Orgasmo Femenino

Orgasmo Femenino

El placer femenino sigue siendo un misterio en muchos aspectos, incluso para la ciencia: la cuestión del origen del orgasmo femenino parece estar siempre en duda.
Se habla de orgasmo vaginal y de orgasmo clitoriano, pero de que hay dos tipos de orgasmos femeninos, del clítoris y la vagina, pero: ¿Existen realmente dos tipos de orgasmos?
Orgasmos vaginales
Las paredes de la vagina tienen terminaciones nerviosas, por lo que 1/3 de las mujeres asegura que tienen orgasmos vaginales. Sin embargo la sensación es más difusa y no tan intensa y aguda como en el orgasmo clitoriano.
Orgasmos clitorianos
Los orgasmos vaginales no son menores a los clitorianos, son diferentes. Los orgamos que proporciona la fricción del clítoris son mucho más intensos y generan niveles más elevados de placer acompañados de espasmos involuntarios y contracciones vaginales.
Aproximadamente el 1/3 de las mujeres llega al orgasmo durante la penetración. Lo cierto es que los expertos creen que estas mujeres posiblemente tengan un clítoris más grande de lo normal que permita mayor fricción con el pene
El punto G
El punto G amerita todo un apartado especial. El Dr. Grafenberg en Alemania hacia 1950 afirmaba que existía tal sensibilidad erótica en la pared superior de la vagina, que las mujeres podrían incluso eyacular si eran bien estimuladas. El punto G es un grupo de glándulas y terminaciones nerviosas que se encuentra cerca de la uretra. Solo se puede ubicar cuando lo estimulamos, palpando la zona se va a ir hinchando y se siente una superficie sobresaliente y rugosa, como una pasa de uva grande. El orgasmo que proporcionan las caricias suaves en esta zona es muy diferente del clitoriano, sin embargo puede suceder que eyacules un líquido transparente, que no es orina (no te asustes). Las mejores posiciones para encontrar el punto G durante las relaciones sexuales son con la mujer encima del hombre y en la posición de perrito.
Sin embargo, según un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad Tor Vergata de Roma, la región responsable del placer femenino no estaría localizada únicamente en el clítoris sino en una zona que han llamado “complejo CUV” situado en la parte superior de la vagina. Sería la combinación del clítoris, la uretra y la pared vaginal que llevaría a las mujeres al cielo. Aun queda mucho por investigar y descubrir, pero el orgasmo femenino no sería solo entonces del clítoris o de la vagina, también podría ser de ambos a la vez.
Si bien nuestra anatomía femenina desempeña un papel clave, es sólo uno de los múltiples componentes que hacen a nuestra sexualidad: el conocimiento del cuerpo, la complicidad con su pareja y las emociones que se generan en cada encuentro son decisivos en nuestra satisfacción sexual.
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

fourteen − 6 =