Category Archives: psicología

Diario Clarin – Las lesbianas tienen mejor sexo

En este link el Diario Clarín publicó mi opinión respecto al sexo gay entre mujeres, https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/lesbianas-mejor-sexo-chicas-hetero_0_HJqkogS7X.html

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las parejas hetero? No lo sabemos a ciencia cierta, pero podemos pensar que lejos de los tabúes y prejuicios, entre mujeres conocemos como nadie nuestros cuerpos y podemos entender los ciclos, los tiempos, la dinámica de cada relación sexual y de cada encuentro, que a veces, es difícil de transmitir a los hombres.

Sin embargo, como mujeres, es también parte de nuestra tarea de educar sexualmente a nuestros hijos la de comunicar la posibilidad en los distintos tiempos y posibilidades, no solo de cada sexo y sus particularidades, sino también de las diferentes formas y maneras en las que el amor puede expresarse a través del sexo.

La nota completa a continuación:

“Tengo 50 y hace años que no estoy con varones, pero mi sexualidad desde que estoy con mujeres cambió ciento ochenta grados: tengo muchos más orgasmos. Supongo que es consecuencia de una sexualidad más rica. El sexo con mujeres es lo más: lo seguiré recomendando hasta el resto de mis días”, dice Vivi. Inesperado, ¿o no? Una encuesta de la revista Public HealthEngland del mes de junio, sobre sexualidad, reveló algunos datos sobre los niveles de satisfacción sexual en base a una encuesta a siete mil mujeres.

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero? La Lic. Mariana Kersz lo explica.

La mitad de las encuestadas (de entre 25 y 34 años) no disfrutaba de su vida sexual. El porcentaje bajó al 29% en aquellas que tenían entre 55 y 64 años, lo que sugiere que el sexo para las mujeres mejora con la edad. Esta encuesta no desglosó, precisamente, las preferencias sexuales, pero otros estudios previos sí lo hicieron y muestran la siguiente tendencia: las mujeres que tienen sexo con mujeres tienen más probabilidades de estar entre las que dicen estar más satisfechas.

Un estudio de la Revista de Medicina Sexual llegó a la conclusión de que las lesbianas llegan orgasmo el 75% de las veces que tienen sexo, en comparación con el 61% de las mujeres hétero. La orientación sexual de los hombres, sin embargo, no pareció tener mucho efecto en sus tasas de orgasmo, ¿será por una cuestión de machismo? ¿Cuán bien conocen los compañeros varones el cuerpo de sus compañeras sexuales?

Sobre esto, Eliana (30), una joven bisexual, opina: “Creo que el orgasmo llega más o menos parecido porque tiene más que ver conmigo y lo que me genere la otra persona, no tanto por su sexo, sino por un tema de piel y conexión. El último tiempo no he estado con mujeres (lamentablemente) pero las últimas veces que lo hice fueron espectaculares y los últimos meses con chicos no lo fueron tanto. A veces me dejaron pagando y con ganas de resolverlo, me agotó un poco depender de los tiempos de erección y demás cuestiones masculinas… Por eso creo que se puede asegurar más el orgasmo con una mujer pero, en líneas generales, si hablamos de comparar performances, puedo disfrutar de igual manera cuando de orgasmos se trata”.

Atravesar las aguas de la pasión: ¿qué es el Síndrome de Estrés Postromántico?
¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero? La Lic. Mariana Kersz lo explica.

Un estudio mucho más grande (en que participaron 53.000 estadounidenses) realizado por el Kinsey Institute el año pasado registró números incluso más contundentes, con las mismas tendencias. En este caso, las lesbianas informaron que llegaron el 86% de las veces al orgasmo durante el sexo, en comparación con el 65% de las heterosexuales. Los hombres heterosexuales dijeron que tenían un orgasmo el 95% de las ocasiones. Y no se registraron números respecto a la población trans.

Muchos hombres consideran que pueden dales a sus parejas un orgasmo simplemente con la penetración y… ¡Fallan! Porque esto le sucede nada más que al 20% de la población femenina.

El porno mainstream no es un gran educador al respecto: predomina el sexo violento y la escena acaba cuando ellos llegan. Hay mucha desinformación al respecto y seguimos formando parte de una cultura patriarcal falocéntrica, en la que los orgasmos clitorianos siguen (como decía Freud), siendo ¿de segunda? ¿infantiles? Cuando en realidad abren las puertas del cielo.

Otro tema es la previa. “Creo que lo que cambia entre un hombre y una mujer es que, en el segundo caso, la sexualidad no está enfocada en la genitalidad, sino que todo el cuerpo es una zona erógena”, comenta Carla (31), otra chica bisexual.

Shere Hite, una sexóloga alemana, realizó un importante estudio de la sexualidad femenina, El informe Hite. Allí reunió enorme cantidad de testimonios de mujeres frente a variadas preguntas acerca de su vida sexual. Del orgasmo con estimulación del clítoris sin penetración surgieron expresiones como: “Es más intenso, más centrado, más localizado, más limitado, más externo, más excitante, más definido”. Mientras que al orgasmo solamente con penetración lo definieron como: “Más difuso, más apagado, que afecta a todo el cuerpo, más suave”. Para Freud, con amor.

¿Las lesbianas tienen mejor sexo que las chicas hétero?

Makarena, bisexual de 27 años, dice: “Con un muy buen vínculo puedo llegar al orgasmo con un chico. Con una mujer sucede, y mucho más. En un momento llegué a pensar que en la naturaleza se escondía un buen secreto en eso. En mi caso la cuestión pasa por ver al cuerpo femenino más erótico, con mayores capacidades eróticas”.

La psicóloga y sexóloga Mariana Kersz ensaya posibles razones: “Tal vez tiene que ver con la liberación sobre los miedos y los tabúes y con la posibilidad de encontrar en un semejante (en otro cuerpo de mujer) alguien que hace de espejo, esta posibilidad de conocer el cuerpo. Entre mujeres el sexo funciona ‘mejor’ porque hay un mejor conocimiento del funcionamiento del cuerpo y de los tiempos de ese cuerpo. El tiempo femenino es muy diferente del masculino, los hombres necesitan mucho menor tiempo para excitarse (por ejemplo). Nosotras podemos frenar un poco el acelere del momento, que en el caso de las parejas hetero suele ser uno de los grandes conflictos”.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
[email protected]

FiloNews – El amor en tiempos de redes sociales

Muchas gracias a Filo.news por esta nota donde hablamos del amor en tiempos de redes sociales.

El link acá o podés leer la nota completa a continuación:

CORAZONES EN CRISIS

“Me clavó el visto”; “me eliminó de sus amigos”; “está en línea y no me habla”: amor en redes sociales

¿Las nuevas plataformas virtuales facilitan o complican la vida amorosa? Filo News habló con la licenciada Mariana Kersz, sexóloga especialista en terapias de parejas, y reflexionamos al respecto

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Corazones rotos en tiempos de redes sociales – Lic. Mariana Kersz – ClinicaDeParejas.com

Cada vez son más los corazones que se encuentran en crisis a causa del amor en tiempo de redes sociales. Y es que las nuevas plataformas y aplicaciones virtuales establecen en sí mismas nuevos modelos de relación: “Me clavó el visto”; “me eliminó de sus amigos”; lo veo en línea pero no me habla” son las frases más escuchadas en esta época.

El amor en tiempo de redes sociales en una época caracterizada por la inmediatez: en el amor, en las parejas y en los vínculo.

Filo News habló con la licenciada Mariana Kersz, sexóloga especialista en terapias de parejas, quien reflexionó al respecto: “hoy las parejas se demuestran amor de una forma muy diferente que hace sólo algunos años atrás”.

“Hace algunas semanas estaba atendiendo a una pareja al borde de la separación, y mientras ella estaba desconsolada contando su dolor al enterarse de una infidelidad, a él le suena el celular en plena consulta y comienza a chatear con una sonrisa en el rostro. Y, aunque esta conducta habla del compromiso de él para con la terapia de pareja, también nos habla de lo lejos que están ya uno del otro”, comentó la especialista.

“Los romances e infidelidades, los desengaños y la pasión han tomado otra forma ahora. Hombres y mujeres creen fervientemente haber encontrado al amor de sus vidas en tierras virtuales, sin conocerse aún, pero elegidos en ese gran catálogo online“, confiesa Mariana Kersz.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
http://facebook.com/clinicadeparejas

Sexualidad en la Adolescencia

Sexualidad Adolescente

Pensamos a los adolescentes como partícipes de una edad bisagra, una instancia que marca por un lado el fin de la infancia y por el otro la entrada a la vida adulta, un período de transición entre aquellos que fueron y quienes serán en el futuro. Por eso es importante pensar realmente cuánto saben nuestros adolescentes sobre sexualidad, y abordar la cuestión del sexo desde un lugar desprejuiciado y sin tabúes para que puedan entender que el sexo es mucho más que tener relaciones sexuales: es también una forma de comunicarnos. Está comprobado que existe una relación en entre el inicio temprano de las relaciones sexuales y la falta de información. Es decir: los chicos que llegan a la adolescencia con más información atrasan o demoran el inicio de sus relaciones sexuales porque ya no es la curiosidad o lo clandestino, lo prohibido, lo que los motiva, sino que es una decisión tomada desde la reflexión y el verdadero deseo de explorar una nueva faceta.

¿De qué hablan los padres con sus hijos adolescentes? La comunicación entre los padres y los hijos en torno al sexo está vinculada a la conducta responsable, particularmente en términos de anticonceptivos y utilización del preservativo. También es una realidad que son más las adolescentes que los adolescentes los que hablan de sexo con sus padres. Incluso las chicas hablan más con sus madres que con sus padres, seguramente aquí la variable del género tiene su impronta. Sin embargo, podemos también pensar que si muchos adolescentes no habilitan el tema en casa es porque probablemente tienen otras fuentes de conocimiento: internet hoy funciona como una gran enciclopedia en la que pueden -desde el total anonimato y sin exponerse- consultar webs relacionadas con la temática. El peligro en esta instancia radica en que muchos adolescentes incluyen el porno como parte de su educación sexual, donde los penes de dimensiones generosas hacen gritar a mujeres perfectamente maquilladas y donde cada encuentro sexual es totalmente espontáneo y la mujer siempre tiene interés en ser penetrada, no importa qué estuviese haciendo. Si esta es la educación -o la base de la educación- sexual que reciben los jóvenes, es probable que se encuentren decepcionados o frustrados al momento de tener un encuentro sexual con una mujer real. La inexperiencia de ambos y sus propias fantasías al respecto pueden generar una situación incómoda al compararse con las escenas editadas de las pantallas de sus celulares.

Pero ¿qué saben los chicos sobre el sexo? Los adolescentes saben y reconocen perfectamente la sexualidad como parte del placer erótico, como necesaria para procrear, y también para formar parte de un vínculo de pareja. Saben que tienen que cuidar sus propios cuerpos y respetar el cuerpo ajeno. Lo han visto desde su educación inicial que deben aceptar un no como respuesta y poder decir que no libremente, y decirle a un adulto si se sienten intimidados en alguna situación. Saben también que con el preservativo evitan embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo también hay muchos mitos en relación a la sexualidad en la adolescencia. Fruto del mismo desconocimiento, de la misma reacción hormonal desmedida y una curiosidad que los lleva muchas veces a inferencias o deducciones erróneas, el interés por el sexo en los adolescentes adolesce, justamente de cierto criterio, y generalmente no tienen con quién consultar acerca de sus inquietudes y desmitificar los tabúes más habituales. Por ejemplo:

  • Los chicos saben que tienen que utilizar preservativo. Pero lo utilizan en el último momento, antes de eyacular. Esto puede traer varias consecuencias: en principio un embarazo no deseado, porque el líquido preseminal contiene también espermatozoides que pueden ingresar a la vagina. Por otra parte, se corre el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Es importante que se utilice preservativo desde el inicio del juego previo hasta el final de cada relación sexual.
  • Los chicos saben que deben usar el preservativo, pero les da mucho pudor comprarlos. Los condones pueden adquirirse en farmacias, maxikioskos, kioskos de barrio y generalmente en los bares hay también máquinas expendedoras. Si sigue el pudor, en los hospitales públicos se distribuyen de manera gratuita sin necesidad de estar acompañado por un adulto.
  • Las chicas generalmente no llevan preservativos en la cartera. Consideran que es una tarea del hombre cuidarse. Es necesario que ambos, chicos y chicas se cuiden, si en caso de un encuentro sexual fortuito el varón no tuviese preservativos, ella puede aportar el propio. La forma correcta de almacenar el preservativo es siempre dentro del sobre cerrado, conservado del calor y la humedad y sin estar presionado (por ejemplo no debe estar en la billetera).
  • También es un mito que en la primera relación sexual no hay riesgos de embarazo, lo cual es totalmente falso. Siempre que haya contacto entre un pene y una vagina existe el riesgo de un embarazo y también del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

 

A veces les resulta difícil a los padres hablar de la sexualidad con los adolescentes. No tienen los mismos puntos de referencia, el mundo ha cambiado y los jóvenes no viven en el mundo que han conocido a la misma edad. Hoy en día hay teléfono móvil, Instagram, Snapchat, pornografía, sitios de citas como Tinder y otros. Y los padres no han tenido educación sexual o tienen poca información sobre la sexualidad cuando eran jóvenes. Por lo tanto, algunas sugerencias para poder desmitificar algunos tabúes en torno a la sexualidad y ayudar a los adolescentes a entender y transitar mejor esta etapa de sus vidas:

  • Hablar de sexo mucho antes de la adolescencia. Desde la primera infancia, cuando los niños comienzan a conocer su cuerpo es el momento de ir hablando del tema, seguramente en la adolescencia ya es tarde.
  • Literatura: existen libros muy completos al respecto y es un excelente método porque evitan navegar en webs con contenido poco serio al respecto.
  • Entender la sexualidad como parte de la vida de todos los seres humanos. No hablar de ello o censurarlo es tapar el sol con un dedo, lo que empuja a los chicos a la sexualidad temprana o precoz y a la pornografía, solo para obtener la información que necesitan.

 

En resumen, el inicio de la sexualidad se ha adelantado y los y las adolescentes de este siglo comienzan su inicio sexual cerca de los 15 años de edad, lo que nos plantea como padres un desafío: informar a nuestros hijos desde pequeños para que logren una sexualidad plena y feliz.-

 

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]
http://facebook.com/clinicadeparejas

Hablemos de Sexo!

Usá el código HABLEMOS hasta el 22/9 para obtener un 20% de descuento en la charla de Hablemos de Sexo!
Tickets en venta: https://www.eventbrite.com.ar/e/hablemos-de-sexo-tickets-37743462713
Se envía material por email al finalizar la charla y con la entrada se llevan regalitos para “practicar” en casa, estén o no en pareja 
Los esperamos!
[email protected]

Hablemos de Sexo

Hablemos de Sexo

Clínica de Parejas presenta una nueva edición de Hablemos de Sexo!

Una sexóloga te explica cómo funciona tu cuerpo y el de tu pareja durante el sexo. Las diferencias entre hombres y mujeres. Qué es un orgasmo y cómo lograrlo. Cómo lograr más y mejores erecciones. Desterramos mitos, tabúes y fantasías en relación al sexo. Tips, ejercicios y técnicas para aumentar el deseo, revivir la pasión y renovar el erotismo para lograr una vida sexual plena y feliz.

6 y 7 de Octubre a las 18 hs en Belgrano, CABA.

Consultas: [email protected]

Cupos (muy) limitados! [18+]

Más información, notas, artículos publicados y técnicas de sexología en https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

 

Infidelidad

La infidelidad puede ser una oportunidad para una pareja
La infidelidad no es necesariamente la sentencia de muerte de la pareja. Es posible reconstruir la pareja después de esta gran crisis que la infidelidad trae. Incluso es una oportunidad para volver a elegirse, siendo ahora más conscientes de las imperfecciones de cada uno y llevar la relación hacia un amor más maduro.

Después de la infidelidad, muchas parejas que acuden a la terapia de Clínica de Parejas optan por reconstruir la relación. Claro que muchas veces es difícil y las parejas terminan separandose porque es más fuerte la frustración que lo logrado hasta el momento, pero en el 90% de los casos en que hay una infidelidad, el amor no ha muerto. Muy a menudo la relación extramarital no se busca como tal, por lo tanto, la infidelidad puede hablar de muchas otras cosas además del desencanto con el otro.

Puede estar relacionado con un problema en la pareja como la pérdida de la comunicación, la preocupación por los demás olvidandose del otro, la falta de deseo sexual, la distancia entre ambos, conflictos. También puede responder a un problema muy personal, como el miedo a envejecer, la falta de compromiso. A veces también puede ser una forma de hacer frente a circunstancias de la vida en la que uno de los dos se sienta ahogado o presionado. Por ejemplo, para una pareja que no tiene más relaciones sexuales desde un hecho traumático porque la mujer no quiere ser tocada.

Es importante tratar de entender lo que pasó.
Entenderlo nos permite evaluar la situación. Si nos olvidamos la historia, estamos condenados a repetirla. No se puede desarrollar la estrategia de reconstrucción de esta pareja si ninguno de los dos quiere hablar de lo sucedido. Y aunque en general la infidelidad no es un motivo suficiente para separarse, enterarse de una infidelidad resulta ser muy doloroso y es difícil para la pareja poder reencontrarse luego de algo así. Definitivamente hay mucha ansiedad, mucha angustia y sentimientos encontrados, euforia, ira y a la vez mucha tristeza y desilución. Y claro, es normal no poder pensar correctamente.

Lo importante es no tomar ninguna decisión radical bajo la influencia del primer impulso. No es el momento de tomar la decisión de separarse, por ejemplo. El tiempo pondrá todo en su lugar y un proceso terapéutico donde ambos puedan revisar lo que pasó va a ayudarlos a decidir qué hacer.

Hay que tomarse el tiempo necesario para medir las consecuencias que esta indifelidad tiene y tuvo. Por supuesto en general se intenta dar una oportunidad, pero muchas veces el dolor y la decepción son tan grandes que es imposible avanzar.

Comunicar y recuperar la confianza
¿Cuáles son las etapas de la reconstrucción de la pareja?
Para reconstruir, hay que hablar de restablecer la seguridad y la confianza. El silencio acerca de lo que pasó alimenta la inseguridad y la ira. Lo mejor es responder a las preguntas. Pero no a todas. Los detalles demasiado íntimos, especialmente en relación con la sexualidad, y todo lo que puede traer una comparación (ella era más joven, él era más delgado, era más inteligente, me daba sexo oral de tal manera…) debe ser evitado. Necesitamos respuestas a las preguntas que son útiles. La idea es volver a la base mínima de lo que funciona en la relación. Alimentar de nuevo la vida de los pequeños detalles y rituales, que son una fuente de seguridad en la rutina de ambos. Pero estos gestos ya realizados en el pasado, tendrán que ser más significativos. La persona que ha sido infiel tendrá que dar muchas señales a su pareja para reconstruir la confianza, es decir, la sensación de seguridad en la relación.

Infidelidad

Infidelidad

¿Qué hay de la relación extramarital en el proceso de reconstrucción?
Si queremos dar una oportunidad a la pareja, en Clínica de Parejas consideramos que quien ha sido infiel debe comprometerse a interrumpir la relación. Pocas personas lo logran porque esto es un duelo también, especialmente cuando hay un verdadero vínculo amoroso con esa tercera persona. Es difícil renunciar a quien nos ha hecho sentir amados, cómplices, plenos, pero si lo que se decide es que la pareja continúe, esta relación si o si debe darse por terminada.

Perdonar
El perdón es otro de los pilares de esta reconstrucción de la pareja. El perdón está muy relacionado con la ira. Es imposible perdonar si aun guardo rencor. Si pensamos “nunca podré perdonar lo que me hizo” es porque todavía estamos enojados. Incluso hay heridas del pasado (desilusiones, celos, desconfianza, mala comunicación) que se reactivan, reviven en esta infidelidad y esa ira, ese rencor, surge como respuesta a otros interrogantes sin respuesta de la relación.

¿El perdón demasiado rápido es una trampa?
Perdonar rápidamente maquilla esa ira, ese dolor y nos impide procesar y elaborar lo que ocurre realmente. Nada puede volver a ser lo que era rápidamente. Es más: lo mejor es que las cosas no vuelvan a ser exactamente como antes, porque algo los llevó hacia ese lugar en el que están hoy, ese “antes” creó las condiciones para que surgiera una relación extramatrimonial.

Reencontrarse
Sobre la base de esta infidelidad y ahora entendiendo que no somos perfectos, con todo y nuestras decepciones, nos podemos volver a elegir, dejando de poner expectativas, ilusiones y fantasías en situaciones que no son reales y que no pueden acercarnos a la realidad.

Potencialmente, la infidelidad podría ser una oportunidad para una pareja
Por supuesto, una infidelidad genera un huracán en la pareja, una enorme crisis y un gran quiebre, pero también puede ser la oportunidad que ambos necesitaban para reencontrarse, para renacer. Siempre que haya posibilidades, siempre que los dos lo deseen, se puede recuperar la relación mediante la reconstrucción del vínculo que los une. Incluso superando el vínculo anterior, debido a que ahora están más maduros y más reales en cuanto a lo que esperan el uno del otro. Se trata de no esperar que el otro cumpla con todas mis necesidades, sino tratar de ser autosuficiente, responder por mí mismo sin necesidad de buscar terceros que complementen lo que esperaba.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]

Tel.: 2000-1730

Los celos en la pareja

Los celos en la pareja
Cuando se vuelven poco saludables, los celos pueden envenenar la historia de amor de una pareja. ¿Cómo superarlo? ¿Cómo aprender a tener confianza en sí mismo? En otro? Formas de ayudar a que existe
Los celos de alguna manera son una forma de paranoia, y así el celoso nunca se equivoca: está convencido de que su pareja lo engaña y nada puede persuadirlo de lo contrario. No importa lo que su pareja haga, como sea, lo engaña. Esos celos llegan al grado de celos patológicos.
Los celos son un sentimiento que puede invadir todo nuestro ser, y que es particularmente evidente cuando uno está enamorado, aunque seguramente no comenzaron en el momento en que se conoció a esa pareja y tienen raíces mucho más profundas. Los celos están muy relacionados con la posesión, más que con el amor. Si por ejemplo, tengo miedo de perder al hombre que amo, temo que alguien venga a tomar a quien que ahora se convirtió en mi tesoro más preciado y me convierto en un ser posesivo.
Los celos son en primer lugar el deseo de poseer al otro. Detrás de este deseo se haya oculta una dependencia emocional.
La función de nuestro trabajo psicológico en el consultorio de Clínica de Parejas es darles herramientas a ambos miembros de la pareja para comprender que las relaciones no pueden ser simbióticas, no son uno de dos. Son uno más uno, no una unidad. Por lo tanto uno no le pertenece al otro, y los principios de autonomía son importantes de ser resaltados.
Aprender a tener confianza en unomismo
Por lo tanto, el trabajo sobre la autoestima es necesario si el celoso no se siente bien sin la otra persona o si piensa constantemente en la amenaza de perder a su pareja por un tercero. Todo esto por supuesto tiene que ver con la baja autoestima del celoso, quien por ejemplo puede sentirse indigno del amor que recibe.
Aprende a tener confianza en sí mismo para confiar en el otro es un trabajo real que puede llevar cierto tiempo, no existe una cura definitiva para los celos, pero si hay estrategias y herramientas psicológicas que permiten aprender a controlarlos.
Diferencias de género
¿Quién es más celoso? Según la experiencia en el consultorio de Clínica de Parejas no depende del género (masculino o femenino) sino que es un sentimiento que los atraviesa por igual. En cuanto a la intensidad y la frecuencia de los celos, hombres y mujeres son iguales. Sin embargo hay algunas diferencias en la forma de reaccionar, los hombres se enojan y generalmente las mujeres entristecen.
Ambos miembros de la pareja deben acudir a la consulta porque esta forma de celarse uno al otro ha constituido en esa pareja un sistema, una forma de comunicación, que es necesario desarmar para poder comenzar a abrirse los interrogantes respecto a cómo se instaló esta forma de comunicarse en la pareja. Lo primero que hay que pensar es en por qué, es decir: ¿por qué EL/ELLA es celoso/a de su pareja? y qué hace el otro al respecto? Entendiendo esto se indican recomendaciones concretas destinadas a desarmar las pautas destructivas que provocan el problema de celos, y a ayudan a mantener el cambio positivo. Desbaratar esas pautas destructivas, en lugar de desenterrar sus causas, es el objetivo primordial de la terapia que realizamos en Clinica de Parejas. Para lograr que esto cambie, es necesario cambiar muchos elementos del sistema marital de esa pareja, porque es la conducta de ambos (y no solo del celoso) lo que sostiene esta modalidad del problema. Es decir, ambos se consideran producto de una decisión arbitraria en la que participan los dos miembros de la pareja, porque aunque uno sea el malo de la película, el otro contribuye a eso, obteniendo un beneficio del papel de víctima traicionada.
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
MN N° 59610
[email protected]