Tag Archives: falta de interés sexual

Disfunción eréctil

disfunción eréctil

Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil
La disfunción eréctil es más conocida bajo el término impotencia. La disfunción eréctil es un síntoma muy habitual en los hombres. No se transmite por vía sexual y aumenta con la edad. Se cree que afecta a menos del 5% de los hombres de 40 años y hasta al 60% de los hombres que tienen más de 70 años. Cuando se produce la disfunción eréctil en hombres jóvenes, generalmente tiene causa psicológica, emocional.

¿Qué es la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es la incapacidad de conseguir y/o mantener en el tiempo una erección de calidad suficiente como para tener una actividad sexual satisfactoria. Una erección debe ser lo suficientemente rígida como para poder permitir la penetración en la vagina, la boca o el ano. Es importante señalar que el coito anal requiere que el pene se encuentre más hinchados (erección más rígida), ya que debe cruzar los poderosos músculos del esfínter anal. Cuando las dificultades de erección se producen sólo durante la penetración anal, es una forma particular de la disfunción eréctil. En otras formas de disfunción eréctil, el hombre puede conseguir una erección y penetrar, pero pierde su erección durante el coito.

Es común que la disfunción eréctil?
Si bien no hay cifras oficiales en el consultorio sexológico de Clínica de Parejas recibimos a diario a hombres y parejas con consultas vinculadas con la disfunción eréctil. En un año recibimos más de 1200 casos de disfunción eréctil de hombres de más de 30 años de edad.

¿Qué causa la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es multifactorial, puede ser causada por factores emocionales, orgánicos, neurológicos, vinculares, sociales, religiosos, de educación, morales y hasta laborales.
En los hombres de 20 a 40 años hay un tipo de disfunción eréctil vinculada a factores emocionales, como:
– ansiedad,
– estrés,
– una nueva pareja sexual,
falta de interés sexual,
– depresión, etc.

Si la causa es orgánica, el médico puede hacer un chequeo general de salud y evaluar qué medidas tomar al respecto. Los problemas vasculares son los que generalmente producen pérdida de erección, por el estrechamiento de los vasos sanguíneos, es decir: si no se irriga suficiente sangre al pene la erección es inadecuada. Algunos factores como la diabetes, la hipertensión (presión sanguínea alta) y el aumento del colesterol pueden generar impotencia sexual.

Otras causas de disfunción eréctil (impotencia) pueden ser:

Tabaquismo
Drogas
Alcohol
Falta de actividad física
La ingesta de algunos medicamentos (productos para la caída del cabello, o anabólicos, por ejemplo, detienen la formación de testosterona en los hombres).

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción eréctil?
La incapacidad para tener una erección.
La incapacidad para penetrar a la pareja (pérdida de la erección o disminución de la rigidez con la penetración).
La incapacidad para mantener una erección en el momento del orgasmo.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?
En Clínica de Parejas realizamos un interrogatorio exhaustivo respecto al estilo de vida, el consumo de drogas, alcohol, tabaco, conversamos acerca de la relación de pareja y las causas que pudieron haber llevado a este síntoma. Además se sugiere -siempre- realizar una interconsulta médica para un chequeo hormonal y dar comienzo a un tratamiento psicológico para acompañar el diagnóstico de disfunción eréctil.

Cómo prevenir la falta de erección?
Los cambios de conducta ayudan a mantener una buena salud sexual.
Por ejemplo:
Adoptar un estilo de vida saludable.
Comenzar psicoterapia,
realizar un chequeo médico,
una charla con un nutricionista para evitar el sobrepeso,
realizar actividad física regularmente (una caminata de 30 minutos al día puede servir para comenzar a cambiar los hábitos).
Dejar de fumar
Mantenerse alejado de drogas y alcohol
Evitar el stress
Mejorar el vínculo de pareja

Impotencia sexual

Falta de erección

La disfunción sexual no es exclusivamente masculina, por el contrario, en Clínica de Parejas encontramos un alto índice de mujeres que también padecen disfunción sexual femenina.  sin embargo existen técnicas y estrategias que ayudan a mejorar esta situación y potenciar la vida sexual.

En Clínica de Parejas atendemos pacientes con disfunción eréctil y modificamos positivamente la forma de entender la sexualidad y la vida en pareja. No dejes de consultarnos.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Tel.: 2000-1730 (turnos).

Parejas sin Sexo

Si, el sexo importa. Si, es parte de una pareja. Una pareja sin sexo es una pareja que por alguna razón decide perder una parte sustancial de su escencia. El sexo nos diferencia de otros vínculos, nos define como pareja. Este momento es sustancial en la vida de ambos, donde pueden entregarse por completo el uno al otro, intercambiando sus pasiones y sus secretos más íntimos. Mucho más allá del mero placer físico, el erotismo en si mismo permite un pleno descubrimiento de nosotros mismos y del otro: descubrimos, buscamos lo que queremos experimentar, nos tomamos el tiempo para disfrutar de este placer compartido, básicamente nos gusta por sí mismo y por el otro, en relación con el otro.
Sin embargo, en Clínica de Parejas observo todos los días en mi consultorio que es mucho más fácil que el deseo sexual disminuya a que se mantenga. Es paradójico.  Por supuesto es cierto que mantener la llama de la pasión es un reto del día a día. El deseo sexual hay que cultivarlo, cuidarlo…no se renueva automáticamente, si o si hay que trabajar a diario para mantener la intimidad y la pasión con nuestra pareja.
Deseo Sexual

Deseo Sexual

¿Por qué se pierde el deseo sexual en una pareja?
  • Anticipación negativa del encuentro sexual (“no me gusta” “no voy a poder”, “va a ser otra vez lo mismo”, etc)
  • Concepción errónea de la sexualidad
  • Influencias de las normas sociales
  • Influencia de la educación religiosa
  • Pensamientos depresivos
  • Ausencia o poca presencia de pensamientos eróticos
  • Sentimiento de culpa, repugnancia o frustración
  • Desconocimiento del propio cuerpo y el cuerpo de tu pareja
Sexo…¿un poco, mucho, apasionadamente, con locura?
La importancia del sexo no está si o si determinada en la frecuencia de las relaciones sexuales. Algunas parejas se sienten excelentes aun teniendo una intimidad sexual muy limitada. Otros, incluso con una alta frecuencia de relaciones sexuales, se sienten insatisfechos. La pregunta clave sigue encontrando respuesta en el sufrimiento expresado por uno o ambos cónyuges. Para muchas parejas, no es fácil encontrar el equilibrio adecuado entre los deseos de uno y otro sin caer en la frustración.
No importa cuántas veces por hora tienen relaciones, ni cuántas veces al día, al mes o al año. Se piensa mucho más allá de esto y se analiza cómo la pareja vive su sexualidad. Que ambos miembros de la pareja no tengan exactamente el mismo nivel de deseo es inevitable, incluso esperable. Sin embargo, para la salud de su relación, la pareja debe encontrar un ritmo respetando la naturaleza de cada uno.
Antes de preocuparse excesivamente si hay una disminución en el interés por el sexo, tengan en cuenta que puede ser una disminución pasajera, transitoria del deseo, sin que se convierta en un cuadro de deseo sexual hipoactivo. Hay una gran diferencia en ambos, principalmente marcada por el tiempo: en la hipoactividad del deseo sexual los sexólogos hablamos de un período mayor a 6 meses sin interés alguno por la vida sexual. Estén atentos, por supuesto, pero sin alarmarse si pasan algunas semanas sin sexo o si se distancia la frecuencia sexual.
La pérdida de la libido, ¿es algo aislado o un fenómeno común?
De acuerdo con la estadística propia de Clínica de Parejas, la pérdida de la libido se observa a menudo tanto en las mujeres como en los hombres. Como sexóloga recibo a diario un porcentaje significativo de consultas para este síntoma (en comparación con otros motivos de consulta sexológica de Clínica de Parejas). Y aun así, llegar al consultorio sexológico sigue siendo tal vez aún más difícil para los hombres que para las mujeres.
Existe una solución a la falta de deseo sexual o el deseo sexual hipoactivo (DSH)
De la misma manera que hay varios factores que pueden explicar la falta de deseo, hay estrategias que pueden aumentarlo. El tratamiento contra la falta de deseo sexual es realmente muy efectivo, es un tratamiento breve, focalizado, que busca ir directo a la situación que vive la pareja.
Tratamientos para despertar el deseo
A menudo escuchamos que la necesidad de sexo es biológica, instintiva. Si ese fuera el caso, el tratamiento se podría resumir añadiendo hormonas como la testosterona en personas que experimentan falta de deseo y se resolvería rápidamente. Esta visión es muy simplista, si bien el uso de hormonas a veces puede ser muy útil tanto para hombres y mujeres, en nuestra experiencia en Clínica de Parejas sabemos que el deseo no es el resultado de las hormonas, sino que está influenciado por la cultura, la educación, la religión, es decir, es multifactorial. Todos estos elementos -y muchos más- modulan la intensidad, la frecuencia y la dirección de nuestro deseo.
En Clínica de Parejas te ofrecemos un tratamiento efectivo, eficaz y altamente exitoso que combate las causas del deseo sexual hipoactivo. Una terapia sexual que va a ayudarlos a centrarse en todas las variables de estimulación del deseo y a analizar como parejas diversas estrategias para aumentar su nivel de deseo. La terapia sexual también puede ayudarlos a mantener o restaurar una comunicación sensual y erótica en la pareja.
Consultanos por el tratamiento contra el deseo sexual hipoactivo.
[email protected]
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/