Category Archives: orgasmo

Diario Clarin – Las lesbianas tienen mejor sexo

En este link el Diario Clarín publicó mi opinión respecto al sexo gay entre mujeres, https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/lesbianas-mejor-sexo-chicas-hetero_0_HJqkogS7X.html

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las parejas hetero? No lo sabemos a ciencia cierta, pero podemos pensar que lejos de los tabúes y prejuicios, entre mujeres conocemos como nadie nuestros cuerpos y podemos entender los ciclos, los tiempos, la dinámica de cada relación sexual y de cada encuentro, que a veces, es difícil de transmitir a los hombres.

Sin embargo, como mujeres, es también parte de nuestra tarea de educar sexualmente a nuestros hijos la de comunicar la posibilidad en los distintos tiempos y posibilidades, no solo de cada sexo y sus particularidades, sino también de las diferentes formas y maneras en las que el amor puede expresarse a través del sexo.

La nota completa a continuación:

“Tengo 50 y hace años que no estoy con varones, pero mi sexualidad desde que estoy con mujeres cambió ciento ochenta grados: tengo muchos más orgasmos. Supongo que es consecuencia de una sexualidad más rica. El sexo con mujeres es lo más: lo seguiré recomendando hasta el resto de mis días”, dice Vivi. Inesperado, ¿o no? Una encuesta de la revista Public HealthEngland del mes de junio, sobre sexualidad, reveló algunos datos sobre los niveles de satisfacción sexual en base a una encuesta a siete mil mujeres.

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero? La Lic. Mariana Kersz lo explica.

La mitad de las encuestadas (de entre 25 y 34 años) no disfrutaba de su vida sexual. El porcentaje bajó al 29% en aquellas que tenían entre 55 y 64 años, lo que sugiere que el sexo para las mujeres mejora con la edad. Esta encuesta no desglosó, precisamente, las preferencias sexuales, pero otros estudios previos sí lo hicieron y muestran la siguiente tendencia: las mujeres que tienen sexo con mujeres tienen más probabilidades de estar entre las que dicen estar más satisfechas.

Un estudio de la Revista de Medicina Sexual llegó a la conclusión de que las lesbianas llegan orgasmo el 75% de las veces que tienen sexo, en comparación con el 61% de las mujeres hétero. La orientación sexual de los hombres, sin embargo, no pareció tener mucho efecto en sus tasas de orgasmo, ¿será por una cuestión de machismo? ¿Cuán bien conocen los compañeros varones el cuerpo de sus compañeras sexuales?

Sobre esto, Eliana (30), una joven bisexual, opina: “Creo que el orgasmo llega más o menos parecido porque tiene más que ver conmigo y lo que me genere la otra persona, no tanto por su sexo, sino por un tema de piel y conexión. El último tiempo no he estado con mujeres (lamentablemente) pero las últimas veces que lo hice fueron espectaculares y los últimos meses con chicos no lo fueron tanto. A veces me dejaron pagando y con ganas de resolverlo, me agotó un poco depender de los tiempos de erección y demás cuestiones masculinas… Por eso creo que se puede asegurar más el orgasmo con una mujer pero, en líneas generales, si hablamos de comparar performances, puedo disfrutar de igual manera cuando de orgasmos se trata”.

Atravesar las aguas de la pasión: ¿qué es el Síndrome de Estrés Postromántico?
¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero? La Lic. Mariana Kersz lo explica.

Un estudio mucho más grande (en que participaron 53.000 estadounidenses) realizado por el Kinsey Institute el año pasado registró números incluso más contundentes, con las mismas tendencias. En este caso, las lesbianas informaron que llegaron el 86% de las veces al orgasmo durante el sexo, en comparación con el 65% de las heterosexuales. Los hombres heterosexuales dijeron que tenían un orgasmo el 95% de las ocasiones. Y no se registraron números respecto a la población trans.

Muchos hombres consideran que pueden dales a sus parejas un orgasmo simplemente con la penetración y… ¡Fallan! Porque esto le sucede nada más que al 20% de la población femenina.

El porno mainstream no es un gran educador al respecto: predomina el sexo violento y la escena acaba cuando ellos llegan. Hay mucha desinformación al respecto y seguimos formando parte de una cultura patriarcal falocéntrica, en la que los orgasmos clitorianos siguen (como decía Freud), siendo ¿de segunda? ¿infantiles? Cuando en realidad abren las puertas del cielo.

Otro tema es la previa. “Creo que lo que cambia entre un hombre y una mujer es que, en el segundo caso, la sexualidad no está enfocada en la genitalidad, sino que todo el cuerpo es una zona erógena”, comenta Carla (31), otra chica bisexual.

Shere Hite, una sexóloga alemana, realizó un importante estudio de la sexualidad femenina, El informe Hite. Allí reunió enorme cantidad de testimonios de mujeres frente a variadas preguntas acerca de su vida sexual. Del orgasmo con estimulación del clítoris sin penetración surgieron expresiones como: “Es más intenso, más centrado, más localizado, más limitado, más externo, más excitante, más definido”. Mientras que al orgasmo solamente con penetración lo definieron como: “Más difuso, más apagado, que afecta a todo el cuerpo, más suave”. Para Freud, con amor.

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

Makarena, bisexual de 27 años, dice: “Con un muy buen vínculo puedo llegar al orgasmo con un chico. Con una mujer sucede, y mucho más. En un momento llegué a pensar que en la naturaleza se escondía un buen secreto en eso. En mi caso la cuestión pasa por ver al cuerpo femenino más erótico, con mayores capacidades eróticas”.

La psicóloga y sexóloga Mariana Kersz ensaya posibles razones: “Tal vez tiene que ver con la liberación sobre los miedos y los tabúes y con la posibilidad de encontrar en un semejante (en otro cuerpo de mujer) alguien que hace de espejo, esta posibilidad de conocer el cuerpo. Entre mujeres el sexo funciona ‘mejor’ porque hay un mejor conocimiento del funcionamiento del cuerpo y de los tiempos de ese cuerpo. El tiempo femenino es muy diferente del masculino, los hombres necesitan mucho menor tiempo para excitarse (por ejemplo). Nosotras podemos frenar un poco el acelere del momento, que en el caso de las parejas hetero suele ser uno de los grandes conflictos”.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
[email protected]

Infobae – Periodo Refractario

Es el tiempo que necesita el hombre para volver a eyacular tras un eyaculación previa. Los factores hormonales y externos -como la calidad del estímulo erótico, el estrés y la presión por “cumplir” sexualmente- influyen en la capacidad del hombre para conseguir una nueva erección. La opinión de los especialistas

Sin importar lo que el cerebro exija, el cuerpo simplemente no cumplirá. Después de una eyaculación, el sistema nervioso simpático, que controla la respuesta de lucha o huida, envía la señal al cuerpo de calmarse y relajarse. Como consecuencia, se activa la liberación de neurotransmisores, que hacen que el músculo liso del pene se contraiga, provocándole la flacidez.

El período refractario o el período de recuperación incorporado en el hombre es el tiempo después de la eyaculación donde un hombre no puede volver a tener una erección. Según la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, durante el período refractario un hombre no piensa en tener relaciones sexuales ni puede alcanzar la excitación sexual. Su cuerpo no responde a la estimulación y no lo hará hasta que el período haya terminado.

Según explicó a Infobae la sexóloga Mariana Kersz, en el caso de las mujeres su período de excitación es mucho más lento que el de los hombres, y el período de resolución al finalizar el acto sexual y antes de comenzar una nueva relación sexual es mucho más largo en ellos que en las mujeres.

Mientras que las mujeres no tienen un equivalente, cada hombre experimenta algún tipo de período de recuperación posterior a la eyaculación (Getty Images)

Mientras que las mujeres no tienen un equivalente, cada hombre experimenta algún tipo de período de recuperación posterior a la eyaculación (Getty Images)

Que un hombre al finalizar el acto sexual quiera comenzar otra vez y no pueda, no necesariamente refleja impotencia, sino que tiene que ver con una cuestión biológica y fisiológica. Según la experta, la respuesta sexual humana se basa en el deseo, la excitación, la meseta preorgásmica, el orgasmo refractario y período de resolución.

Para la mayoría de las personas, este descanso forzado no es gran problema. El mayor problema surge para las parejas más jóvenes que desean tener sesiones consecutivas del acto sexual.

Consultado por Infobae, Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, explicó: “Así como las formas de iniciar el cortejo erótico tienden a repetirse, también las conductas rígidas que se establecen como una costumbre al finalizar el acto sexual, a veces con reclamos de una de las partes, otras con resignación y en algunos casos con la esperanza de un cambio”.

Se entiende como período refractario el que media entre dos eyaculaciones y no entre los orgasmos, ya que algunos hombres que practican sexo tántrico pueden alcanzar un orgasmo sin eyacular. Por lo tanto, luego de un orgasmo puede retomar la excitación. “A la emisión de semen le sigue un estado de relajación y satisfacción sexual llamado período refractario: en este momento todos los nuevos estímulos eróticos son rechazados”, agregó Ghedin.

La ciencia detrás del período

Según investigaciones, el período es más largo luego de una eyaculación causada por una relación sexual, y no por el autoplacer (Getty Images)

Según investigaciones, el período es más largo luego de una eyaculación causada por una relación sexual, y no por el autoplacer (Getty Images)

Según reveló un estudio publicado por la revista Psicología Biológica, el aumento de la prolactina post-orgásmica después del coito es un 400% mayor que la que sigue a una masturbación, además de sugerir una mayor saciedad.

Durante la eyaculación, los hombres liberan un cóctel de sustancias químicas cerebralesque incluyen la norepinefrina, serotonina, oxitocina, vasopresina, óxido nítrico y la hormona prolactina. Esta última reprime la dopamina, un químico clave en el deseo y la motivación, que está relacionada con la somnolencia y los sentimientos de satisfacción sexual. 

Según un estudio diseñado para examinar el papel de los mecanismos dopaminérgicos centrales en el control del período refractario post-eyaculatorio, cuantos más receptores de dopamina están bloqueados, más tiempo durará el período.

Al mismo tiempo, la producción de serotonina y prolactina contrarresta la excitación. La prolactina es la hormona más fuertemente asociada con el período refractario: cuanto más bajos sean los niveles de prolactina, más rápido se podrá volver a comenzar.

¿De qué depende su duración?

Un hombre joven puede tener cinco o más erecciones y orgasmos en un día con una nueva pareja, mientras que otro joven en las mismas circunstancias puede no tener el impulso o la capacidad de tener más de uno (Getty Images)
Un hombre joven puede tener cinco o más erecciones y orgasmos en un día con una nueva pareja, mientras que otro joven en las mismas circunstancias puede no tener el impulso o la capacidad de tener más de uno (Getty Images)

Si bien depende de múltiples factores, el más importante para los expertos es el grupo etario al que pertenezca el individuo. El período refractario en adolescentes ronda los pocos minutos, dura aproximadamente algunas horas en los adultos, y en la mayoría de los hombres que atraviesan la tercera edad puede durar hasta un día.

“El período refractario se extiende con la edad. Los jóvenes tienen períodos refractarios muy breves que van aumentando con lo años, haciendo que las relaciones sean más espaciadas”, advirtió Ghedin.

Sin embargo, el nivel de deseo y sensibilidad, de excitación, la calidad y el estado emocional de una relación, el consumo de sustancias tóxicas y prácticamente todo lo que afecte la capacidad para comenzar una relación sexual son los otros factores que entran en juego, más aún cuando el hombre se encuentra luchando contra las inclinaciones naturales de su cuerpo para recargar energías.

Algunas claves para reducirlo 

Algunos pequeños esfuerzos sirven para agregar novedad y ser suficientes para que la excitación domine los sistemas (Getty Images)
Algunos pequeños esfuerzos sirven para agregar novedad y ser suficientes para que la excitación domine los sistemas (Getty Images)

“Realmente no puede controlarse, pero aumentar la excitación ayuda a acortar el tiempo”, explicó Kersz. En circunstancias especialmente emocionantes sucede lo inesperado, y los hombres pueden sorprenderse con cuán rápido regresa su erección y con su capacidad de tener orgasmos en una sucesión relativamente rápida.

Alquilar una habitación de hotel en lugar de tener relaciones sexuales en casa, practicar sexo por la mañana en lugar de por la noche o comprar lencería son solo algunos de los pequeños esfuerzos para agregar novedad que pueden ser suficientes para que la excitación domine los sistemas.

Sin embargo, varios libros afirman que los hombres son capaces de eliminar el período refractario y tener orgasmos múltiples similares al orgasmo múltiple femenino aprendiendo a separar la eyaculación del orgasmo.

Si bien es un fenómeno extraño que requiere de práctica, si un hombre puede abstenerse de eyacular durante el orgasmo, es posible que pueda tener orgasmos múltiples. Para los expertos es fundamental entender la eyaculación y el orgasmo como procesos separados.

Además, aquellos hombres que comenzaron la masturbación u otra actividad sexual antes de la pubertad informan la capacidad de haber logrado orgasmos múltiples, sin eyaculación, sin períodos refractarios durante ese momento de sus vidas.

Problemas en la pareja por períodos refractarios 

La falta de respeto por los límites físicos y emocionales en relación con el sexo, y atar el placer en el orgasmo podrían ser las principales causas (Getty Images)
La falta de respeto por los límites físicos y emocionales en relación con el sexo, y atar el placer en el orgasmo podrían ser las principales causas (Getty Images)

Tratar de imponer un orden de eventos algo arbitrario en la vida sexual, o ignorar al hombrecuando comunica haber perdido física y psicológicamente el impulso sexual inmediatamente después del orgasmo, no le devuelve el mismo sentido de cuidado y respeto.

Debido a la prioridad cultural del placer femenino sobre el placer del hombre, muchos de ellos sienten presión para llevar a sus parejas al segundo orgasmo, y no se relajan ni se concentran en su propio placer antes de cumplir con este ‘deber’.

“Como la mayoría de las conductas humanas, las sexuales tienden a volverse rutinarias y lo mejor que puede suceder es que surja el interés individual o de pareja para plantear el tema e introducir cambios. El deseo no aparece si no se lo ayuda con acciones, gestos que lo detonen e incrementen”, sostuvo Ghedin.

Para el experto, una mujer que se queda esperando un poco más puede sentir que su compañero solo cumplió con un acto fisiológico, o especie de ‘descarga’ que, aunque placentera para ambos, es vivida luego como un acto egoísta.

Las diferencias según el género

Las mujeres no tienen largos períodos refractarios como les sucede a los hombres, pero la fatiga después del orgasmo u orgasmos múltiples puede hacer que pierdan interés en el sexo temporalmente.

La fisiología en esta fase de resolución marca algunas diferencias de género. “En los hombres -agregó Ghedin– la caída brusca de testosterona, dopamina y el incremento de serotonina provocan un estado de relajación, somnolencia o la necesidad de levantarse de la cama y cambiar de actividad”.

“Si una mujer es multiorgásmica, en un mismo encuentro sexual, hasta que el hombre eyacula, puede llegar a tener casi veinte orgasmos. Potencialmente, todas las mujeres pueden hacerlo, pero deben saber qué hacer para lograrlo y conocer la técnica”, explicó Kersz.


Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
ClinicaDeParejas.com
http://facebook.com/clinicadeparejas

Disfunción Eréctil – Martes de Sexo en FM Cielo 103.5

Uno de los motivos de consulta más frecuentes en mi consultorio sexológico de Clínica de Parejas es la disfunción eréctil.  Podés conocer más acerca de la disfunción eréctil en este link donde hablamos de la pérdida o falta de erección que se da en hombres de todas las edades y tiene causas tanto orgánicas como emocionales.

La pérdida de erección o la falta de erección afecta tanto al hombre como a su pareja. Habitualmente perder la erección impacta en la autoestima, la confianza, la seguridad y la imagen personal de ambos. Por eso es fundamental que la consulta sexológica se realice en pareja, para que los dos puedan acceder a un tratamiento integral que les permita desarrollar todas las herramientas necesarias en pos de una mejor calidad de placer y disfrute sexual.

Hoy hablamos con los chicos de Todo No Se Puede, podés escuchar la nota completa acá:


Lic. Mariana Kersz – Masturbación y Autoestimulación

En el Mes Internacional de la Masturbación conversamos con los chicos de Todo No Se Puede por la FM Cielo 103.5 acerca de las caricias autoeróticas y desmitificamos los grandes tabúes respecto a la masturbación.
Una nota divertida en la que pudimos conversar acerca de los miedos más habituales respecto a la masturbación, y puntualizar en los beneficios de tocarse y acariciarse, por un lado a nivel fisiológico la liberación de hormonas del placer sexual, por otro lado, el autoconocimiento y el poder entender qué cosas nos gustan y cuales no para poder transmitirlo también a la pareja.
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

Todos los secretos del BDSM en Infobae

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Muchas gracias Infobae por esta nota! Conversamos acerca del BDSM, y la fina linea entre el placer y el dolor en una relación consensuada.

Podés ver la nota acá, en este link, o leer el artículo completo a continuación:

Todos los secretos del BDSM, el universo sexual que refleja “Cincuenta sombras liberadas”
El estreno de la última parte de la trilogía erótica “Cincuenta sombras de Grey” vuelve a despertar la curiosidad sobre una temática tabú que remite al sexo primitivo. Las opiniones de un especialista y un cultor de esta forma de placer
Con alta aceptación por parte del público femenino, el éxito de E.L. James refleja parte de las prácticas sexuales del universo alternativo conocido como BDSM
Un amplio salón de juegos, ataduras, látigos y otros accesorios de castigo son parte del universo hermético y sensual que cobró visibilidad y a partir de las películas que conforman la saga erótica “Cincuenta sombras de Grey”, basadas en la homónima trilogía de libros. Con alta aceptación por parte del público femenino, el éxito de E.L. James refleja parte de las prácticas sexuales del universo alternativo conocido como BDSM, que engloba “Bondage y Disciplina”, “Dominación y Sumisión”, “Sadismo y Masoquismo”.

“Cincuenta sombras liberadas”, la última edición de la trilogía protagonizada por Dakota Johnson -como Anastasia Steele- y Jamie Dorman -como el sexy multimillonario Christian Grey-, refuerza su exitosa fórmula y se anima a develar aún más detalles de esta práctica aún considerada tabú.

Un amplio salón de juegos, ataduras, látigos y otros accesorios de castigo son parte del universo hermético y sensual de esta práctica
En un principio fueron las nuevas poses y novedosas expresiones de fantasías, luego el intercambio de roles, los juguetes sexuales se popularizaron, “y ahora los juegos eróticos de dominación y sumisión cobran vida”, detalló a Infobae Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo. No hubo un quiebre con respecto a lo que se considera como “sexo convencional”, sino que la ficción permitió trater a la luz una forma diferente de vivir la sexualidad, y así derribando prejuicios.

Lo que trata de reflejar la saga -siempre bajo un concepto hollywoodense- son tres conceptos claves: Bondage (restricción física por medio ataduras, venjas, cintas) y Disciplina, Dominación-Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

El juego de humillación que se desenvuelve entre amo y sumisa – tal como muestran Steele y Grey en la ficción-, es el punto donde radica el poder erótico, según el especialista. “A su vez brinda la posibilidad de múltiples variantes, desde el fetichismo y adoración a un objeto hasta humillación verbal”.

El juego de humillación que se desenvuelve entre amo y sumisa es el punto donde radica el poder erótico (Getty)
Mar es una estudiante de sociología de 21 años, y encuentra la adrenalina sexual -como ella lo define- a través de dolor. Se inició en este mundo a partir de la comunidad mundial Mazmorra, y alcanza el clímax a través de la ejecución de la violencia física. Paletas de madera, cucharas, fustas y zapatillas son desencadenantes de goce.

“El deseo cambia y mutua. Experimenté en un rol de sumisa, cediendo el control, respondiendo a órdenes, hasta la humillación, que puede o no estar acompañada de masoquismo, ya que tengo alta tolerancia al dolor. Otro día soy yo la que se impone y ejerce el dominio”.

Tanto la sensación de estar a la merced, como la de someter al otro, son productores de goce, aseguró Ghedin
Es habitual que muchas parejas “jueguen” a atarse y a vendarse los ojos, y los más osados incluso vierten aceites tibios sobre el cuerpo de sus parejas. Sin embargo, una cosa es atreverse a disfrutar de prácticas que rompan la rutina y otra, muy diferente, es que el BDSM sea la única manera de excitación posible en una pareja, explicó Mariana Kersz, licenciada en sexualidad.

Una cosa es atreverse a disfrutar de prácticas que rompan la rutina y otra, muy diferente, es que el BDSM sea la única manera de excitación posible en una pareja
De esta manera- para Ghedin -esta variante “remite a un sexo más primitivo (no exento de sofisticación). De por sí, la buena predisposición al cambio genera una sensación de libertad y apertura a lo nuevo. Las personas que juegan a ser dominadas se relajan, dejándose llevar por las propuestas que marca quien domina.

La experiencia sexual es superadora, y descubrir el BDSM fue el puntapié para apropiarme de mi sexualidad, resaltó Mar
“En estos últimos tiempos las parejas se están animando a incorporar variantes para hacer más rico y placentero el encuentro sexual. Además de una mayor flexibilidad de las personas para romper con prejuicios, los medios de comunicación, la literatura erótica, y por supuesto, Internet colaboran para tal fin”, resaltó el especialista.

Cualquier cambio que rompa con la monotonía de la vida erótica será beneficioso para la pareja. Sin embargo, la inclusión debe ser gradual, disfrutando a pleno de cada acción nueva y con el objetivo de aventurarse a más.

Sexo seguro

En estos últimos tiempos las parejas se están animando a incorporar variantes para hacer más rico y placentero el encuentro sexual
SSC es el término indispensable en esta práctica y es el acrónimo de Safe, Sane and Consensual (seguro, sensato y consensuado). Como el BDSM se trata de un juego, la puesta en escena de una fantasía, no puede sonar una frase como “basta, no puedo mas”, sino una palabra diferente que no tenga nada que ver con el contexto sexual.

“En el instante de ser pronunciada la palabra elegida, se detiene toda actividad sexual, no importa el estado ni el momento de la práctica. Esto hace al sexo seguro y consensuado entre las partes, como una negociación previa ante el nivel de sufrimiento y/o humillación al que es sometido cada uno”, resaltó Kerz.

Mar coincide en que es muy delgada la línea entre el placer y el dolor. La mezcla de sensaciones puede ser abrumadora, por lo cual es importante delimitar previamente las reglas. El vocabulario es la clave. “En alusión al semáforo, ‘amarillo’ sirve para disminuir la intensidad, ‘verde’ para seguir y ‘rojo’ para detenerse”.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga 
Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Sexo en Verano – Entrevista en Feudale Cafe

📣 Este sábado Arde La Cielo! 🔥 escuchanos en Feudale Café con Marcela Feudale y Albino Aguirre hablando de Sexo y Amor en Verano 🎡 Envianos tus consultas sobre sexo, noviazgo, relaciones en verano y el amor en vacaciones a [email protected] para leerlas al aire! 🏋En vivo 👉👉 el sábado de 10 a 13 hs en http://cielofm.com/reproductor o en la FM 103.5 de La Plata, en triplex con Fm Cielo 98.5 San Bernardo y FM 101.9 en Pinamar 🌞

Infobae – Deseo Sexual por Lic. Mariana Kersz

Infobae publicó mi nota acerca de las razones por las que una persona pierde o disminuye su deseo sexual.

La nota completa en el siguiente enlace: https://www.infobae.com/tendencias/2017/09/04/las-razones-que-provocan-la-disminucion-del-deseo-sexual-en-una-pareja/

 

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Las razones que provocan la disminución del deseo sexual en una pareja
La pérdida de “ganas” a la hora de mantener relaciones con una pareja estable es más común de lo que parece. Una especialista dialogó con Infobae y explicó las causas y soluciones

Por Alana Gorski 4 de septiembre de 2017
¿Uno quiere más? ¿Otro quiere menos? ¿No hay ganas? Estos interrogantes suelen ser muy frecuentes en el mundo de las parejas. Aunque para muchos suele ser un tema tabú del cual no se habla, es una situación que se puede producir en cualquier momento de la vida y bajo distintas circunstancias.

En general, las causas que lo producen se pueden dividir entre factores orgánicos o emocionales. A nivel orgánico puede haber un desbalance hormonal como tiroides o diabetes, incluso la presión alta o la presión baja pueden influir.

A nivel emocional puede ser mala vinculación de la pareja, celos, inseguridades o alguna cuestión de ella o de él que no termina de convencer a ninguno de los dos, es decir, el deseo sexual está muy ligado a lo que pasa en la realidad de la pareja.

La comunicación es fundamental para resolver un problema de este tipo
Mariana Kersz, psicologa y sexóloga, explicó en diálogo con Infobae que cada pareja tiene una frecuencia que le es habitual, la cual puede ser una vez por semana o mensualmente, todo depende de cada vínculo. “Si el encuentro sexual es cada 4 meses, podemos pensar si está bien o mal, ajustar o desajustar eso, pero si para ellos está bien no hay ningún problema. El tema es qué sucede cuando pasan más de 4 meses y el deseo desaparece”.

“El sexo es una de las cuestiones que dividen y diferencian a una pareja de cualquier otro vínculo, entonces no es lo mismo ser amigos que ser pareja. Tienen relaciones sexuales y eso es lo que la distingue de las demás uniones”, afirmó.

Pero para cada problema siempre hay una solución posible, y ésta no es la excepción. En general, cuando hay falta de deseo se empieza trabajando en las sensaciones y en la sensibilidad de cada uno de los integrantes de la pareja y se comienza reconociendo el cuerpo del otro. Son ejercicios lentos y progresivos que tienen como finalidad unir a esa pareja y llevarlos a un caso satisfactorio.

La falta de deseo sexual es un problema que tiene solución, siempre se recomienda recurrir a un especialista
Siempre hay que tener en cuenta que la comunicación es fundamental, se trabaja en por qué hay mucho deseo de un lado y poco del otro. También hay que ver cómo se encuentra la autoestima de cada uno en ese momento y la historia familiar, entre otras cosas.

Lo importante es detectar qué pasa porque muchas veces sucede para que no sea un problema que se extienda a los demás ámbitos de la vida . “A veces no hay una baja sexual, sino una diferencia en lo que cada uno quiere. Uno puede querer todos los días y el otro no. Entonces aquel que quiere más y no recibe eso se siente rechazado y termina enojado e indignado por la situación y eso pega de lleno en su autoestima y por supuesto afecta lo cotidiano”, detalló la especialista Mariana Kersz.-

 

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga. Especialista en Terapias de Parejas
MN N° 59610
[email protected]
http://facebook.com/clinicadeparejas/

Sense Sex El orgasmo cerebral – Nota para Oh Lalá Revista

En esta entrevista para la Revista Ohlalá hablamos acerca del sense sex, una técnica que explora la sensualidad a través de los estímulos auditivos.

http://www.revistaohlala.com/2068231-sense-sex-como-es-el-orgasmo-cerebral

La nota completa:

Sense sex: cómo es el orgasmo cerebral
¿Conocés los videos ASMR que la rompen en YouTube? Usalos como un juego para potenciar el placer
Por María Soledad Cotelo | Para Revista OHLALÁ!

Hay caricias y susurros que nos estremecen. Son un par de segundos en los que un hormigueo intenso nos recorre el cuerpo para después dar paso a más placer. Pero… ¿te imaginás si ese estremecimiento durara un poco más? ¿Si la suavidad y la potencia de esos estímulos se prolongasen durante todo el encuentro sexual? La clave está en agudizar nuestros sentidos -y nuestra imaginación- para desarrollar un sexo hipersensible que nos erice la piel.
¿POR DÓNDE ARRANCAR?

Para entender un poco más de qué se trata esta “hipersensibilidad”, buscá algunos videos de ASMR (autonomous sensory meridian response, que en español significa “respuesta sensorial meridiana autónoma”), satisfactory videos o slime ASMR, que son furor en YouTube. ¿De qué se tratan? El ASMR -conocido también como “orgasmo cerebral”- es una reacción física que surge cuando se estimula el sistema nervioso autónomo y produce un mix entre una relajación y un cosquilleo. Estos estímulos que aparecen en la pantalla pueden ser muy inspiradores. El sonido de pequeños golpes sobre un objeto hueco o un dedo hundiéndose en arcilla generan una sensación agradable que puede maximizarse si sabemos trasladarla al plano erótico. Claro que no le vas a caer con un cajón peruano a tu chico en la cama (aunque quién sabe, sentada ahí arriba, lo que podés lograr), pero la idea es ir descubriendo de qué forma estimular los sentidos.

SEXING ME SOFTLY

El sense sex que te proponemos trata de descubrir lo que una gota de agua cayendo por tu pecho puede generar y, por eso, no es para ponerlo en práctica cuando tenés ganas de un rapidito o de un revolcón hard. Esto es para darle largo, tendido y despacito, generando una conexión que tiene que ver con las miradas, la respiración y las reacciones físicas del otro.

Cada una sabe cuál es el sentido a través del que más se calienta. En general, para las mujeres es el tacto y para los hombres, la vista. Pero seguramente te lleves una sorpresa y descubras que a vos y a él hay otras cosas que los excitan. Acá van algunas ideas para que empiecen a experimentar:

Susurrá tu fantasía

Andá describiéndole a tu pareja qué querés que te haga y qué le vas a hacer vos a él. Sé específica, sumá detalles y relatá cuáles son las sensaciones que vas teniendo. Podés acompañar los susurros con un leve jadeo para después ir subiendo el volumen y pasar a otro nivel de intensidad.

Acariciá con texturas

Es la clásica, pero… ¿alguna vez la probaste? Acariciarse con una plumita puede ser de lo más erotizante. Lo mismo puede pasar con una flor o con cintas de terciopelo. No tengas miedo de parecer cursi. Pedile a tu chico que recorra tu cuerpo con cualquiera de estos elementos. Contale dónde te gusta más y que quede clara una regla innegociable: no se puede usar las manos… hasta que no aguanten más.

Hacelo virtual

Vos podés hacer tu propia versión hot de ASMR vía celular y adelantarle a él qué va a pasar cuando se encuentren. En este caso, va sin imagen. Enviale un audio contándole qué es lo que van a hacer en unas horas. No te olvides de los gemidos, los sonidos, los susurros, ¡lo que se te ocurra!

Convertite en una artista

Con algunos pinceles y pintura comestible (sí, hay con distintos sabores), dibujen sobre sus cuerpos lo que quieran. No te olvides de hacer algunas pinceladas sobre sus orejas, para que él sienta cómo se deslizan las cerdas del pincel sobre su cuerpo.

Encendete

Dales un buen uso a las velas aromáticas e incluilas en tus juegos. Anímense a dejar caer parafina sobre sus cuerpos. Acá la clave es que todo sea lento, muy lento. Y si las manos de quien es mimado están atadas, mejor. Otra opción son unas velas que encontrás en los sex-shops (podés comprarlas online), que al derretirse generan un aceite de muy baja temperatura que puede usarse para hacer masajes o como lubricante. ¿Qué tal si probás hacerte un automasaje mientras tu chico te mira?

Probá más sonidos

Además de los estímulos auditivos que podés usar en un mensaje de voz, hay otros que se pueden incluir directamente en la cama, como campanitas o esferas chinas. Si tenés una bala vibradora, también podés usarla: escuchar ese zumbido cerca de tus oídos puede ser estimulante y disparar nuevas sensaciones.

Untalo

Si no te copa el aceite, podés probar con espuma de afeitar. Acordate de no arrebatar la situación: mirá cómo sale la espuma de la lata, disfrutá de su textura, de cómo se desliza por tu cuerpo y el de él. Y usá la brocha de afeitar para que sea más lúdico. Podés cambiar la espuma por crema chantilly lista para usar y generar un momento más “comestible”.

Convertite en otra

En varios de los videos ASMR, las protagonistas inician un juego de rol. Ahora te toca a vos. ¿Quién querés ser? Ni siquiera necesitás un disfraz, la idea es que él esté con los ojos vendados (la privación de un sentido permite poner mayor énfasis en otros). Vas a ocuparte de las sensaciones auditivas y táctiles. ¿Y si sos una médica que viene a revisarlo porque se lastimó? Buscá un personaje que te dé recursos y hacé lo que quieras. Recreá un escenario de sensaciones, volvete más creativa, sin vergüenza ni presiones y con tiempo para dejar volar la imaginación.

HACETE ADICTA A LAS CARICIAS

Creada por los genios William Masters y Virginia Johnson -que estudiaron de manera revolucionaria la conducta sexual en los 60-, existe una técnica llamada “focalización sensorial” que consiste en acariciarte de la manera más suave que puedas con tu pareja, exceptuando los genitales y tu pecho, sin llegar a la penetración, por más que los dos estén muy horny. También se conoce como pleasuring, por el placer que se puede llegar a experimentar si de verdad cada uno logra conectarse con su cuerpo, sus sensaciones y el placer sensual y sexual que nos recorre de pies a cabeza, más allá de las zonas erógenas. Tenelo en mente y, cuando necesites bajar unos decibeles y reconectarte, hacele esta propuesta a tu chico.

Experta consultada: Mariana Kersz, psicóloga especialista en terapia de pareja y sexóloga clínica.

 

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga y Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

Sexo Anal

Sexo Anal

Sexo Anal

El sexo anal es una práctica divertida y placentera, pero hay que tener en cuenta algunos factores para poder tener sexo anal seguro y sin riesgos.

Respondiendo a esta consulta, si, hay riesgo de infección y de contagio de enfermedades de transmisión sexual, porque durante la penetración del esfínter se generan microlesiones que, si la persona está contagiada de alguna ETS, puede transmitir el virus al pene. Del mismo modo, tu líquido preseminal puede también contagiar ETS a quien recibe la penetración.

Respecto al tamaño del pene, también influye, porque el esfínter anal no es como la vagina, que se dilata y “queda” en esa forma. El ano tiende a cerrarse, por lo tanto una persona que no tenga experiencia con el sexo anal deberá entrenar su ano con un dilatador anal en forma progresiva o bien practicando en posiciones relajadas introduciendo sus dedos en forma progresiva hasta sentir que el esfínter ya no ofrece mayor resistencia. Si tu pene es grueso es importante que seas paciente, y utilices MUCHO lubricante, existen productos específicos para la lubricación durante el sexo anal, no utilices vaselina ni aceites o derivados del petróleo porque lastiman la superficie del látex del preservativo.

Y vos, tuviste sexo anal alguna vez?

Envianos tu consulta a [email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

Hablemos de Sexo!

Usá el código HABLEMOS hasta el 22/9 para obtener un 20% de descuento en la charla de Hablemos de Sexo!
Tickets en venta: https://www.eventbrite.com.ar/e/hablemos-de-sexo-tickets-37743462713
Se envía material por email al finalizar la charla y con la entrada se llevan regalitos para “practicar” en casa, estén o no en pareja 
Los esperamos!
[email protected]

Hablemos de Sexo

Hablemos de Sexo

Clínica de Parejas presenta una nueva edición de Hablemos de Sexo!

Una sexóloga te explica cómo funciona tu cuerpo y el de tu pareja durante el sexo. Las diferencias entre hombres y mujeres. Qué es un orgasmo y cómo lograrlo. Cómo lograr más y mejores erecciones. Desterramos mitos, tabúes y fantasías en relación al sexo. Tips, ejercicios y técnicas para aumentar el deseo, revivir la pasión y renovar el erotismo para lograr una vida sexual plena y feliz.

6 y 7 de Octubre a las 18 hs en Belgrano, CABA.

Consultas: [email protected]

Cupos (muy) limitados! [18+]

Más información, notas, artículos publicados y técnicas de sexología en https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

 

Falta de deseo sexual

Hablamos en Infobae acerca de la falta del deseo sexual en una pareja. Les dejo el link y la nota completa:

http://www.infobae.com/tendencias/2017/09/04/las-razones-que-provocan-la-disminucion-del-deseo-sexual-en-una-pareja/

 

Las razones que provocan la disminución del deseo sexual en una pareja

La pérdida de “ganas” a la hora de mantener relaciones con una pareja estable es más común de lo que parece. Una especialista dialogó con Infobae y explicó las causas y soluciones

 Play

¿Uno quiere más? ¿Otro quiere menos? ¿No hay ganas? Estos interrogantes suelen ser muy frecuentes en el mundo de las parejas. Aunque para muchos suele ser un tema tabú del cual no se habla, es una situación que se puede producir en cualquier momento de la vida y bajo distintas circunstancias.

En general, las causas que lo producen se pueden dividir entre factores orgánicos o emocionales. A nivel orgánico puede haber un desbalance hormonal como tiroides o diabetes, incluso la presión alta o la presión baja pueden influir.

A nivel emocional puede ser mala vinculación de la pareja, celos, inseguridades o alguna cuestión de ella o de él que no termina de convencer a ninguno de los dos, es decir, el deseo sexual está muy ligado a lo que pasa en la realidad de la pareja.

La comunicación es fundamental para resolver un problema de este tipo

“La comunicación es fundamental para resolver la falta de deseo sexual”. Lic. Mariana Kersz

Mariana Kersz, psicología y sexóloga, explicó en diálogo con Infobae que cada pareja tiene una frecuencia que le es habitual, la cual puede ser una vez por semana o mensualmente, todo depende de cada vínculo. “Si el encuentro sexual es cada 4 meses, podemos pensar si está bien o mal, ajustar o desajustar eso, pero si para ellos está bien no hay ningún problema. El tema es qué sucede cuando pasan más de 4 meses y el deseo desaparece”.

“El sexo es una de las cuestiones que dividen y diferencian a una pareja de cualquier otro vínculo, entonces no es lo mismo ser amigos que ser pareja. Tienen relaciones sexuales y eso es lo que la distingue de las demás uniones”, afirmó.

Pero para cada problema siempre hay una solución posible, y ésta no es la excepción. En general, cuando hay falta de deseo se empieza trabajando en las sensaciones y en la sensibilidad de cada uno de los integrantes de la pareja y se comienza reconociendo el cuerpo del otro. Son ejercicios lentos y progresivos que tienen como finalidad unir a esa pareja y llevarlos a un caso satisfactorio.

La falta de deseo sexual es un problema que tiene solución, siempre se recomienda recurrir a un especialista

La falta de deseo sexual es un problema que tiene solución. Lic. Mariana Kersz

Siempre hay que tener en cuenta que la comunicación es fundamental, se trabaja en por qué hay mucho deseo de un lado y poco del otro. También hay que ver cómo se encuentra la autoestima de cada uno en ese momento y la historia familiar, entre otras cosas.

Lo importante es detectar qué pasa porque muchas veces sucede para que no sea un problema que se extienda a los demás ámbitos de la vida . “A veces no hay una baja sexual, sino una diferencia en lo que cada uno quiere. Uno puede querer todos los días y el otro no. Entonces aquel que quiere más y no recibe eso se siente rechazado y termina enojado e indignado por la situación y eso pega de lleno en su autoestima y por supuesto afecta lo cotidiano”, detalló la especialista

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

Tips para ser un 10 del cunnilingus

En esta nota te dejo 10 claves para que él aprenda a darte un excelente cunnilinguis.

Dar sexo oral a una mujer supone para muchos hombres una idea repulsiva. Los asusta, se imaginan que habrá olor fuerte o sabor fétido. También puede suceder que a la mujer no le guste recibir sexo oral, porque desconocen su vagina o las sensaciones de su clítoris, así se sienten muy incómodas ante la idea de que su pareja pueda besar o acariciar con la lengua esta zona. Es fundamental para esta práctica una correcta higiene femenina: una ducha rápida o un lavado que permitan acceder al placer sin barreras. Una vez que ambos se encuentran a gusto con el sexo oral y el cunnilingus, sin dudas va a ser una de las experiencias más placenteras para la mujer, porque la estimulación suave, directa y húmeda sobre el clítoris lleva directo a un orgamo.

Cunnilingus

Cunnilingus

1) Juego previo (mucho franeleo)
La previa es necesaria en cada encuentro sexual. Las mujeres necesitamos un gran camino antes de que el hombre llegue con su boca al clítoris.  Por eso es importante tocar, acariciar, mimar todo el cuerpo de la mujer. Toda la extensión de la piel femenina es una gran zona erógena, no te concentres únicamente en sus genitales, recorré cada parte de su cuerpo para llegar al Gran Objetivo.

2) Sin ganas, no.
Si el cunnilingus es la forma más efectiva para alcanzar el séptimo cielo, la mejor manera de perder el paraíso es sin dudas ver a un hombre desmotivado a dar sexo oral. Si no hay ganas, no lo hagas ni fuerces la situación. Nada es tan desmotivante como ver a tu pareja haciendolo a desgano o con desagrado.

3) ¡Cuidado con la barba!
Puede parecer una tontería, sin embargo, una barba sin afeitar puede ser una dolorosa barrera para el placer femenino. Pica, duele, molesta. Recuerde que el interior de los genitales femeninos es delicado e hipersensible.

4) La posición correcta
La posición correcta es aquella donde ambos estén cómodos y a gusto. Habitualmente ella está tumbada boca arriba y el bucea entre los muslos de su compañera sexual, pero pueden optimizar esta clásica posición si ponen una almohada debajo de la cadera de ella para prevenir calambres o dolores de la posición y así, su vulva quedará más exhibida y al alcance de la boca de su amante. Si la boca empieza a doler, o se acalambra la mandíbula pueden alternar con los dedos o juguetes sexuales.

5) Un movimiento sexy
Cada mujer tiene su propio “idioma” respecto a cómo le gusta que le den sexo oral, pero podés probar con movimientos de ida y vuelta en dirección al orificio de la vagina, de arriba hacia abajo, y en círculos en el clítoris. A algunas mujeres les gusta que succionen su clítoris, o se los mordisqueen suavemente. Tené cuidado porque es un órgano extremadamente sensible, siempre preguntá a tu compañera si está cómoda y si le gusta lo que estás haciendo.

6) La presión
No a todas las mujeres les gusta lo mismo, pero en el momento en que sepas -te vas a dar cuenta solo, pero sino, siempre preguntá- vas a notar que es más una presión que tiene que ver con un toque que con una fricción.

7) Velocidad
Siempre, siempre ir de a poco. Regla de oro para poder dar buen sexo oral: controlá la velocidad. Iniciás lento y luego acelerás gradualmente para ir más rápido. Recordá: cada clítoris tiene un tiempo diferente, no es necesario ir rápido y frenético a buscar un orgasmo.

8) Olvidate del reloj 
El tiempo que toma para desencadenar un orgasmo femenino puede ser de 3…5, 15, 35..42 minutos…por lo que esto no es ni debe ser tomado como una obligación. Si no tienen tiempo ese día para dar sexo oral pueden hacerlo sin esperar un orgamo en pocos minutos, solo para que ella pueda recibir una buena estimulación en el clítoris, por placer pero sin presiones.

9) Paciencia
Aunque demore y demore…el clítoris necesita más tiempo que el pene para llegar al orgasmo.

10) Las señales de advertencia de orgasmo
No te vas a perder, son inequívocas! La mujer empuja su vagina a la boca del hombre; la totalidad de su musculatura se estira; su respiración se acelera; sus gemidos aumentan. Cuando ella llega al orgasmo vos no te detengas, es el momento ideal para seguir estimulando la zona y buscar un nuevo orgasmo. Algunas mujeres son multiorgásmicas y no lo saben hasta que lo experimentan en el sexo oral.  Si ella está teniendo un orgasmo vos no modifiques nada, mantené la estimulación con el mismo movimiento, la misma presión, el mismo ritmo, el mismo punto. Si pareciera que vas a perder el contacto por sus movimientos, tomá con firmeza sus caderas y acercá más la cara a su vulva, cerrando tus labios únicamente sobre el clítoris…no te olvides…es hipersensible 😉

 

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga Sexóloga especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Disfunción sexual femenina

Disfunciones sexuales femeninas

Aproximadamente un 40% de las mujeres experimentan disfunción sexual femenina durante su vida sexual activa. Las estadísticas también muestran que aproximadamente 1 de cada 4 mujeres no pueden alcanzar el orgasmo.
La disfunción sexual femenina se define como la imposibilidad de una mujer para disfrutar plenamente de las sensaciones físicas y emocionales de la sexualidad. Puede tener diferentes orígenes y ocurrir durante cualquiera de las fases de la actividad sexual: el deseo, la excitación y el orgasmo. Por ejemplo si sucede durante el deseo estaríamos hablando de un deseo sexual hipoactivo, o de una baja o pérdida en la libido. Si fuese durante la excitación podría haber dificultad en la penetración o dolor en el coito (como vaginimo o dispareunia), y si fuese durante el orgasmo podemos hablar de una anorgasmia por ejemplo.

Las causas de la disfunción sexual femenina
Pueden tener orígen físico: enfermedades o infecciones genitales, disminución de las hormonas durante la menopausia, el embarazo, patologías postparto, sequedad vaginal, etc.
Puede ser emocional: estrés, depresión, ansiedad, conflictos de pareja, conflictos familiares o laborales.
Sin embargo, así como el ser humano es una entidad que conjuga mente-cuerpo, generalmente los conflictos y las patologías también abordan ambas esferas, emocional y orgánica, pero también se ven salpicadas por el trasfondo social, coyuntural, el atravesamiento cultural, la religión, la educación sexual recibida, etc.

¿Quién se ve afectado por la disfunción sexual femenina? ¿Cuáles son los factores de riesgo?
Cualquier mujer puede sufrir en un momento u otro en su vida de la disfunción sexual femenina. sin embargo existen factores de riesgo:
– Sufrir o haber sufrido abuso sexual, violación, etc.
– Complicaciones en el embarazo o después del parto
– Tener una relación de pareja emocionalmente inestable
– Menopausia
– Depresión, ansiedad
– Sufrir agotamiento físico o mental
– Etc

La disfunción sexual femenina no es contagiosa.

Algunos de los síntomas característicos de cualquier disfunción femenina pueden ser:

– Dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo (siempre o regularmente)
– Repulsión incontrolable hacia el sexo
– Falta de libido por un tiempo prolongado
– Baja en el deseo sexual
– Dolor en la vagina
– Dolor o dificultad en la penetración
– Contracción involuntaria de los músculos de la vagina durante la penetración (vaginismo)
– Dificultad para excitarse durante las relaciones sexuales
– Otros.

Diagnóstico
No hay necesidad de alarmarse si es que esta disfunción tiene una causa conocida, que puede ser temporal como por ejemplo una infección urinaria o una discusión de pareja. Sin embargo, si el problema es persistente (más allá de unas pocas semanas) y que impide a las mujeres disfrutar de buen sexo a la que todos tienen derecho, usted debe consultar a un ginecólogo que tratará de encontrar la fuente del problema. De acuerdo con el diagnóstico, el médico entonces considerar la recomendación de las mujeres que participan en terapeuta sexual, un psicoterapeuta, o prescribir tratamiento en sí, si parece conveniente en cada caso.

El tratamiento de la disfunción sexual femenina depende principalmente de las causas, pero generalmente consta de una tríada:
– Consulta médica para evaluar los factores orgánicos (infecciones, endometriosis, etc) que pudiesen estar influyendo en el síntoma
– Terapia psicológica para acompañar el proceso de recuperar la autoestima, aumentar la libido y resolver los conflictos internos que pudiesen estar llevando a esta situación
– Tratamiento sexológico específico que, entre otras cuestiones, rehabilite los músculos de la pelvis y permita lograr una sexualidad plena y satisfactoria.

Aunque es imposible evitar al 100% una disfunción sexual femenina, hay algunas medidas que podemos tomar para prevenirlas:
– Mantener una buena higiene personal para prevenir las infecciones del tracto urinario, vaginitis, hongos, etc.
– Tener prácticas sexuales seguras, utilizar siempre preservativo para evitar las infecciones de transmisión sexual
– Si se nota algo de sequedad vaginal, siempre recurrir a lubricantes al agua, nunca vaselinas ni derivados del petroleo para evitar infecciones.
– Tener una relación emocionalmente saludable que permita un diálogo abierto y satisfactorio.

No hay motivos para avergonzarse en caso de padecer alguno de los síntomas propios de una disfunción sexual femenina. Los tratamientos son breves y totalmente eficaces, enfocados en mejorar rápidamente tu salud sexual sin riesgos a recaidas.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Consultorio Sexológico Online

Consultorio Sexológico Online

Consultorio sexológico online.
Consultas desde la comodidad de tu hogar, con cualquier dispositivo con Internet, via Skype. Sin viajes ni demoras podés acceder a un tratamiento sexológico para mejorar rápidamente tu vida sexual.
[email protected]
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
MN N° 59610

La ilusión del Iceberg

Para lograr resultados en una terapia sexual, es necesario un cambio de conducta. En muy poco tiempo se ven los primeros cambios, y pronto se logra una vida sexual plena y feliz!

Clinica de Parejas

Clinica de Parejas

El éxito del tratamiento se basa en la dedicación diaria, el esfuerzo, la persistencia y el cambio de hábitos, pero también en tener en cuenta que habrá fallos y recaídas que nos permiten ajustar una y otra vez el tratamiento para controlar todos los factores que han llevado al síntoma. Vos controlás el síntoma: el síntoma no te controla a vos.
Una vez comenzado el tratamiento sexológico, ya en la primera consulta, el alivio de saber que existe una solución es absolutamente esperanzador.
No dejes de consultar, existe una solución!
Terapia Sexual y Psicológica para Adultos y Parejas
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga
 

El orgasmo femenino

Orgasmo Femenino

Orgasmo Femenino

El placer femenino sigue siendo un misterio en muchos aspectos, incluso para la ciencia: la cuestión del origen del orgasmo femenino parece estar siempre en duda.
Se habla de orgasmo vaginal y de orgasmo clitoriano, pero de que hay dos tipos de orgasmos femeninos, del clítoris y la vagina, pero: ¿Existen realmente dos tipos de orgasmos?
Orgasmos vaginales
Las paredes de la vagina tienen terminaciones nerviosas, por lo que 1/3 de las mujeres asegura que tienen orgasmos vaginales. Sin embargo la sensación es más difusa y no tan intensa y aguda como en el orgasmo clitoriano.
Orgasmos clitorianos
Los orgasmos vaginales no son menores a los clitorianos, son diferentes. Los orgamos que proporciona la fricción del clítoris son mucho más intensos y generan niveles más elevados de placer acompañados de espasmos involuntarios y contracciones vaginales.
Aproximadamente el 1/3 de las mujeres llega al orgasmo durante la penetración. Lo cierto es que los expertos creen que estas mujeres posiblemente tengan un clítoris más grande de lo normal que permita mayor fricción con el pene
El punto G
El punto G amerita todo un apartado especial. El Dr. Grafenberg en Alemania hacia 1950 afirmaba que existía tal sensibilidad erótica en la pared superior de la vagina, que las mujeres podrían incluso eyacular si eran bien estimuladas. El punto G es un grupo de glándulas y terminaciones nerviosas que se encuentra cerca de la uretra. Solo se puede ubicar cuando lo estimulamos, palpando la zona se va a ir hinchando y se siente una superficie sobresaliente y rugosa, como una pasa de uva grande. El orgasmo que proporcionan las caricias suaves en esta zona es muy diferente del clitoriano, sin embargo puede suceder que eyacules un líquido transparente, que no es orina (no te asustes). Las mejores posiciones para encontrar el punto G durante las relaciones sexuales son con la mujer encima del hombre y en la posición de perrito.
Sin embargo, según un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad Tor Vergata de Roma, la región responsable del placer femenino no estaría localizada únicamente en el clítoris sino en una zona que han llamado “complejo CUV” situado en la parte superior de la vagina. Sería la combinación del clítoris, la uretra y la pared vaginal que llevaría a las mujeres al cielo. Aun queda mucho por investigar y descubrir, pero el orgasmo femenino no sería solo entonces del clítoris o de la vagina, también podría ser de ambos a la vez.
Si bien nuestra anatomía femenina desempeña un papel clave, es sólo uno de los múltiples componentes que hacen a nuestra sexualidad: el conocimiento del cuerpo, la complicidad con su pareja y las emociones que se generan en cada encuentro son decisivos en nuestra satisfacción sexual.
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Frecuencia Sexual

¿Cuántas veces al mes hacen el amor? Suelo hacer esta pregunta en el consultorio de Clínica de Parejas. La respuesta no es tan simple ni lineal. Especialmente porque nuestra libido fluctúa en función de la edad , el momento de nuestras vidas, el estado de salud, ¡e incluso el clima!
La mayoría de las parejas se refiere, en un momento u otro de su vida, a su frecuencia de relaciones sexuales. Si bien es cierto que después del fulgor sexual inicial de -casi- todas las relaciones de pareja, el número de encuentros sexuales disminuye paulatinamente.  Incluso a veces este número fluctúa en función de los acontecimientos que van atravesando a una pareja: un cambio de trabajo, una mudanza, el embarazo, un cambio en la profesión, en fin. Crisis de la vida cotidiana que afectan a la sexualidad.
Estas preocupaciones casi obsesivas acerca del número en la frecuencia sexual se basan generalmente en la creencia de que una pareja es más feliz si tiene más cantidad de relaciones sexuales al mes. Esta es la imagen que transmite nuestra sociedad, lo que absorvemos de los medios de comunicación y la premisa social de lo que se debe hacer: la actividad sexual es el barómetro de la salud de nuestra privacidad.
En resumen, no sabemos demasiado acerca del número mágico que determina la frecuencia sexual ideal, pero lo cierto es que la frecuencia que haga feliz a la pareja será la correcta, la indicada. Si los dos adultos están de acuerdo en el encuentro entonces simplemente es permitirse dejarse llevar por la situación y hacer de un momento simple algo especial.

Consultanos por el tratamiento contra el deseo sexual hipoactivo.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

https://www.facebook.com/clinicadeparejas

Anorgasmia

En una relación sexual, tanto las mujeres como los hombres tienen como principal meta disfrutar y hacer disfrutar a la otra persona. La gente tiene estipulado el clímax u orgasmo como el principal síntoma de haber concretado un acto sexual pleno, pero esto no tiene porque ser así. Se pueden tener relaciones satisfactorias sin llegar al orgasmo.
anorgasmia
En cambio el problema puede aparecer, si debido a diferentes factores, esa culminación del placer no se da nunca. Si esto sucede, podemos estar ante un caso de anorgasmia, que se da tanto en hombres como mujeres, siendo en éstas más común. Se trata de la ausencia recurrente y persistente del orgasmo, a pesar de que se dé la estimulación y excitación previa de manera normal. 
La anorgasmia puede darse por varias causas, pero principalmente atiende a razones psicológicas. Problemas como la depresión, ansiedad, traumas con experiencias pasadas, falta de motivación, la presión por “tener que llegar”, o simplemente la falta de información puede ser determinante para la aparición de este problema. Sin embargo, factores físicos como las enfermedades o los problemas por el uso inadecuado de medicinas y drogas también pueden influir negativamente para que esa situación se prorrogue. Como siempre decimos en Clínica de Parejas, no hay un solo factor determinante que lleve a un síntoma. Los síntomas son multicausales: psicológicos, orgánicos, culturales y sociales a la vez. Te dejamos un listado que puede ayudarte a identificar las causas: 
  • Mitos, miedos y tabúes en la educación sexual
  • Autoestima baja, poca confianza en sí mismo
  • Estimulación y caricias poco adecuadas, o demasiada fuerza por parte de tu pareja
  • Monotonía sexual
  • Relaciones sexuales dolorosas como vaginismo o dispareunia
  • Deseo sexual bajo o hipoactivo
  • Dudas acerca de los sentimientos hacia la pareja
  • Miedo a dejarse llevar por el placer, a perder el control.
Los problemas de anorgasmia también pueden ser de varios tipos, según la persona que los sufra, de qué manera y cuándo se manifiesten. Estos tipos son los siguientes:
  • Anorgasmia primaria: este tipo se da en personas que nunca han alcanzado al orgasmo.
  • Anorgasmia secundaria: se produce en personas que en experiencias anteriores si han llegado al clímax, pero que dejan de sentirlo de manera recurrente.
  • Anorgasmia absoluta: se trata de la variante sucedida cuando una persona no puede llegar al orgasmo a través de ningún proceso de estimulación.
  • Anorgasmia relativa: este tipo aparece cuando el orgasmo deja de manifestarse solo en un procedimiento en concreto, por ejemplo la masturbación.
  • Anorgasmia situacional: este último caso aparece en personas que solo llegan al orgasmo en situaciones concretas de forma sistemática.
Como la mayoría de los problemas que afectan a la vida sexual de las parejas, la anorgasmia también tiene solución. En Clínica de Parejas te proponemos un Programa de Recuperación donde en pocas consultas vas a notar grandes mejorías, trabajamos en forma individual y en pareja para reforzar la comunicación y la confianza mutua dando lugar a un mejor entendimiento y un gran respeto por los tiempos del tratamiento. Luego, actividades para hacer en casa, ejercicios y técnicas específicas que te irán permitiendo tomar contacto con tu propio cuerpo y el de tu pareja: pequeños pasos para grandes logros, este es el objetivo. Por supuesto se deben dejar atrás cualquier tipo de prejuicio e intentar dejarse llevar, siendo siempre comprensivo y cariñoso con la persona que tenemos a nuestro lado.
Por otro lado existen medidas de carácter individual que también ayudan a que estos problemas desaparezcan. Por parte de la mujer, además de la utilización de juguetes eróticos como bolas chinas o vibradores que ayuden a la estimulación y fortalecimiento de los músculos genitales.
En el caso del hombre, también puede recurrir a artículos sexuales como lubricantes o estimuladores prostáticos que les ayuden a experimentar y aumentar su experiencia en la búsqueda del placer.
Estas soluciones que pueden aportar elementos externos también pueden realizarse en pareja, condición que puede ayudar muy positivamente a mejorar el entendimiento y  la complicidad, dando más posibilidades a que se pueda olvidar la anorgasmia de manera definitiva.
Consultar va a permitirte tener técnicas y estrategias específicas y exitosas para solucionar la anorgasmia y dar comienzo a una vida sexual placentera.
Existe una Solución!
Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
Terapia Sexual Online y Presencial
[email protected]
Tel.: (011) 2000-1730

Eyaculación Retardada

Eyaculación retardada o Aneyaculación
La eyaculación es la salida del semen del pene que se produce al tener un orgasmo. Esto, que parece tan simple, es también la responsable de algunas de las disfunciones sexuales más comunes entre los hombres. La eyaculación precoz es el principal motivo de consulta en Clínica de Parejas, y últimamente la eyaculación retardada es otro de los grandes motivos de consulta.
Se trata de la imposibilidad o el retraso en el momento de tener un orgasmo. Esta situación genera una inmensa frustración en el hombre que la padece, pero también en su pareja. Porque, aunque muchas mujeres consideran que un coito prolongado en el tiempo puede generar un inmenso placer, lo cierto es que terminan sintiendose agotadas, e incluso, heridas en su autoestima, considerando -erróneamente- que no son lo suficientemente atractivas para ellos.
Se considera que es un problema de la pareja, que se resuelve en pareja, porque si bien es el hombre quien tiene el síntoma, también es real que ese mismo hombre masturbándose puede eyacular sin inconvenientes…
ejercicios-kegel-1
¿Quiénes padecen eyaculación retardada?
– Hombres con dificultades para dejarse llevar,
– Hombres a quienes les cuesta perder el control
– Hombres que tienen bajo control sus emociones
– Hombres muy exigentes,
– Hombres algo temerosos y ansiosos
¿Por qué se produce?
Generalmente es de orden psicológico. Sin embargo hay que descartar siempre patología orgánica, como por ejemplo Parkinson, Diabetes, problemas neuronales o evaluar si se está tomando medicamentos antidepresivos.
¿Qué hacer?
En principio, reconocer que hay una disfunción y que hay que tratarla en pareja. El tratamiento que ofrecemos en Clínica de Parejas para solucionar la eyaculación retardada es efectivo y tiene altos niveles de éxito pero requiere el compromiso de ambos y el entendimiento de que durante el tiempo que dure la recuperación, ambos van a estar contenidos por una Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja que les brindará la escucha necesaria pero también los procedimientos y técnicas adecuados para solucionar esta situación, beneficiando con los resultados a ambos miembros de la pareja. Por esto señalo el compromiso de ambos miembros para que asistan a las consultas, sigan el tratamiento correctamente y sin saltear pasos. La intención es que ambos comprendan que aunque se trata de un síntoma del hombre, los dos salen beneficiados con su mejoría. ¡Los resultados se ven en poco tiempo y son para toda la vida!
Consultanos:
Tel.: (011) 2000-1730
[email protected]
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
MN N° 59610

Deseo Sexual Hipoactivo

Deseo Sexual

Deseo Sexual

Últimamente en el consultorio noto que más y más parejas se quejan de no estar teniendo relaciones sexuales durante días…semanas…e incluso ¡meses! Este es uno de los principales motivos de consulta en Clínica de Parejas. El segundo motivo de consulta es la eyaculación precoz.

Se aman, se respetan, se admiran…sin embargo ha desaparecido el deseo sexual. No puedo dejar de explicar, en esta nota, qué es lo que habitualmente sucede. La secuencia habitual es “cuando el llega de trabajar necesita relajarse y mira el celular, o el partido…yo mientras cocino algo. Cenamos mirando una serie y nos vamos a dormir, siempre estamos agotados”. El ritmo de vida actual, frenético, productivo y acelerado no deja el lugar suficiente para el deseo sexual. Ni hablar si además, esa pareja tiene hijos (cuando son grandes porque siguen viviendo en casa y cuando son chiquitos porque todo su requerimiento es físico). Se va perdiendo…lo vamos ahogando. El deseo sexual no se recupera espontáneamente, no hay manera de que reviva si no hacemos algo para sentirlo. Voluntariamente vuelve, “naturalmente” no. Pero existen (muchas) técnicas y estrategias que se utilizan para revivirlo.

El erotismo es una de las principales diferencias que hacen a una pareja. El erotismo, la sensualidad, el sexo y la intimidad son las cuestiones que diferencian a los amigos y a la familia de nuestra pareja. Por supuesto mi pareja puede ser mi amigo, pero esta diferencia tan notoria es la que tenemos que tener en cuenta cuando pensemos en lo que nos está pasando a ambos con la  dificultad, por ejemplo, de tomar la iniciativa para tener relaciones sexuales.

Falta de Deseo…¿por qué?

Las causas de la falta de deseo o deseo sexual hipoactivo pueden ser orgánicas o psicológicas. Entre las causas orgánicas algunas pueden ser: desordenes hormonales, diabetes, tiroides, adicciones, embarazo (principalmente en el período de lactancia), algunos fármacos, etc. Entre los factores psicológicos, depresión, infidelidad, crisis en la pareja, educación moralista, miedo a embarazos, preocupaciones por el cuerpo, temor a enfermedades de transmisión sexual, falta de atracción, etc.

¿Qué hacer para recuperar el deseo sexual con mi pareja?

En primer lugar, como en cualquier otra situación conflictiva, reconocer que existe un problema y que hay que resolverlo. Detectar entre ambos las posibles causas ayuda mucho a identificar la raíz del problema y buscar soluciones adecuadas, por ejemplo, si el problema es que no te gusta que él te de sexo oral, simplemente dejará de hacerlo. Por supuesto no es lo mismo que alguno de los dos esté bajo mucho stress laboral a vivir una crisis por una infidelidad. Otra alternativa que ayuda mucho es mejorar la comunicación, lo cual no significa “hablar más”, sino “hablar mejor”. Decir exactamente lo que sentimos, evitando los reproches y hablando desde uno mismo, sin culpar ni exigir del otro, intentando consensuar en lo que ambos quieren y desean.

¿Qué pasa si nada de esto funciona?

En Clínica de Parejas te ofrecemos miles de posibilidades para incrementar el deseo sexual de la pareja. Hay tratamientos y soluciones muy específicas que funcionan perfectamente para logar aumentar el deseo sexual de ambos y acercarlos nuevamente al erotismo y la sensualidad perdidas.

No permitan que la vida cotidiana los aleje. Existen soluciones concretas para la falta de deseo sexual.

Consultanos: 

[email protected]

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

MN N° 59610

Charla Gratuita sobre Sexo

Clínica De Parejas te invita al Ciclo de Charlas Gratuitas sobre Sexo!
HABLEMOS DE SEXO – Un encuentro dinámico y relajado donde una Sexóloga te va a explicar todo lo que necesitás para que entiendas cómo funciona tu cuerpo y el de tu pareja durante el sexo, te saques dudas, te interrogues…¡y Aprendas a Tener Más y Mejores Orgasmos!
Sábado 17 de Septiembre, 14, 16 y 18 hs en Belgrano, CABA.
Máximo 10 invitados por horario. Duración estimada 1 1/2 hs.
Encuentro totalmente gratuito – Coordinado por la Lic. en Psicología Mariana Kersz. Sexóloga Clínica. MN N° 59610

Inscribite: [email protected]

Clinica de Parejas

Tel.: (011) 2000-1730

[email protected]

Sexo en el embarazo

Hermosa nota para Es de Mamá!

Sexo en el embarazo

SEXO EN EL EMBARAZO

AddThis Sharing Buttons
A menos que exista una indicación médica de abstinencia, podés darle vía libre al sexo durante estos nueve meses.

sexualidad dps del parto pixabay

Foto: Pixabay

Algunos tienen miedo de lastimar al bebé, otras  sienten miedo de no atraer a su pareja con semejante panza, y otras creen que ya no van a sentir cómo antes. Para derribar algunos mitos recurrimos a nuestra sexóloga Mariana Kersz:
¿El bebé puede salir lastimado luego de un encuentro sexual con mi pareja?
No, no hay riesgo de que puedas lastimar a tu bebé dentro de la panza, el útero está recubierto y sellado por una membrana mucosa muy gruesa que lo protege para que nada malo pueda pasarle. Si no hay contraindicaciones médicas podés seguir activa sexualmente durante todo el embarazo. Por supuesto lo principal es que te saques todas las dudas con tu obstetra y que pueda darte la información detallada que necesitás.
Con la panza me siento incómoda, ¿qué hago?
Si algo te resulta incómodo, sentite en la libertad de hablarlo con tu pareja, incluso si es algo que antes hacían siempre. Si notás que tenés deseo pero no te está gustando la penetración podés considerar otras actividades, hagan uso de la imaginación para que los dos puedan pasarla bien. Siempre tengan en mente que la intimidad es mucho, mucho más que tener relaciones sexuales. Si no tenés ganas o no podés, pueden sentirse tan unidos como siempre mediante besos, caricias, abrazos y demostraciones de afecto. ¡No dejen de demostrarse lo importantes que son el uno para el otro en este momento!
¿Se siente menos placer en el embarazo?
Las relaciones sexuales cambian durante el embarazo. Para algunas mujeres resultan más placenteras y otras mujeres se sienten tan incómodas con la panza que prefieren evitar los encuentros sexuales durante todo el embarazo. Las ventajas son que durante el embarazo la humedad vaginal y el flujo aumentan, se hinchan los genitales por el aumento del riego sanguíneo y los pechos están hipersensibles. Del mismo modo, todo esto puede generar en otras mujeres una gran incomodidad y sentir incluso cólicos similares a los del período. Como decía, cada mujer lleva un embarazo totalmente diferente a otra (incluso las sensaciones placenteras o displacenteras de una misma mujer pueden variar en sus diferentes embarazos…¡y hasta en los diferentes trimestres del mismo embarazo!), en general el primer trimestre es el más agotador para la mujer por la enorme cantidad de cambios hormonales, físicos y emocionales que suceden, pero una vez que las náuseas y el malestar disminuyen todo se estabiliza.
¿Y qué pasa con los hombres?
Los hombres siguen viendo muy atractivas a sus mujeres, aunque no todos. A muchos les cuesta aceptar a su pareja en este nuevo cuerpo y seguir viendolas sexies y atractivas. Es fundamental hablar de esto y que ambos sepan que se aman y pueden apoyarse mutuamente mientras atraviesan estos cambios. También hay un miedo común en los hombres, que es el de hacerle daño al bebé, por esta razón es importante ir juntos a las consultas con el obstetra. El deseo sexual puede disminuir en esta etapa, producto de la ansiedad y de los cambios en el cuerpo, por eso hablar estas cuestiones en la pareja es de suma importancia, tomense el tiempo para conversar acerca de las necesidades, ansiedades, temores y anhelos de cada uno.
Los SÍ y los NO para estos nueve meses
 a innovar, a usar la imaginación y la fantasía para mantener el deseo activo. Definitivamente NO a descuidar tu imagen personal. Estar embarazada no significa estar desprolija.
a sentirte sexy y atractiva y un NO rotundo a dejar de mimarse en pareja.
a reservar un espacio propio para vos y tu pareja. NO a que ese espacio tenga como conversación monotemática lo que falta comprar para la llegada del bebé…eso lo pueden dejar para otro momento.
a ser creativos e innovar. NO, no y no a querer a toda costa que las cosas sean como antes de quedar embarazados. ¡Busquen nuevas posiciones y lugares donde hacer el amor!
Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y Directora de Clínica de Parejaswww.clinicadeparejas.com