Tag Archives: paternidad

Sexualidad en el embarazo

Lic. Mariana Kersz - Embarazo y sexualidad

Lic. Mariana Kersz – Embarazo y sexualidad

 

Comparto mis comentarios para el site Concepto de Mujer, donde hablamos acerca de la sexualidad en el embarazo y durante la maternidad, y los cambios y transformaciones que experimenta una pareja en su deseo sexual a lo largo de esta etapa de la vida. Muchas gracias al site! Podés ver la nota completa en este link, o acá, a continuación:

Sexualidad en el embarazo y la maternidad

LIC. MARIANA KERSZ – SEXÓLOGA / WWW.CLINICADEPAREJAS.COM

Cuando nos enteramos que estamos embarazadas además del torbellino de emociones que significa la llegada de un hijo a la familia, surgen algunas inquietudes respecto a la sexualidad de la pareja durante el embarazo y la maternidad.


A menos que hubiese alguna contraindicación médica, una pareja puede tener relaciones sexuales durante todo el embarazo sin dañar de ninguna manera al bebé en gestación. Del mismo modo, si ambos están sanos, no hay riesgo de contagiar ninguna enfermedad. Dentro del vientre de la madre, el pequeño está perfectamente protegido, aislado de movimientos bruscos o ruidos del exterior, rodeado por el líquido amniótico, las membranas y, sobre todo, por las paredes uterinas. Literalmente el bebé no siente nada a menos que haya muchos cambios de posición o que la mamá llegue al orgasmo, momento en el que puede sentir una leve contracción en el útero, que el bebé sentirá como una leve presión o masaje, totalmente inofensivo. Incluso algunas mujeres, luego de tener relaciones sienten que el bebé se mueve muchísimo y otras no lo sienten durante unas horas. Esto sucede porque el bebé sí percibe los sonidos y movimientos diferentes a los habituales, de modo que cuando él siente esto tan diferente, sabe que algo está pasando.

También hay que señalar que hay dos clases de embarazos: Los embarazos donde el sexo juega un rol principal y la futura mamá se vuelve totalmente apasionada y demanda permanentemente tener relaciones sexuales con su pareja, y el otro tipo de embarazo donde no surge el deseo sexual en ningún trimestre de la gestación. Es normal que en el último trimestre del embarazo el deseo sexual descienda: el cansancio, el estrés, la falta de aire y muchas veces los cambios del cuerpo, generan algunas molestias que alejan la pasión de la relación.

¿Cuáles son los beneficios de tener relaciones sexuales durante el embarazo?

– Se liberan endorfinas y encefalinas: hormonas encargadas del bienestar y la sensación de estar volando luego del orgasmo.

– Suave masaje: el útero recibe las contracciones orgásmicas y genera en el bebé una sensación de leve presión.

– Mamá feliz: el bebé percibe los cambios en el tono de voz de la mamá y sus risas, sabe que en ese momento algo bueno le está sucediendo.

– Mejor lubricación vaginal: al tener mayor flujo sanguíneo, también aumentan las secreciones vaginales. La penetración puede ser mucho más agradable durante el embarazo y se perciben menos molestias.

¿El bebé puede salir lastimado luego de un encuentro sexual?

No. El útero está recubierto y sellado por una membrana mucosa muy gruesa que lo protege para que nada malo pueda pasarle. Si no hay contraindicaciones médicas podés seguir activa sexualmente durante todo el embarazo.

¿Qué posiciones son las más favorables durante el embarazo?

La mamá debe estar siempre cómoda, puede usar almohadones o una toalla enrollada bajo la cadera para generar cierto alivio al peso del cuerpo.

¿Se siente menos placer en el embarazo?

Los genitales están más hinchados por el aumento del riego sanguíneo, los pechos están hipersensibles y hay mayor humedad vaginal. Esto puede ser muy placentero para algunas mujeres pero otras lo sienten como una incomodidad.

¿Y qué pasa con los hombres?

Los hombres siguen viendo muy atractivas a sus mujeres, pero a muchos les cuesta aceptar a su pareja en este nuevo cuerpo.

Retomando la vida sexual

– Aceptar: Las cosas cambiaron. Las noches de sexo desenfrenado en el ascensor a la madrugada van a ser reemplazadas por ver una película abrazados en el sillón y preparados para levantarse si el bebé los necesita. Aceptar, entender y asumirlo, es también parte de esta nueva etapa.

– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden tener sexo oral, estimularse, darse un baño relajante juntos, enviarse mensajes calientes o buscar momentos para besarse apasionadamente y mimarse bajo las sábanas.

– Ponerse de novios: Durante unas horas los fines de semana pueden dejar al bebé al cuidado de los abuelos y dedicarse a reinventar la pareja en total intimidad y sin interrupciones.

– No esperar: La baja del deseo sexual no se soluciona con el tiempo, al contrario, tiende a empeorar si no se consulta a un sexólogo. Los tratamientos suelen ser breves, totalmente exitosos y destinados específicamente a recuperar la energía sexual.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga 
Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Todo sobre el sexo en el embarazo

La revista Es De Mamá publicó esta nota acerca de qué siente el bebé durante el sexo. Te la comparto: http://esdemama.com.ar/que-siente-el-bebe-durante-el-sexo/
¿QUÉ SIENTE EL BEBÉ DURANTE EL SEXO?
¿Qué siente el bebé en la panza mientras la madre tiene relaciones sexuales? Nuestra sexóloga te lo cuenta.
Por Mariana Kersz.
sexualidad-dps-del-parto-pixabay
Habitualmente, y si no hay ninguna contraindicación médica, una pareja puede tener relaciones sexuales durante todo el embarazo sin dañar de ninguna manera al bebé en gestación. Del mismo modo, si ambos están sanos, no hay riesgo de contagiar ninguna enfermedad. Es decir que dentro del vientre de la madre, el pequeño está perfectamente protegido, aislado de movimientos bruscos o ruidos del exterior, rodeado por el líquido amniótico, las membranas y, sobre todo, por las paredes uterinas. Literalmente el bebé no siente nada a menos que haya muchos cambios de posición o que la mamá llegue al orgasmo, momento en el que puede sentir una leve contracción en el útero, que el bebé sentirá como una leve presión o masaje, totalmente inofensivo.
Algunas mujeres, luego de tener relaciones sienten que el bebé se mueve muchísimo y otras no lo sienten durante unas horas. Esto sucede porque el bebé sí percibe los sonidos y movimientos diferentes a los habituales, de modo que cuando él siente esto tan diferente, sabe que algo diferente está pasando.
También hay que señalar que a grandes rasgos hay dos clases de embarazos: Los embarazos donde el sexo juega un rol principal y la futura mamá se vuelve totalmente apasionada y demanda permanentemente tener relaciones sexuales con su pareja, y el otro tipo de embarazo donde no surge el deseo sexual en ningún trimestre de la gestación. Es normal que en el último trimestre del embarazo el deseo sexual descienda: el cansancio, el estrés, la falta de aire y muchas veces los cambios del cuerpo, generan algunas molestias que alejan la pasión de la relación.
¿Cuáles son los beneficios de tener relaciones sexuales durante el embarazo?
– Se liberan endorfinas y encefalinas: hormonas encargadas del bienestar y la sensación de “estar volando” luego del orgasmo
– Suave masaje: el útero recibe las contracciones orgásmicas y genera en el bebé una sensación de leve presión.
– Mamá feliz: el bebé percibe los cambios en el tono de voz de la mamá y sus risas, sabe que en ese momento algo bueno le está sucediendo.
– Mejor lubricación vaginal: al tener mayor flujo sanguíneo, también aumentan las secreciones vaginales. La penetración puede ser mucho más agradable durante el embarazo y se perciben menos molestias.
¿Qué posiciones son las más favorables durante el embarazo?
La mamá debe estar siempre cómoda, puede usar almohadones o una toalla enrollada bajo la cadera para generar cierto alivio al peso del cuerpo. Algunas posiciones recomendadas son con el hombre arriba (misionero), o la mamá sentada sobre su pareja. Cualquier posición es válida mientras ambos estén cómodos. En ninguna posición y de ninguna manera el bebé puede resultar herido durante la penetración, ningún hombre tiene el pene tan largo como para poder llegar al bebé.
Es entendible que el deseo sexual en una mujer pueda variar considerablemente a lo largo de su embarazo. Los cambios físicos, el cansancio y muchas veces los propios síntomas de esta etapa hacen que atraviese diferentes emociones y esté mucho más sensible durante las 40 semanas. A veces será el hombre quien tenga temores respecto a tener relaciones y otras veces habrá temores compartidos respecto a tener sexo. Lo fundamental es enfocar la mirada no solo en la penetración sino en la relación en sí, en el placer, en la relajación y lo reconfortante que es el encuentro de la pareja. La comunicación juega un rol esencial a lo largo del embarazo, no dejen de hablar de lo que sienten respecto al sexo y de los miedos y temores que pueda generarles esta etapa.
Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y especialista en Terapia de Parejas. Además es Directora de La Clínica de Parejas www.clinicadeparejas.com

¿Seré buena madre?

¿Seré buena madre?

La maternidad es un tsunami de emociones. No se trata de ganarse el Nobel a la Madre del Año, sino de entender y aceptar tus limitaciones y posibilidades. Comparto esta nota para la Revista Es De Mamá: http://esdemama.com.ar/sere-buena-madre/

¿SERÉ BUENA MADRE?

Nuestra psicóloga nos ayuda a responder la pregunta acerca de qué es ser buena madre.

Por Mariana Kersz

woman-687560_1920

Foto: Pixabay

9 meses siendo el centro de atención, todos te preguntan cómo te sentís, te dicen que estás linda, te dan consejos, te cuentan sus historias…Todos -sin excepción- te dicen que un hijo te cambia la vida. Y finalmente el día llega, nace nuestro hijo y todo se llena de… ¡incertidumbres!

Un bebé es un ser totalmente desvalido. Nacemos en un estado de absoluta indefensión y continuamos así por unos dos años. Dependemos de otro para comer, para que nos de calor, nos ayude a dormir, nos haga sentir queridos y seguros. Esta indefensión es lo que nos caracteriza como seres humanos: somos la única especie en todo el planeta que necesita tanto tiempo de dependencia de otro ser para sobrevivir.

Como mujeres, podemos sentir que esta dependencia extrema del bebé puede ser lo más maravilloso que nos pasa en la vida, nos hace sentirnos únicas, valiosas, necesitadas. Sin embargo, también puede ser agobiante y llevarnos a una inmensa presión por querer hacer todo bien. Muchas veces, esos comentarios que durante el embarazo sonaban tan amables, en los primeros meses de vida de tu hijo pueden sentirse un poco…extenuantes.

Te dijeron que la conexión con tu hijo iba a ser inmediata, que dar la teta era lo más maravilloso del mundo, que no te iba a importar pasar noches sin dormir porque valía la pena la sonrisa de tu hijo, que ibas a entender a tu hijo con sólo mirarlo…¡y no siempre es tan simple! A todo esto sumale la presencia de tu pareja…que también te demanda.

La primera pregunta que todas las mamás primerizas se hacen es: “¿seré buena madre?”

Ser buena madre no significa nada de lo que te dijeron, porque esa es la experiencia que otros, amablemente, quisieron compartir con vos. ¡Pero es la experiencia de otros! Ser buena madre significa ser vos, con tus limitaciones y con tus posibilidades, explorando el mágico, maravilloso y desquiciado mundo de la maternidad. Disfrutar de tu hijo no tiene que ser una obligación sino un sentir, un vivir. Y está bien que te moleste no dormir, y que odies tus -recién estrenadas- ojeras, o que necesites darte un baño de burbujas de vez en cuando. Te sugiero que lo hagas. Que te tomes una hora por día para vos, no hace falta hacer grandes planes. Dejá al bebé con su papá, o con una amiga o un familiar. Y pasá una hora pintándote las uñas, hablando por teléfono o haciéndote un baño de crema. Tomate un rato para relajarte, te aseguro que el reencuentro con tu hijo ¡va a ser mucho mejor! Solo vas a poder ser buena madre si sentís profundamente que aun en este desorden, estás haciendo lo mejor que podés para conectar con tu hijo, para construir un puente invisible que ambos van a transitar durante toda la vida.

No te presiones de más, no se trata de ganarse el premio a la madre del año, sino de lograr, entre otras cosas, que ese ser indefenso y chiquitito sepa que siempre, indudablemente, vas a estar ahí para él.

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, Especialista en Terapias de Pareja y Directora de www.clinicadeparejas.com

Paternidad y Deseo Sexual

¿Sentís que tu pareja ya no tiene el mismo deseo sexual que antes de ser papá? En esta nota te explico por qué disminuye el deseo sexual masculino después del parto y cómo resolverlo.
Muchas gracias a la Revista Es de Mamá por esta hermosa nota!

El deseo sexual en el hombre después del parto

EL DESEO SEXUAL EN EL HOMBRE DESPUÉS DEL PARTO
Es normal que el deseo sexual puede verse afectado en esta montaña rusa que es la paternidad.
Por Mariana Kersz
sexualidad-dps-del-parto-pixabay
Foto: Pixabay
La paternidad trae aparejados muchos cambios. Muchos hombres se sienten abrumados por la inmensa responsabilidad que tienen ahora y eso les genera una gran inestabilidad a nivel emocional, sumado al cansancio por las noches sin dormir y los cuidados hacia su pareja y el bebé, hacen un tsunami que en algunos hombres puede dejar poco lugar al deseo sexual.Es importante entender que es perfectamente normal que en esta situación de tanto estrés y presión -emocional, laboral, familiar- el hombre se sienta perturbado. Incluso hombres que han tenido relaciones durante todo el embarazo y luego del parto quedan “en pausa”, con su deseo totalmente bajo, como si se fueran apagando las luces de una ciudad. Y también hay que entender que habrá un tiempo de ajuste, de entendimiento y de acomodación de la relación, que cambió dando lugar a un nuevo integrante. Ya los tiempos para la intimidad no serán los mismos, estarán más cansados y seguramente más estresados.Habitualmente, el cuerpo de la mujer cambia luego del parto y muchas veces los hombres pierden el interés sexual en ella y la ven más maternal y menos sexy. Algunos hombres que presenciaron el parto quedan tan afectados que sienten que pueden lastimar o hacer doler a su mujer.Retomando la vida sexualNo es fácil retomar la actividad sexual luego de la llegada de un hijo. Sin embargo hay algunas pautas que pueden poner en práctica para recuperar la pasión en la pareja:– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden tener sexo oral, estimularse, darse un baño relajante juntos, buscar momentos para besarse apasionadamente y franelear bajo las sábanas.– Hablar: el diálogo juega un rol esencial en esta situación. Es imposible que tu mujer sepa lo que sentís si no se lo decís.– Descansar: La llegada de un hijo es uno de los hitos trascendentales en la vida de todo individuo. Sin embargo es también una montaña rusa emocional, y es necesario descansar y relajarse, no solo para poder estar preparados para la demanda del bebé sino también para tener energía suficiente para compartir lindos momentos en pareja.– Aceptar: Las cosas cambiaron. Ya, difícilmente, puedan salir hasta cualquier hora y luego volver a casa para tener sexo desenfrenado. Seguramente van a tener que reemplazar todo esto por ver una película abrazados en el sillón y preparados para levantarse si el bebé los necesita. Aceptar, entender, asumirlo…es también parte de la paternidad.– Ponerse de novios: Durante unas horas los fines de semana pueden dejar al bebé al cuidado de los abuelos y dedicarse a reinventar la pareja en total intimidad y sin interrupciones.– No esperar: La baja del deseo sexual no se soluciona con el tiempo, al contrario, tiende a empeorar si no se consulta a un especialista. Los tratamientos suelen ser breves, totalmente exitosos y destinados específicamente a recuperar la energía sexual perdida.Mariana Kersz es nuestra Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja. MN. 59610. Es también psicóloga y directora de Clínica de Parejas. www.clinicadeparejas.com. Podés dejarle tus preguntas en [email protected]
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN N° 59610
Consultas: [email protected]
Tel.: (011) 2000-1730

Sexo después del parto

Les comparto una nueva nota que salió publicada en la Web Es de Mamá, donde conversamos acerca de las relaciones sexuales después del parto.

SEXO DESPUÉS DEL PARTO

Recuperar la vida sexual después de la llegada de un bebé no siempre es fácil para una pareja

Por Ana Paula Queija y Verónica De Martini

Pixabay2

Foto: Pixabay 

Cuando el obstetra indica “vida normal” después de la cuarentena posterior al parto, la pareja queda habilitada para reencontrarse sexualmente. Sin embargo, no siempre resulta fácil y mucho menos espontáneo.

No existen tiempos ni recetas para recuperar la intimidad de la pareja, pero es clave que ninguno de los dos se sienta presionado. Hablamos con la Lic. Mariana Kersz que nos dio tres consejos que pueden ayudar:

  • Durante el primer año de vida del bebé, los encuentros sexuales se dificultan por la falta de sueño, el cansancio y las múltiples tareas. También el dolor de la episiotomía o los puntos de una cesárea pueden interferir, y ni hablar de la imagen corporal que el espejo nos devuelve luego de tener un hijo. Más allá de las indicaciones del médico, muchas parejas deciden esperar unos meses hasta que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad, y pueda sentirse cómoda consigo misma.
  • Es importante que exista conexión en la pareja, más allá del sexo. Con mimos, caricias, una buena charla, o una película juntos (aunque implique poner pausa varias veces a causa de la demanda del bebé), se pueden recuperar momentos de los dos que van a facilitar el reencuentro. Poner el foco en otro lado, y evitar las presiones en torno a volver a tener relaciones sexuales también favorecerá la situación.
  • Si tu pareja ya está preparada y vos no, lo ideal es que se converse mucho al respecto, y le expliques tus motivos. Hablar de las razones de cada uno, entenderse y respetarse es fundamental para que la relación se mantenga sana.


Una explicación más…

La Dra. Silvina Valente, sexóloga y obstetra, asegura que durante la etapa de amamantamiento, no sólo cambia nuesta percepción de los propios pechos –pasan de ser un elemento de la sexualidad, a un medio para alimentar a nuestro bebé- sino que además, el nivel de prolactina en nuestro cuerpo se mantiene tan alto que inhibe el deseo sexual.

 

Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y Directora de la Clínica de Parejas.

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

¿Dudas? ¡Consultanos!

Cel.: (011) 15 3404 0555

[email protected]