Tag Archives: sexóloga capital federal

Sexo sin penetración

Sexóloga Belgrano

Mitos en Sexualidad

El sexo no es sólo penetración. Limitar el sexo a querer penetrar es caer en un reduccionismo que hace que se pierda la inmensa riqueza de cada encuentro. La genitalidad es uno de los aspectos de la sexualidad, pero no es el único.
Olvidandonos de la penetración podemos hacer el amor y generar(nos) sensaciones increíblemente placenteras. El franeleo o petting es una de las técnicas más antiguas y más eficaces para mantener la pasión al día. La clave está en potenciar los sentidos, tacto, gusto, olfato, vista y oído juegan durante el sexo un rol fundamental.
¡Despertá tu creatividad y el deseo de explorar cada uno de tus sentidos!
Acá te dejamos algunas claves:
– Tacto: acariciá el cuerpo de tu pareja de punta a punta, evitando el contacto con los genitales.
– Gusto y Olfato: ¿probaste alguna vez chocolate o miel sobre el cuerpo de tu amor? ¡un cálido masaje donde los dos terminen bañandose juntos suena irresistible!
– Vista: con los ojos abiertos, cerrados, vendados…con luces bajas, o de colores! usá la imaginación!
– Oído: podés decir las cosas más traviesas que se te ocurran, o sólo suspirar en el oído de tu pareja, ¡para volverse locos de deseo!
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Terapia Sexual y Psicológica
[email protected]
Tel.: (011) 2000-1730

Deseo Sexual Hipoactivo

Deseo Sexual

Deseo Sexual

Últimamente en el consultorio noto que más y más parejas se quejan de no estar teniendo relaciones sexuales durante días…semanas…e incluso ¡meses! Este es uno de los principales motivos de consulta en Clínica de Parejas. El segundo motivo de consulta es la eyaculación precoz.

Se aman, se respetan, se admiran…sin embargo ha desaparecido el deseo sexual. No puedo dejar de explicar, en esta nota, qué es lo que habitualmente sucede. La secuencia habitual es “cuando el llega de trabajar necesita relajarse y mira el celular, o el partido…yo mientras cocino algo. Cenamos mirando una serie y nos vamos a dormir, siempre estamos agotados”. El ritmo de vida actual, frenético, productivo y acelerado no deja el lugar suficiente para el deseo sexual. Ni hablar si además, esa pareja tiene hijos (cuando son grandes porque siguen viviendo en casa y cuando son chiquitos porque todo su requerimiento es físico). Se va perdiendo…lo vamos ahogando. El deseo sexual no se recupera espontáneamente, no hay manera de que reviva si no hacemos algo para sentirlo. Voluntariamente vuelve, “naturalmente” no. Pero existen (muchas) técnicas y estrategias que se utilizan para revivirlo.

El erotismo es una de las principales diferencias que hacen a una pareja. El erotismo, la sensualidad, el sexo y la intimidad son las cuestiones que diferencian a los amigos y a la familia de nuestra pareja. Por supuesto mi pareja puede ser mi amigo, pero esta diferencia tan notoria es la que tenemos que tener en cuenta cuando pensemos en lo que nos está pasando a ambos con la  dificultad, por ejemplo, de tomar la iniciativa para tener relaciones sexuales.

Falta de Deseo…¿por qué?

Las causas de la falta de deseo o deseo sexual hipoactivo pueden ser orgánicas o psicológicas. Entre las causas orgánicas algunas pueden ser: desordenes hormonales, diabetes, tiroides, adicciones, embarazo (principalmente en el período de lactancia), algunos fármacos, etc. Entre los factores psicológicos, depresión, infidelidad, crisis en la pareja, educación moralista, miedo a embarazos, preocupaciones por el cuerpo, temor a enfermedades de transmisión sexual, falta de atracción, etc.

¿Qué hacer para recuperar el deseo sexual con mi pareja?

En primer lugar, como en cualquier otra situación conflictiva, reconocer que existe un problema y que hay que resolverlo. Detectar entre ambos las posibles causas ayuda mucho a identificar la raíz del problema y buscar soluciones adecuadas, por ejemplo, si el problema es que no te gusta que él te de sexo oral, simplemente dejará de hacerlo. Por supuesto no es lo mismo que alguno de los dos esté bajo mucho stress laboral a vivir una crisis por una infidelidad. Otra alternativa que ayuda mucho es mejorar la comunicación, lo cual no significa “hablar más”, sino “hablar mejor”. Decir exactamente lo que sentimos, evitando los reproches y hablando desde uno mismo, sin culpar ni exigir del otro, intentando consensuar en lo que ambos quieren y desean.

¿Qué pasa si nada de esto funciona?

En Clínica de Parejas te ofrecemos miles de posibilidades para incrementar el deseo sexual de la pareja. Hay tratamientos y soluciones muy específicas que funcionan perfectamente para logar aumentar el deseo sexual de ambos y acercarlos nuevamente al erotismo y la sensualidad perdidas.

No permitan que la vida cotidiana los aleje. Existen soluciones concretas para la falta de deseo sexual.

Consultanos: 

[email protected]

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

MN N° 59610