Tag Archives: impotencia

Disfunción eréctil

disfunción eréctil

Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil
La disfunción eréctil es más conocida bajo el término impotencia. La disfunción eréctil es un síntoma muy habitual en los hombres. No se transmite por vía sexual y aumenta con la edad. Se cree que afecta a menos del 5% de los hombres de 40 años y hasta al 60% de los hombres que tienen más de 70 años. Cuando se produce la disfunción eréctil en hombres jóvenes, generalmente tiene causa psicológica, emocional.

¿Qué es la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es la incapacidad de conseguir y/o mantener en el tiempo una erección de calidad suficiente como para tener una actividad sexual satisfactoria. Una erección debe ser lo suficientemente rígida como para poder permitir la penetración en la vagina, la boca o el ano. Es importante señalar que el coito anal requiere que el pene se encuentre más hinchados (erección más rígida), ya que debe cruzar los poderosos músculos del esfínter anal. Cuando las dificultades de erección se producen sólo durante la penetración anal, es una forma particular de la disfunción eréctil. En otras formas de disfunción eréctil, el hombre puede conseguir una erección y penetrar, pero pierde su erección durante el coito.

Es común que la disfunción eréctil?
Si bien no hay cifras oficiales en el consultorio sexológico de Clínica de Parejas recibimos a diario a hombres y parejas con consultas vinculadas con la disfunción eréctil. En un año recibimos más de 1200 casos de disfunción eréctil de hombres de más de 30 años de edad.

¿Qué causa la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es multifactorial, puede ser causada por factores emocionales, orgánicos, neurológicos, vinculares, sociales, religiosos, de educación, morales y hasta laborales.
En los hombres de 20 a 40 años hay un tipo de disfunción eréctil vinculada a factores emocionales, como:
– ansiedad,
– estrés,
– una nueva pareja sexual,
falta de interés sexual,
– depresión, etc.

Si la causa es orgánica, el médico puede hacer un chequeo general de salud y evaluar qué medidas tomar al respecto. Los problemas vasculares son los que generalmente producen pérdida de erección, por el estrechamiento de los vasos sanguíneos, es decir: si no se irriga suficiente sangre al pene la erección es inadecuada. Algunos factores como la diabetes, la hipertensión (presión sanguínea alta) y el aumento del colesterol pueden generar impotencia sexual.

Otras causas de disfunción eréctil (impotencia) pueden ser:

Tabaquismo
Drogas
Alcohol
Falta de actividad física
La ingesta de algunos medicamentos (productos para la caída del cabello, o anabólicos, por ejemplo, detienen la formación de testosterona en los hombres).

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción eréctil?
La incapacidad para tener una erección.
La incapacidad para penetrar a la pareja (pérdida de la erección o disminución de la rigidez con la penetración).
La incapacidad para mantener una erección en el momento del orgasmo.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?
En Clínica de Parejas realizamos un interrogatorio exhaustivo respecto al estilo de vida, el consumo de drogas, alcohol, tabaco, conversamos acerca de la relación de pareja y las causas que pudieron haber llevado a este síntoma. Además se sugiere -siempre- realizar una interconsulta médica para un chequeo hormonal y dar comienzo a un tratamiento psicológico para acompañar el diagnóstico de disfunción eréctil.

Cómo prevenir la falta de erección?
Los cambios de conducta ayudan a mantener una buena salud sexual.
Por ejemplo:
Adoptar un estilo de vida saludable.
Comenzar psicoterapia,
realizar un chequeo médico,
una charla con un nutricionista para evitar el sobrepeso,
realizar actividad física regularmente (una caminata de 30 minutos al día puede servir para comenzar a cambiar los hábitos).
Dejar de fumar
Mantenerse alejado de drogas y alcohol
Evitar el stress
Mejorar el vínculo de pareja

Impotencia sexual

Falta de erección

La disfunción sexual no es exclusivamente masculina, por el contrario, en Clínica de Parejas encontramos un alto índice de mujeres que también padecen disfunción sexual femenina.  sin embargo existen técnicas y estrategias que ayudan a mejorar esta situación y potenciar la vida sexual.

En Clínica de Parejas atendemos pacientes con disfunción eréctil y modificamos positivamente la forma de entender la sexualidad y la vida en pareja. No dejes de consultarnos.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Tel.: 2000-1730 (turnos).

¡No se me para!

En el consultorio sexológico de Clínica de Parejas, escuchamos con regularidad comentarios como “Licenciada, no se me para”…o “antes tenía una erección increíble…y ahora sufro de impotencia sexual”. La disfunción eréctil es un sintoma que está relacionado con factores físicos y psicológicos. En varones mayores de 50 años son los factores de riesgo vascular como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol elevado, sedentarismo u tabaquismos lo que con mayor frecuencia producen la dificultad para lograr o mantener una erección. Otras veces los factores emotivos relacionados con ansiedad, temor al fracaso, problemas de pareja, son los que ocasionan o se asocian al síntoma. Y muchas veces, casi todas, es un síntoma multicausal, es decir que influyen incluso factores relacionados a la educación sexual, las creencias, los prejuicios. No sólo factores orgánicos (como diabetes o enfermedades cardiovasculares) o psicológicos (como ansiedad o stress) sino también sociales y culturales.
Mitos en Sexualidad

Mitos en Sexualidad

Cuando alguna persona presenta disfunción eréctil lo primero es descartar que esto no sea un síntoma de un problema circulatorio, diabetes, problemas hormonales, problemas cardíacos que estén dificultando la circulación. En Clínica de Parejas lo primero que hacemos es una interconsulta con un urólogo o médico clínico que permita descartar que  la falta de erección no sea el síntoma de una enfermedad silenciosa que no se haya detectado. Por supuesto evaluamos también si es una situación de falta de deseo sexual o deseo sexual hipoactivo. 
Una de las técnicas más eficaces para trabajar la zona pélvica irrigando mayor cantidad de sangre y que permite lograr mejores erecciones consiste en la contracción del músculo pubocoxígeo, es decir, los movimientos Kegel, que podés ver en esta nota. 
No dejes de consultar! Existe una solución.
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga | Psicóloga
MN N° 59610
Tel.: (011) 2000-1730
[email protected]