Bendita adolescencia! Hormonas, nuevos amigos, llantos, caprichos…La adolescencia implica un gran cambio en el proceso de transformación de la niñez a la adultez, pero no es un duelo que atraviesa solo, por el contrario, toda la familia y su entorno más cercano está pendiente (y muy al tanto) de los cambios que le suceden a nivel físico y emocional.

Habitualmente en la adolescencia surgen los primeros besos, las primeras emociones, el primer amor…y muchas veces, la primera relación sexual. En esta etapa, donde todo es nuevo, todo es fantástico y existe -si, existe- el amor para toda la vida, los sentimientos de amor son tan fuertes que hacen que todo quede grabado a fuego de por vida. Todos recordamos nuestro primer amor, aunque haya durado una semana y nunca más vimos a esa persona. Este amor, el primero, el más maravilloso, es la entrada al mundo de la adultez. Tener un vínculo estable hace que los adolescentes se sientan en un nuevo grupo de pertenencia, el de los adultos.  Así, los adolescentes tienen amistades diferentes, mucho más intimas de las que han tenido hasta el momento. Y entre estas variables, algo que hace único y especial al primer amor es que suelen encontrar un espacio para los primeros encuentros eróticos. De este modo el deseo sexual comienza a florecer de a dos, por primera vez.

Es dificil, para muchos padres hablar con sus hijos respecto al sexo y lo que pueden esperar al respecto. En general recomiendo siempre una charla franca y abierta que permita que los chicos indaguen y puedan interrogar lo que necesiten pero en caso de no ser posible, existen otros recursos:

  • Literatura: existen muchos libros que hablan de sexo para los adolescentes y pueden ser una fuente útil de información. Es importante compartir la lectura con ellos y no dejarlos solos.
  • Videos: muchos canales de youtube están diseñados para la educación sexual, acompañar a los hijos a ver estos videos y elegir en familia el contenido para poder verlos juntos ayuda a desdramatizar y naturalizar el tema.
  • Consulta sexológica: muchos padres acompañan a sus hijos a una consulta en mi consultorio sexológico, de modo de poder estar asesorador por una profesional de la sexología que los pueda guiar en el aprendizaje de su futuro comportamiento sexual.

A veces, cuando surge la primera ruptura también llega la sensación de fracaso. Y esto es un gran drama para estos adolescentes que han depositado expectativas, ilusiones y fantasías en su primer amor. Es fundamental que la familia y los amigos los apoyen y se sientan cuidados y rodeados de afecto.

La adolescencia, en definitiva, pasará, y estos jóvenes se convertirán tarde o temprano en adultos. Y es todo un proceso y un entrenamiento que deberán realizar para poder convertirse en adultos responsables y cuidadosos con su cuerpo y el cuerpo del otro.

Consultanos:

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
[email protected]

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 3 =