede cursar con muchísimo deseo y un segundo embarazo sin deseo…esto depende de cada mujer, de cada embarazo, de cada historia…etc.

Soy Psicóloga y Sexóloga, y estoy totalmente de acuerdo con la afirmación de que el embarazo no es una enfermedad. Sin embargo también soy mamá, y doy fe que estar embarazada causa tal torbellino hormonal, corporal y psíquico, que no deja a las mujeres ni a sus parejas indiferentes. El embarazo modifica mucho más que el cuerpo. También sufren variaciones el estado de ánimo, el comportamiento, el humor…e indefectiblemente: el deseo sexual.

Pero no sólo las mujeres pueden ver afectada su líbido: los hombres también notan estos cambios en su sexualidad y en su deseo. Hay hombres que ven más atractivas y sensuales a sus parejas y hombres que no pueden ver en sus mujeres más que a una futura mamá, por lo que se corre el riesgo de sufrir una baja en el deseo sexual. Y esta es una condición que no mejora, empeora con el tiempo si no se busca ayuda.

Siempre recordá que pueden tener relaciones sexuales a lo largo de todo el embarazo, excepto que haya una contraindicación médica específica de abstinencia. De hecho, existen algunos beneficios para el feto:

– Aumenta el latido cardíaco,
– El orgasmo es sentido como un suave masaje,
– El feto recibe mayor cantidad de oxígeno,
– Las hormonas liberadas a lo largo de un encuentro sexual generan una inmensa sensación de bienestar para el bebé dentro del útero materno.
No dejes de tener relaciones sexuales, a menos que haya una contraindicación médica específica:
– El cuello uterino permanece cerrado a lo largo de todo el embarazo, nada puede llegar al bebé en gestación. ¡No, el pene tampoco!,
– El líquido amniótico amortigua el movimiento que reciba el bebé.
– Al haber mayor irrigación sanguínea en la zona pélvica puede haber más sensibilidad en el clítoris y mayor lubricación vaginal, lo que favorece la penetración y mejora los orgasmos.
– Sugiero no hacer movimientos bruscos ni presionar demasiado los pechos femeninos.
En el primer trimestre se ponen en juego elementos, factores y variables que son
únicos y específicos a esta etapa, por eso es importante considerar que el embarazo es diferente a lo largo de los nueve meses que atraviesa, y justamente es por esto que también hay que pensar de qué manera la sexualidad acompaña y evoluciona a lo largo de los diferentes trimestres del crecimiento del bebé en gestación.

En mi consultorio sexológico de Clínica de Parejas recibo a diario a mujeres embarazadas y realmente en este primer trimestre es donde mayores dificultades sexuales se manifiestan, porque el malestar general del primer tiempo, los vómitos, las náuseas y el sueño, sumado a la sensación incipiente de estar “anidando” genera más preocupaciones por el temor al riesgo más alto de aborto espontáneo que en los siguientes trimestres.

Sin embargo, afortunadamente existen al menos tres posiciones sexuales que favorecen los encuentros sexuales durante el primer trimestre del embarazo y que pueden generar mucho placer:

1) La posición de la Flor de Loto. La mujer embarazada se sienta sobre el hombre, envolviendo sus piernas. El se sienta con las piernas cruzadas y la mujer, embarazada, sobre el envolviendo con sus piernas la espalda del hombre. Como ventaja: permite mayor contacto visual, una penetración más placentera y profunda y el control de la mujer sobre su clítoris generado por el roce con el pubis masculino. Tiene algunas desventajas: en el embarazo el pecho está turgente y tenso, y esta posición puede generar algo de dolor si no se utiliza un sostén adecuado.

2) La posición de la Cortesana: la mujer se sienta o recuesta en el borde de la cama con las piernas extendidas hacia afuera, y el hombre se arrodilla para poder penetrarla. Ventajas: ¡tiene muchas! prácticamente es una de las posiciones más cómodas para relajar la panza y la espalda, y evita los mareos que pueden generarte otras posiciones. Su principal desventaja es para ellos: puede ser incómodo estar arrodillado (nada que no solucione un almohadón en el piso…). También es una posición en que la penetración no es muy profunda, pero si te gusta que te toquen los pechos puede ser ideal como complemento.

3) Un clásico: la posición del Misionero. La mujer yace boca arriba y el hombre recostado sobre ella mientras sostiene el peso de su cuerpo con ambos brazos, para no presionar los pechos ni el vientre de su pareja. Las ventajas son muchas: las mujeres no tienen que hacer demasiado, lo cual en esta etapa de inmenso cansancio y fatiga es ideal. Por otro lado, el contacto cara a cara favorece a la relación de pareja. Además, como es el padre quien controla la penetración, también puede tranquilizarlo el saber que no le está haciendo daño a su bebé, mientras ambos disfrutan de un encuentro relajante y placentero. Sin embargo, tiene algunas contras: en principio se corre el riesgo de hacer de esta posición una rutina, y por otro lado, el pecho de la mujer puede verse tan accesible que resulta tentador tocarlos ¡y esto no siempre es placentero para las embarazadas!

Siempre hay que tener en cuenta que el embarazo es una etapa única en la vida de una pareja

entendiendo que estar embarazada no es ni tiene por qué ser una incomodidad ni un obstáculo en la vida sexual de ambos, ni un impedimento para seguir teniendo relaciones saludables y placenteras hasta el final. Es fundamental que estés cómoda y te sientas a gusto en la posición que elijas, depende de vos y de tu pareja que logren la comunicación y el diálogo adecuado para decirse abiertamente lo que les gusta, lo que quieren y lo que esperan del sexo en esta etapa.

Sin embargo, si no hay ninguna contraindicación médica pero notás dificultades para tener relaciones, o el deseo sexual está inhibido, si tu pareja sexual no te busca, ya no hay ganas, ni intención de buscarse en la intimidad…entonces es momento de consultar. La consulta temprana puede prevenir grandes conflictos a futuro. Existe un tratamiento muy eficaz para que en poco tiempo logres revivir la pasión y aumentar el deseo sexual a lo largo del embarazo, con técnicas y estrategias sexológicas muy específicas para que tengas una vida sexual plena y placentera, generando mayor bienestar y una notoria mejoría en la vida de la pareja.


Lic. Mariana Kersz MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
Psicóloga Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

Doctoralia – Certificado de Excelencia 2017

 Comparto feliz y orgullosa este Certificado de Excelencia 2017  📚.
😄 Muchas, muchas gracias a mis queridos pacientes por sus valiosas opiniones y comentarios! 🎓
Honrada de colaborar desde esta profesión para mejorar la calidad de vida de los adultos y las parejas 

Doctoralia Mariana Kersz

Doctoralia Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga. Especialista en Terapias de Pareja.
[email protected]

¡No se me para!

En el consultorio sexológico de Clínica de Parejas, escuchamos con regularidad comentarios como “Licenciada, no se me para”…o “antes tenía una erección increíble…y ahora sufro de impotencia sexual”. La disfunción eréctil es un sintoma que está relacionado con factores físicos y psicológicos. En varones mayores de 50 años son los factores de riesgo vascular como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol elevado, sedentarismo u tabaquismos lo que con mayor frecuencia producen la dificultad para lograr o mantener una erección. Otras veces los factores emotivos relacionados con ansiedad, temor al fracaso, problemas de pareja, son los que ocasionan o se asocian al síntoma. Y muchas veces, casi todas, es un síntoma multicausal, es decir que influyen incluso factores relacionados a la educación sexual, las creencias, los prejuicios. No sólo factores orgánicos (como diabetes o enfermedades cardiovasculares) o psicológicos (como ansiedad o stress) sino también sociales y culturales.
Mitos en Sexualidad

Mitos en Sexualidad

Cuando alguna persona presenta disfunción eréctil lo primero es descartar que esto no sea un síntoma de un problema circulatorio, diabetes, problemas hormonales, problemas cardíacos que estén dificultando la circulación. En Clínica de Parejas lo primero que hacemos es una interconsulta con un urólogo o médico clínico que permita descartar que  la falta de erección no sea el síntoma de una enfermedad silenciosa que no se haya detectado. Por supuesto evaluamos también si es una situación de falta de deseo sexual o deseo sexual hipoactivo. 
Una de las técnicas más eficaces para trabajar la zona pélvica irrigando mayor cantidad de sangre y que permite lograr mejores erecciones consiste en la contracción del músculo pubocoxígeo, es decir, los movimientos Kegel, que podés ver en esta nota. 
No dejes de consultar! Existe una solución.
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga | Psicóloga
MN N° 59610
Tel.: (011) 2000-1730
[email protected]

Sexo sin penetración

Sexóloga Belgrano

Mitos en Sexualidad

El sexo no es sólo penetración. Limitar el sexo a querer penetrar es caer en un reduccionismo que hace que se pierda la inmensa riqueza de cada encuentro. La genitalidad es uno de los aspectos de la sexualidad, pero no es el único.
Olvidandonos de la penetración podemos hacer el amor y generar(nos) sensaciones increíblemente placenteras. El franeleo o petting es una de las técnicas más antiguas y más eficaces para mantener la pasión al día. La clave está en potenciar los sentidos, tacto, gusto, olfato, vista y oído juegan durante el sexo un rol fundamental.
¡Despertá tu creatividad y el deseo de explorar cada uno de tus sentidos!
Acá te dejamos algunas claves:
– Tacto: acariciá el cuerpo de tu pareja de punta a punta, evitando el contacto con los genitales.
– Gusto y Olfato: ¿probaste alguna vez chocolate o miel sobre el cuerpo de tu amor? ¡un cálido masaje donde los dos terminen bañandose juntos suena irresistible!
– Vista: con los ojos abiertos, cerrados, vendados…con luces bajas, o de colores! usá la imaginación!
– Oído: podés decir las cosas más traviesas que se te ocurran, o sólo suspirar en el oído de tu pareja, ¡para volverse locos de deseo!
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Terapia Sexual y Psicológica
[email protected]
Tel.: (011) 2000-1730

Petting

Muchas veces, en el consultorio, necesitamos que las parejas se mantengan en abstinencia sexual. Es decir, no pueden tener ningún tipo de penetración, durante determinada cantidad de tiempo. Sin embargo, para que nadie resulte ofendido, ofrecemos técnicas alternativas para que el erotismo y la sensualidad sigan tan activos como siempre (¡e incluso más!)

Petting

Petting
¿Qué es? La palabra “petting” viene del inglés “to pet” mimar, dar besos, acariciar, dar cariño. De hecho, en cualquier buscador, al poner “petting” las imágenes que salen son de animales y gente acariciandolos. Petting, en Argentina, es franelear. Es chapar. Es apretar…es eso que hacías (si, ¡vos también lo hacías!) en la puerta de tu casa con tu primer novio/a cuando no te veían tus…o sus padres.
Esto, franelear, es uno de los métodos más eficaces para renovar el deseo y la pasión en una pareja. Pero además, en el caso por ejemplo de los adolescentes, los ayuda a conocerse a sí mismos, explorar sus posibilidades sexuales y liberar la tensión hormonal propia de la edad. Es una práctica de alto voltaje, pero si se practica con consentimiento de ambos y con seguridad plena de que no habrá penetración, reduce el riesgo de embarazo (digo reduce porque no lo elimina, si hubiese una eyaculación cerca de la vagina existe la -muy remota- posibilidad de embarazo).
En Clínica de Parejas sugerimos el Petting dentro del tratamiento en casos de eyaculación precoz, vaginismo, e incluso, en situaciones de deseo sexual hipoactivo o falta de deseo sexual. Prohibida la penetración, ambos tienen la obligación de centrar la actividad en otras zonas, lo que da lugar a encender zonas erógenas que no suelen ser exploradas, e incluso, que se desconocían.

¿Alguna vez te animaste al Petting? ¡Contanos!

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN N° 59610

[email protected]

Tel.: (011) 2000-1730

Charla Gratuita sobre Sexo

Clínica De Parejas te invita al Ciclo de Charlas Gratuitas sobre Sexo!
HABLEMOS DE SEXO – Un encuentro dinámico y relajado donde una Sexóloga te va a explicar todo lo que necesitás para que entiendas cómo funciona tu cuerpo y el de tu pareja durante el sexo, te saques dudas, te interrogues…¡y Aprendas a Tener Más y Mejores Orgasmos!
Sábado 17 de Septiembre, 14, 16 y 18 hs en Belgrano, CABA.
Máximo 10 invitados por horario. Duración estimada 1 1/2 hs.
Encuentro totalmente gratuito – Coordinado por la Lic. en Psicología Mariana Kersz. Sexóloga Clínica. MN N° 59610

Inscribite: [email protected]

Clinica de Parejas

Tel.: (011) 2000-1730

[email protected]