Cuando una mujer sufre un dolor intenso en el momento de la penetración, se dice que padece de dispareunia o coitalgia, este dolor en la penetración es consecuencia del vaginismo: una contracción involuntaria de los músculos de la vagina. Así, el vaginismo y la dispareunia son algunas de las disfunciones sexuales femeninas más habituales que recibo en mi consultorio de Clíncia de Parejas.

Disfunciones femeninas. Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Disfunciones femeninas. Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

El tratamiento contra el vaginismo  y la dispareunia es altamente exitoso. Por supuesto requiere de paciencia y perseverancia, pero en pocos meses las pacientes notan grandes mejorías e incluso se animan a explorar cada vez más su sexualidad. Es un tratamiento integral, enfocado en el síntoma, pero también en la salud mental de la mujer.

El vaginismo se divide en dos tipos, el vaginismo primario, es decir cuando la mujer no ha tenido nunca una relación con penetración porque en cada intento ocurre el cierre involuntario de los músculos de la vagina, y el vaginismo secundario, en el que tras haber mantenido relaciones con penetración de manera normal, e incluso, después de haber tenido hijos, hay un momento en la vida de la mujer en que comienza a producirse la contracción de los músculos pubocoxígeos.

Vaginismo. Lic. Mariana Kersz

Vaginismo. Lic. Mariana Kersz

En general las causas que llevan al dolor en la penetración suelen ser psicológicas, por ejemplo:

  • Miedo al embarazo
  • Miedo a la penetración
  • Fobia al sexo
  • Pudores asociados a la desnudez
  • Inhibición
  • Educación sexual nula o escasa
  • Rígida educación religiosa, entre otras.

En general el tratamiento del vaginismo no implica el uso de farmacología, ni medicamentos. No es necesario operar ni someterse a procesos invasivos. Tampoco es necesario un largo psicoanálisis: la técnica que soluciona el vaginismo está enmarcada en las terapias breves, la estrategia está focalizada y orientada absolutamente a obtener resultados excelentes en el menor tiempo posible, sin que quede ningún dolor ni sensación molesta en el momento del coito.

Los ejercicios Kegel son una de las principales características del tratamiento contra el vaginismo y la dispareunia. Estos ejercicios trabajan puntualmente el músculo pubocoxígeo para controlar y tonificar la musculatura vaginal.

El asesoramiento sexológico, la interconsulta psicológica y realizar los ejercicios indicados son las claves para resolver rápidamente el vaginismo. Consultanos por el tratamiento para combatir el dolor en la penetración: Existe una Solución!

Dolor en la Penetracion Lic. Mariana Kersz

Dolor en la Penetracion Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga Sexóloga
[email protected]

1 comment on “Dolor en la penetración”

  1. Pingback: Disfunciones sexuales femeninas – Clinica De Parejas

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × one =