Tag Archives: deseables

Bulimia y Anorexia – Lic. Mariana Kersz en Diario La Nacion

En este audio para LA NACION te cuento qué son y de qué se tratan los trastornos de alimentación más frecuentes y qué hacer para identificarlos a tiempo.

https://www.lanacion.com.ar/2132343-harta-de-hablar-de-dietas-y-kilos-a-los-21-se-propuso-reducir-la-presion-de-los-medios-sobre-el-tema

Lic. Mariana Kersz - Clinica De Parejas

Lic. Mariana Kersz – Clinica De Parejas

Hola, soy la Lic. Mariana Kersz, soy Psicóloga Clínica y Sexologa, Especialista en Terapias de Pareja y Directora de Clínica de Parejas. y hoy vamos a hablar de los trastornos de alimentación más frecuentes entre los 12 y los 25 años: la bulimia y anorexia.

Hablamos de patologías propias de la actualidad, que pueden causar desnutrición, afecciones cardiacas e incluso la muerte. Decimos que son multicausales: se padecen de manera individual, pero hunden sus raices en causas endorcrinológicas,, hormonales, emocionales, vinculares, e históricas de quien la padecen. Y esto es lo que aporta complejidad en cada cuadro, porque sus efectos no están limitados a una sola área, sino que los seres queridos de quien sufre el trastorno resienten viven también las consecuencias de estas enfermedades. Por esto es fundamental que el abordaje sea integral y hacerse desde diferentes flancos, porque el tratamiento y sus estrategias deben ser tan complejos como el síntoma en sí mismo. Porque la anorexia no es sólo la falta de apetito, tiene que ver también con la reducción de la ingesta de alimentos adecuada en relación con la edad, altura y necesidades vitales acordes, que generalmente está motivada por la preocupación excesiva de no subir de peso o por reducirlo. Del mismo modo, en la bulimia no se trata solo de la purga del alimento sino de consumir en forma de atracón, con la sensación de pérdida de control.Esta voracidad va seguida de sentimientos de culpa, lo que lleva a la autoinducción del vómito, el consumo de laxantes o enemas, el ejercicio excesivo y el ayuno. Así como dijimos que no es solo un síntoma sino un conjunto de signos y conductas de riesgo, encontramos preocupación excesiva por el peso, por estar delgados. La imagen corporal de sí mismo está distorsionada y no corresponde a la realidad.

Así como decíamos que el trastorno de alimentación es multicausal, lo mismo decimos respecto de las vías de prevención temprana. Debe hacerse en diferentes ámbitos, modfiicando estructuras familiares que enferman, una cultura que presiona, una sociedad que exige, amistades que pueden ser indiferentes. Se sugiere también la incorporación de programas de prevención desde el inicio de la edad escolar para que los jóvenes lleguen con más herramientas a su adolescencia.

La bulimia y la anorexia se inician o presentan principalmente en adolescentes y púberes; y 9 de cada 10 adolescentes que los presentan son mujeres.  Hoy respondemos culturalmente a un modelo corporal único: delgado, fuerte,, joven, uniforme. Un cuerpo  que se adquiere con dietas, ejercicio y cirugías. En la mujer esta exigencia es cada vez más grande e implica mayores contradicciones que en el hombre: ser eternamente deseables y al mismo tiempo madres; físicamente jóvenes pero con la experiencia de la madurez, tener un cuerpo esbelto, hermoso y atractivo sin dejar de ser inteligentes, hábiles y astutas y ser pasionales pero sin perder el autocontrol.

Si bien son trastornos complejos y multifactoriales, hay que rescatar e identificar la singularidad del caso a caso. Por eso se trata de identificarlos en forma temprana y lograr una derivación al equipo de salud, que puede ser dada por la familia del paciente, el médico de familia o el personal de la escuela. Así, un equipo Multi e interdisciplinario compuesto por terapeutas y médicos de diferentes especializaciones pone en marcha estrategias de abordaje concretas. El tratamiento psicológico es individual, grupal y familiar porque esto contribuye al desarrollo del proceso de recuperación en la medida en que influye en la toma de conciencia sobre la enfermedad y sus riesgos, así como en la aceptación de la participación de los otros en el proceso de curación, desde el equipo interdisciplinario en el que los médicos y nutricionistas diagnostican el estado general de salud, los niveles de nutrición y los desequilibrios internos, hasta la familia y los amigos que pueden lograr nuevas herramientas para acompañar al paciente con la educación, tratamiento, controles, orientación, seguimiento y eventualmente internación en caso de ser necesario.

No dejes de consultar con un profesional de salud mental.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/