Tag Archives: falta de deseo sexual

Disfunción eréctil

disfunción eréctil

Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil
La disfunción eréctil es más conocida bajo el término impotencia. La disfunción eréctil es un síntoma muy habitual en los hombres. No se transmite por vía sexual y aumenta con la edad. Se cree que afecta a menos del 5% de los hombres de 40 años y hasta al 60% de los hombres que tienen más de 70 años. Cuando se produce la disfunción eréctil en hombres jóvenes, generalmente tiene causa psicológica, emocional.

¿Qué es la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es la incapacidad de conseguir y/o mantener en el tiempo una erección de calidad suficiente como para tener una actividad sexual satisfactoria. Una erección debe ser lo suficientemente rígida como para poder permitir la penetración en la vagina, la boca o el ano. Es importante señalar que el coito anal requiere que el pene se encuentre más hinchados (erección más rígida), ya que debe cruzar los poderosos músculos del esfínter anal. Cuando las dificultades de erección se producen sólo durante la penetración anal, es una forma particular de la disfunción eréctil. En otras formas de disfunción eréctil, el hombre puede conseguir una erección y penetrar, pero pierde su erección durante el coito.

Es común que la disfunción eréctil?
Si bien no hay cifras oficiales en el consultorio sexológico de Clínica de Parejas recibimos a diario a hombres y parejas con consultas vinculadas con la disfunción eréctil. En un año recibimos más de 1200 casos de disfunción eréctil de hombres de más de 30 años de edad.

¿Qué causa la disfunción eréctil?
La disfunción eréctil es multifactorial, puede ser causada por factores emocionales, orgánicos, neurológicos, vinculares, sociales, religiosos, de educación, morales y hasta laborales.
En los hombres de 20 a 40 años hay un tipo de disfunción eréctil vinculada a factores emocionales, como:
– ansiedad,
– estrés,
– una nueva pareja sexual,
falta de interés sexual,
– depresión, etc.

Si la causa es orgánica, el médico puede hacer un chequeo general de salud y evaluar qué medidas tomar al respecto. Los problemas vasculares son los que generalmente producen pérdida de erección, por el estrechamiento de los vasos sanguíneos, es decir: si no se irriga suficiente sangre al pene la erección es inadecuada. Algunos factores como la diabetes, la hipertensión (presión sanguínea alta) y el aumento del colesterol pueden generar impotencia sexual.

Otras causas de disfunción eréctil (impotencia) pueden ser:

Tabaquismo
Drogas
Alcohol
Falta de actividad física
La ingesta de algunos medicamentos (productos para la caída del cabello, o anabólicos, por ejemplo, detienen la formación de testosterona en los hombres).

¿Cuáles son los síntomas de la disfunción eréctil?
La incapacidad para tener una erección.
La incapacidad para penetrar a la pareja (pérdida de la erección o disminución de la rigidez con la penetración).
La incapacidad para mantener una erección en el momento del orgasmo.

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?
En Clínica de Parejas realizamos un interrogatorio exhaustivo respecto al estilo de vida, el consumo de drogas, alcohol, tabaco, conversamos acerca de la relación de pareja y las causas que pudieron haber llevado a este síntoma. Además se sugiere -siempre- realizar una interconsulta médica para un chequeo hormonal y dar comienzo a un tratamiento psicológico para acompañar el diagnóstico de disfunción eréctil.

Cómo prevenir la falta de erección?
Los cambios de conducta ayudan a mantener una buena salud sexual.
Por ejemplo:
Adoptar un estilo de vida saludable.
Comenzar psicoterapia,
realizar un chequeo médico,
una charla con un nutricionista para evitar el sobrepeso,
realizar actividad física regularmente (una caminata de 30 minutos al día puede servir para comenzar a cambiar los hábitos).
Dejar de fumar
Mantenerse alejado de drogas y alcohol
Evitar el stress
Mejorar el vínculo de pareja

Impotencia sexual

Falta de erección

La disfunción sexual no es exclusivamente masculina, por el contrario, en Clínica de Parejas encontramos un alto índice de mujeres que también padecen disfunción sexual femenina.  sin embargo existen técnicas y estrategias que ayudan a mejorar esta situación y potenciar la vida sexual.

En Clínica de Parejas atendemos pacientes con disfunción eréctil y modificamos positivamente la forma de entender la sexualidad y la vida en pareja. No dejes de consultarnos.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Tel.: 2000-1730 (turnos).

La ilusión del Iceberg

Para lograr resultados en una terapia sexual, es necesario un cambio de conducta. En muy poco tiempo se ven los primeros cambios, y pronto se logra una vida sexual plena y feliz!

Clinica de Parejas

Clinica de Parejas

El éxito del tratamiento se basa en la dedicación diaria, el esfuerzo, la persistencia y el cambio de hábitos, pero también en tener en cuenta que habrá fallos y recaídas que nos permiten ajustar una y otra vez el tratamiento para controlar todos los factores que han llevado al síntoma. Vos controlás el síntoma: el síntoma no te controla a vos.
Una vez comenzado el tratamiento sexológico, ya en la primera consulta, el alivio de saber que existe una solución es absolutamente esperanzador.
No dejes de consultar, existe una solución!
Terapia Sexual y Psicológica para Adultos y Parejas
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga
 

Deseo Sexual Hipoactivo

Deseo Sexual

Deseo Sexual

Últimamente en el consultorio noto que más y más parejas se quejan de no estar teniendo relaciones sexuales durante días…semanas…e incluso ¡meses! Este es uno de los principales motivos de consulta en Clínica de Parejas. El segundo motivo de consulta es la eyaculación precoz.

Se aman, se respetan, se admiran…sin embargo ha desaparecido el deseo sexual. No puedo dejar de explicar, en esta nota, qué es lo que habitualmente sucede. La secuencia habitual es “cuando el llega de trabajar necesita relajarse y mira el celular, o el partido…yo mientras cocino algo. Cenamos mirando una serie y nos vamos a dormir, siempre estamos agotados”. El ritmo de vida actual, frenético, productivo y acelerado no deja el lugar suficiente para el deseo sexual. Ni hablar si además, esa pareja tiene hijos (cuando son grandes porque siguen viviendo en casa y cuando son chiquitos porque todo su requerimiento es físico). Se va perdiendo…lo vamos ahogando. El deseo sexual no se recupera espontáneamente, no hay manera de que reviva si no hacemos algo para sentirlo. Voluntariamente vuelve, “naturalmente” no. Pero existen (muchas) técnicas y estrategias que se utilizan para revivirlo.

El erotismo es una de las principales diferencias que hacen a una pareja. El erotismo, la sensualidad, el sexo y la intimidad son las cuestiones que diferencian a los amigos y a la familia de nuestra pareja. Por supuesto mi pareja puede ser mi amigo, pero esta diferencia tan notoria es la que tenemos que tener en cuenta cuando pensemos en lo que nos está pasando a ambos con la  dificultad, por ejemplo, de tomar la iniciativa para tener relaciones sexuales.

Falta de Deseo…¿por qué?

Las causas de la falta de deseo o deseo sexual hipoactivo pueden ser orgánicas o psicológicas. Entre las causas orgánicas algunas pueden ser: desordenes hormonales, diabetes, tiroides, adicciones, embarazo (principalmente en el período de lactancia), algunos fármacos, etc. Entre los factores psicológicos, depresión, infidelidad, crisis en la pareja, educación moralista, miedo a embarazos, preocupaciones por el cuerpo, temor a enfermedades de transmisión sexual, falta de atracción, etc.

¿Qué hacer para recuperar el deseo sexual con mi pareja?

En primer lugar, como en cualquier otra situación conflictiva, reconocer que existe un problema y que hay que resolverlo. Detectar entre ambos las posibles causas ayuda mucho a identificar la raíz del problema y buscar soluciones adecuadas, por ejemplo, si el problema es que no te gusta que él te de sexo oral, simplemente dejará de hacerlo. Por supuesto no es lo mismo que alguno de los dos esté bajo mucho stress laboral a vivir una crisis por una infidelidad. Otra alternativa que ayuda mucho es mejorar la comunicación, lo cual no significa “hablar más”, sino “hablar mejor”. Decir exactamente lo que sentimos, evitando los reproches y hablando desde uno mismo, sin culpar ni exigir del otro, intentando consensuar en lo que ambos quieren y desean.

¿Qué pasa si nada de esto funciona?

En Clínica de Parejas te ofrecemos miles de posibilidades para incrementar el deseo sexual de la pareja. Hay tratamientos y soluciones muy específicas que funcionan perfectamente para logar aumentar el deseo sexual de ambos y acercarlos nuevamente al erotismo y la sensualidad perdidas.

No permitan que la vida cotidiana los aleje. Existen soluciones concretas para la falta de deseo sexual.

Consultanos: 

[email protected]

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

MN N° 59610