Category Archives: problemas de pareja

Clarin – La crisis del séptimo año

Lic. Kersz en Clarin

Lic. Kersz en Clarin

El Diario Clarin publicó una nueva nota para la sección Entremujeres donde conversamos respecto a la crisis del séptimo año.

La nota completa en este link de Clarín https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/existe-crisis-septimo-ano-parejas_0_ryDucR_pG.amp.html o acá, a continuación:

¿Existe la crisis del séptimo año en las parejas?

Muchos matrimonios dicen pasar un momento difícil al pisar el septenio.

A los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse.

Hace algunos años atrás una funcionaria de Alemania propuso que, al igual que cualquier producto del supermercado, el matrimonio también tuviese fecha de vencimiento: a los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse en buenos términos, dando entidad así a uno de los grandes mitos vinculares: la comezón o la crisis del séptimo año.

El siete resulta un número llamativo para algunas tradiciones: ¿señala un fin de ciclo? Muchas personas aseguran que a los siete años de pareja atravesaron una gran crisis o se separaron. ¿Cómo poner estas experiencias en duda?

Pero tal vez no se trata de pensar los siete años como un número literal, sino de representarnos lo que sucede después de mucho tiempo de estar juntos, construyendo día tras día una relación, un vínculo, juntando la historia de ambos para formar un “nosotros”. Lo que nos une va cambiando.

Las etapas de la relación

Un cuento de Disney

Los arranques son mágicos. Cuando recién nos conocemos, estamos en un estado ideal. Este sentimiento de completud, de que no habrá nadie en el mundo igual a mi pareja, es -afortunadamente- transitorio. Reina la idealización y la proyección de sentimientos positivos… Pero no es real: nos olvidamos de ver los defectos, la realidad del otro, no enfocamos en las diferencias que tenemos y desdibujamos cualquier atisbo propio que pueda no complacer al otro (tampoco nosotros nos mostramos reales y genuinos en un cien por ciento).

Mirá también

Las 6 etapas de la pareja: descubrí en cuál estás

Caminando juntos

Esta etapa inicial de fusión y simbiosis abre paso, con el tiempo, a la siguiente, de diferenciación, donde comenzamos a mostrarnos más reales y con más naturalidad. Podemos, sin temor, enfocar la mirada en las diferencias y ¡hasta reírnos de lo que antes nos parecía hermoso e increíble! En esta etapa es donde aparece el amor real, el verdadero. El enamoramiento es un momento maravilloso, teñido por la fantasía y salpicado por la idealización profunda de la otra persona. Pero el amor real es el que permite entender lo que verdaderamente está pasando, lidiar con las diferencias y enriquecernos en ese debate respecto a lo que cada uno quiere y espera de su proyecto de vida en común.

Muchas veces en esta etapa aparecen reclamos respecto a lo que uno de los dos hacía y al otro le fascinaba… Y ya no resulta tan funcional.

Carolina, una paciente de 32 años, lo dice con claridad: “Él era el hombre ideal para mí, todo era perfecto, prácticamente sentía que hablábamos el mismo idioma. A mí me encantaba cuando tocaba la guitarra, sentía que cada nota era exactamente la que tenía que sonar, era increíble. Con el tiempo empecé a notar que cada vez que llegaba más tarde a nuestras citas por quedarse ensayando, y al año de estar juntos, cuando estábamos en reuniones de amigos, él solamente tocaba la guitarra sin interactuar con nadie y me enojaba muchísimo. He pasado días sin dirigirle la palabra… hasta que nos separamos”.

El momento de la verdad (o de la desilusión)

Las expectativas que volcamos en la pareja tienen que ver, entre otras cosas, con lo que esperamos que suceda en la relación, con los propios ideales de lo que creemos, sentimos y pensamos que debe ser.

Las grandes crisis llegan, muchas veces, cuando aparecen situaciones contrarias a lo que esperábamos del otro (aunque el otro nunca lo supo). Por ejemplo, después de seis años juntos habían recibido con mucha felicidad la llegada de su primer hijo. El bebé tenía dos meses y medio y ella esperaba que él colaborara con las tareas de la casa mientras amamantaba. En vez de decírselo, agotada por la demanda full time, terminaba discutiendo con él y criticando que estuviese todo el día afuera de casa trabajando. Afortunadamente pudieron verlo a tiempo y entender que lo que realmente necesitaba ella era que él pudiese estar más atento a las cosas de la casa, y que la crítica hacia el trabajo era su forma más fácil de atacar un punto débil.

No es la misma crisis la que atraviesa una pareja de recién casados, que las dificultades de una pareja a la que le acaban de aprobar un crédito bancario para acceder a su primera vivienda, que las tensiones que pueden darse por el nacimiento y la crianza de un hijo, las fricciones producidas por la salida de los hijos del hogar, o las relacionadas con infidelidades o falta de deseo sexual.

Los posibles disparadores de una crisis “del séptimo año”

– Infidelidades

– Aburrimiento

– Desinterés

– Apatía

– Falta de temas de conversación

– Enfermedades

– Dificultades con la crianza de los hijos

– Falta de deseo sexual

– Mala relación familiar (suegros, tíos, conflictos con la familia de origen)

– Pérdida de confianza en el otro

Y la lista sigue… Estos son sólo algunos de los motivos de consulta más frecuentes que recibo en el consultorio de terapia de pareja y sexología

Tips para evitar la crisis… de todos los días

* Interesarnos. El gran antídoto contra el desdén y la indiferencia es escuchar al otro, mostrarnos interesados en su día a día, saber los nombres de las personas con las que trabaja, conocer su rutina, sus intereses, sus anhelos.

* Ser cariñosos y demostrativos. Una verdadera inyección de afecto genera una unión única en la pareja.

* Mejorar la calidad de la vida sexual. Mientras tenemos relaciones sexuales se libera endorfina, oxitocina, testosterona… Un verdadero tsunami hormonal, emocional y vincular que nos permite conectarnos con el otro de una manera profunda y única.

* Entender. No existe la pareja perfecta, ni el hombre ideal, ni la mujer de tus sueños. Somos imperfectos, reales y nos equivocamos. Aceptar y entender que somos humanos y no robots también va a ayudar a comprender diferencias y tolerar mejor los errores. Hay que saber pedir perdón… Y perdonar también.

Por la licenciada Mariana Kersz, psicóloga, sexóloga y directora de Clínica De Parejas.

Deseo Sexual en la Radio

Ayer en Feudale Café compartimos historias del consultorio sexológico de Clínica de Parejas! hablamos de sexo, pasión y deseo sexual. Con Marcela Feudale y Albino Aguirre conversamos acerca de cómo revivir la pasión en una pareja durante la convivencia.
Podés enviarnos tus consultas a [email protected]
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

¿Existe el amor para toda la vida?

La segunda ciudad con más infieles en todo el pais es La Plata, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la primera!

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

El amor para toda la vida se inventó cuando la vida no se extendía más allá de los 40 años…pero hoy la vida ¡dura el doble!

Nos preguntamos si existe el amor para toda la vida, ese amor que hace que nunca jamás pensemos en un tercero ni tengamos una aventura con otra persona que no sea nuestra pareja.

Sin embargo, aunque la infidelidad exista en las parejas, no necesariamente es sinónimo de separación: en la estadística de mi consultorio de Clinica de Parejas, el 90% de los casos de las parejas que llegan a consultar después de descubrir una infidelidad, resuelven sus diferencias y pueden superar este conflicto.

Lo hablamos con los chicos de Todo No Se Puede, en FM Cielo 103.5 de La Plata. Escuchá el audio completo acá, en ESTE link

Muchas gracias!

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
Especialista en Terapia de Parejas
[email protected]
http://www.facebook.com/clinicadeparejas

Infobae – Deseo Sexual por Lic. Mariana Kersz

Infobae publicó mi nota acerca de las razones por las que una persona pierde o disminuye su deseo sexual.

La nota completa en el siguiente enlace: https://www.infobae.com/tendencias/2017/09/04/las-razones-que-provocan-la-disminucion-del-deseo-sexual-en-una-pareja/

 

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Las razones que provocan la disminución del deseo sexual en una pareja
La pérdida de “ganas” a la hora de mantener relaciones con una pareja estable es más común de lo que parece. Una especialista dialogó con Infobae y explicó las causas y soluciones

Por Alana Gorski 4 de septiembre de 2017
¿Uno quiere más? ¿Otro quiere menos? ¿No hay ganas? Estos interrogantes suelen ser muy frecuentes en el mundo de las parejas. Aunque para muchos suele ser un tema tabú del cual no se habla, es una situación que se puede producir en cualquier momento de la vida y bajo distintas circunstancias.

En general, las causas que lo producen se pueden dividir entre factores orgánicos o emocionales. A nivel orgánico puede haber un desbalance hormonal como tiroides o diabetes, incluso la presión alta o la presión baja pueden influir.

A nivel emocional puede ser mala vinculación de la pareja, celos, inseguridades o alguna cuestión de ella o de él que no termina de convencer a ninguno de los dos, es decir, el deseo sexual está muy ligado a lo que pasa en la realidad de la pareja.

La comunicación es fundamental para resolver un problema de este tipo
Mariana Kersz, psicologa y sexóloga, explicó en diálogo con Infobae que cada pareja tiene una frecuencia que le es habitual, la cual puede ser una vez por semana o mensualmente, todo depende de cada vínculo. “Si el encuentro sexual es cada 4 meses, podemos pensar si está bien o mal, ajustar o desajustar eso, pero si para ellos está bien no hay ningún problema. El tema es qué sucede cuando pasan más de 4 meses y el deseo desaparece”.

“El sexo es una de las cuestiones que dividen y diferencian a una pareja de cualquier otro vínculo, entonces no es lo mismo ser amigos que ser pareja. Tienen relaciones sexuales y eso es lo que la distingue de las demás uniones”, afirmó.

Pero para cada problema siempre hay una solución posible, y ésta no es la excepción. En general, cuando hay falta de deseo se empieza trabajando en las sensaciones y en la sensibilidad de cada uno de los integrantes de la pareja y se comienza reconociendo el cuerpo del otro. Son ejercicios lentos y progresivos que tienen como finalidad unir a esa pareja y llevarlos a un caso satisfactorio.

La falta de deseo sexual es un problema que tiene solución, siempre se recomienda recurrir a un especialista
Siempre hay que tener en cuenta que la comunicación es fundamental, se trabaja en por qué hay mucho deseo de un lado y poco del otro. También hay que ver cómo se encuentra la autoestima de cada uno en ese momento y la historia familiar, entre otras cosas.

Lo importante es detectar qué pasa porque muchas veces sucede para que no sea un problema que se extienda a los demás ámbitos de la vida . “A veces no hay una baja sexual, sino una diferencia en lo que cada uno quiere. Uno puede querer todos los días y el otro no. Entonces aquel que quiere más y no recibe eso se siente rechazado y termina enojado e indignado por la situación y eso pega de lleno en su autoestima y por supuesto afecta lo cotidiano”, detalló la especialista Mariana Kersz.-

 

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga. Especialista en Terapias de Parejas
MN N° 59610
[email protected]
http://facebook.com/clinicadeparejas/

Doctoralia – Certificado de Excelencia 2017

 Comparto feliz y orgullosa este Certificado de Excelencia 2017  📚.
😄 Muchas, muchas gracias a mis queridos pacientes por sus valiosas opiniones y comentarios! 🎓
Honrada de colaborar desde esta profesión para mejorar la calidad de vida de los adultos y las parejas 

Doctoralia Mariana Kersz

Doctoralia Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga. Especialista en Terapias de Pareja.
[email protected]

Infidelidad

La infidelidad puede ser una oportunidad para una pareja
La infidelidad no es necesariamente la sentencia de muerte de la pareja. Es posible reconstruir la pareja después de esta gran crisis que la infidelidad trae. Incluso es una oportunidad para volver a elegirse, siendo ahora más conscientes de las imperfecciones de cada uno y llevar la relación hacia un amor más maduro.

Después de la infidelidad, muchas parejas que acuden a la terapia de Clínica de Parejas optan por reconstruir la relación. Claro que muchas veces es difícil y las parejas terminan separandose porque es más fuerte la frustración que lo logrado hasta el momento, pero en el 90% de los casos en que hay una infidelidad, el amor no ha muerto. Muy a menudo la relación extramarital no se busca como tal, por lo tanto, la infidelidad puede hablar de muchas otras cosas además del desencanto con el otro.

Puede estar relacionado con un problema en la pareja como la pérdida de la comunicación, la preocupación por los demás olvidandose del otro, la falta de deseo sexual, la distancia entre ambos, conflictos. También puede responder a un problema muy personal, como el miedo a envejecer, la falta de compromiso. A veces también puede ser una forma de hacer frente a circunstancias de la vida en la que uno de los dos se sienta ahogado o presionado. Por ejemplo, para una pareja que no tiene más relaciones sexuales desde un hecho traumático porque la mujer no quiere ser tocada.

Es importante tratar de entender lo que pasó.
Entenderlo nos permite evaluar la situación. Si nos olvidamos la historia, estamos condenados a repetirla. No se puede desarrollar la estrategia de reconstrucción de esta pareja si ninguno de los dos quiere hablar de lo sucedido. Y aunque en general la infidelidad no es un motivo suficiente para separarse, enterarse de una infidelidad resulta ser muy doloroso y es difícil para la pareja poder reencontrarse luego de algo así. Definitivamente hay mucha ansiedad, mucha angustia y sentimientos encontrados, euforia, ira y a la vez mucha tristeza y desilución. Y claro, es normal no poder pensar correctamente.

Lo importante es no tomar ninguna decisión radical bajo la influencia del primer impulso. No es el momento de tomar la decisión de separarse, por ejemplo. El tiempo pondrá todo en su lugar y un proceso terapéutico donde ambos puedan revisar lo que pasó va a ayudarlos a decidir qué hacer.

Hay que tomarse el tiempo necesario para medir las consecuencias que esta indifelidad tiene y tuvo. Por supuesto en general se intenta dar una oportunidad, pero muchas veces el dolor y la decepción son tan grandes que es imposible avanzar.

Comunicar y recuperar la confianza
¿Cuáles son las etapas de la reconstrucción de la pareja?
Para reconstruir, hay que hablar de restablecer la seguridad y la confianza. El silencio acerca de lo que pasó alimenta la inseguridad y la ira. Lo mejor es responder a las preguntas. Pero no a todas. Los detalles demasiado íntimos, especialmente en relación con la sexualidad, y todo lo que puede traer una comparación (ella era más joven, él era más delgado, era más inteligente, me daba sexo oral de tal manera…) debe ser evitado. Necesitamos respuestas a las preguntas que son útiles. La idea es volver a la base mínima de lo que funciona en la relación. Alimentar de nuevo la vida de los pequeños detalles y rituales, que son una fuente de seguridad en la rutina de ambos. Pero estos gestos ya realizados en el pasado, tendrán que ser más significativos. La persona que ha sido infiel tendrá que dar muchas señales a su pareja para reconstruir la confianza, es decir, la sensación de seguridad en la relación.

Infidelidad

Infidelidad

¿Qué hay de la relación extramarital en el proceso de reconstrucción?
Si queremos dar una oportunidad a la pareja, en Clínica de Parejas consideramos que quien ha sido infiel debe comprometerse a interrumpir la relación. Pocas personas lo logran porque esto es un duelo también, especialmente cuando hay un verdadero vínculo amoroso con esa tercera persona. Es difícil renunciar a quien nos ha hecho sentir amados, cómplices, plenos, pero si lo que se decide es que la pareja continúe, esta relación si o si debe darse por terminada.

Perdonar
El perdón es otro de los pilares de esta reconstrucción de la pareja. El perdón está muy relacionado con la ira. Es imposible perdonar si aun guardo rencor. Si pensamos “nunca podré perdonar lo que me hizo” es porque todavía estamos enojados. Incluso hay heridas del pasado (desilusiones, celos, desconfianza, mala comunicación) que se reactivan, reviven en esta infidelidad y esa ira, ese rencor, surge como respuesta a otros interrogantes sin respuesta de la relación.

¿El perdón demasiado rápido es una trampa?
Perdonar rápidamente maquilla esa ira, ese dolor y nos impide procesar y elaborar lo que ocurre realmente. Nada puede volver a ser lo que era rápidamente. Es más: lo mejor es que las cosas no vuelvan a ser exactamente como antes, porque algo los llevó hacia ese lugar en el que están hoy, ese “antes” creó las condiciones para que surgiera una relación extramatrimonial.

Reencontrarse
Sobre la base de esta infidelidad y ahora entendiendo que no somos perfectos, con todo y nuestras decepciones, nos podemos volver a elegir, dejando de poner expectativas, ilusiones y fantasías en situaciones que no son reales y que no pueden acercarnos a la realidad.

Potencialmente, la infidelidad podría ser una oportunidad para una pareja
Por supuesto, una infidelidad genera un huracán en la pareja, una enorme crisis y un gran quiebre, pero también puede ser la oportunidad que ambos necesitaban para reencontrarse, para renacer. Siempre que haya posibilidades, siempre que los dos lo deseen, se puede recuperar la relación mediante la reconstrucción del vínculo que los une. Incluso superando el vínculo anterior, debido a que ahora están más maduros y más reales en cuanto a lo que esperan el uno del otro. Se trata de no esperar que el otro cumpla con todas mis necesidades, sino tratar de ser autosuficiente, responder por mí mismo sin necesidad de buscar terceros que complementen lo que esperaba.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]

Tel.: 2000-1730

Nota para C5N

Hermosa nota para C5N! Hablamos de infidelidad y de los nuevos paradigmas en el amor.
Si querés saber algo más de infidelidad podés leer esta nota en la web: http://clinicadeparejas.com/infidelidad-en-la-pareja/

Clinica de Parejas en C5N

Lic. Mariana Kersz en C5N

 

El amor en tiempos de redes sociales

El amor en tiempos de redes sociales

El amor en tiempos de redes sociales

El amor en tiempos de redes sociales. Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr, Tinder…! las redes sociales llegaron para quedarse, y han cambiado sustancialmente la manera en que los seres humanos nos relacionamos, nos enamoramos, nos celamos e incluso la manera en que nos peleamos.
Estos nuevos modelos de relación, en una época de transformaciones y virtualidad, hace que la misma vorágine de la red social nos lleve a la inmediatez: la inmediatez en el amor, en las parejas, en los vínculos…nunca antes en la historia de la humanidad habíamos podido relacionarnos tan rápido y tan inmediatamente con alguien que estuviese literalmente en la otra punta del globo terráqueo. Sin embargo ahora con un click (o dos) podemos ver qué está pasando en China en este momento. Ahora, si eso es posible, ¿por qué no pensar que también nos está cambiando la manera de relacionarnos con quienes tenemos al lado?
Cada vez son más frecuentes en mi consultorio de Clínica de Parejas quienes llegan con el malestar de esta época: me clavó el visto, o me eliminó de sus amigos, o lo veo en línea pero no me habla…hoy las parejas se demuestran amor de una forma muy diferente que hace sólo algunos años atrás. Incluso también se demuestra de una forma diferente el compromiso que esa pareja tenga. Atendiendo a una pareja al borde de la separación, a él le suena su celular en plena consulta y comienza a enviar mensajes con alguien desconocido. Y, aunque esta conducta habla del compromiso de el, también nos habla de lo lejos que están ya uno del otro.
Los romances e infidelidades, los desengaños y la pasión han tomado otra forma ahora, se intenta en las redes sociales el match perfecto, el príncipe azul o la princesa de los cuentos de hadas: perfectos, idealizados, sin errores y sin demasiada humanidad desperfecta al alcance de la mano. Hombres y mujeres que sueñan y creen fervientemente haber encontrado al amor de sus vidas en tierras virtuales, sin conocerse aun, pero elegidos en ese gran catálogo online que nos ofrecen las redes sociales. Dicho esto, ¿las redes sociales facilitan o complican la vida amorosa? es díficil de decir, pero definitivamente es un hecho que han cambiado.
El amor en tiempos de redes sociales satisface necesidades, llena espacios, ayuda a que mucha gente que es tímida o muy vergonzoza tenga la posibilidad de conocer a otra persona que acompañe sus días. Esto no significa que esté bien o mal la red social como única posibilidad, sino que es una estrategia, una herramienta más para poder conocer los alcances del amor virtual.
¿Cuantas veces nos pasa de estar en un café y ver parejas que están cada uno con su celular? ¿O estar cenando y ver como por ejemplo él está con su celular mensajeandose en plena cena y ella queda comiendo sola…a su lado? Estamos muy lejos, y muy enredados. Hay un estudio de la Universidad Francesa de Lille I que indica que el 35% de las parejas agarra su celular inmediatamente después de hacer el amor. Casi 1/3 de la gente que conocemos cuando termina de tener relaciones sexuales se conecta con sus 500 amigos virtuales, y no con la persona que tiene al lado…Cerca, pero lejos, condenados a la soledad detrás de las pantallas que nos ofrecen una satisfacción inmediata, el alivio instantáneo a la incertidumbre del ¿y ahora qué? (que hago, que digo, como sigo…).
En las redes sociales podemos jugar a ser quienes no somos, o quienes no nos animamos a ser en la vida real. Podemos mentir, fantasear, crearnos un personaje e incluso borrarlo inmediatamente. Nos relacionamos con nuestros propios personajes como si fuesen reales y hacemos que cobren vida, que tengan sus propios amigos y su propia red social, su nombre, apellido, alias y hasta un lugar físico donde vivir. En esta sociedad donde los estímulos abundan, donde nos resguardamos rápidamente de los conflictos del amor, donde los duelos no tienen que doler (quien haya sufrido una pérdida seguramente tenga un amigo que con toda su buena predisposición le pudo haber dicho algo del estilo: “dale, no llores, hay más gente ahi afuera esperando por vos”), las redes posibilitan saciar el hambre de estímulos en una cultura que nos propicia a las apariencias, a la vida en pantalla donde mostrarnos como en una góndola de supermercado, donde nuestros temores no necesitan ser exhibidos, nadie tiene un dislike en facebook, porque todos mostramos nuestro lado más sensitivo, más hermoso, más perfecto. Y si un duelo duele, entonces de nuevo recibimos un corazoncito y otro “dale, no llores“…
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Parejas
MN N° 59610
[email protected]

Vinosfera – Guatemala 4720, Palermo Soho
11MAR17 – 20:30 hs
Estricta Reserva: https://www.eventbrite.com.ar/e/grandes-placeres-tickets-32534189637

 

San Valentín 2017: por qué está bueno besarse

Comparto mi colaboración para el Diario La Nación para este San Valentín. ¡Muchas gracias a Verónica De Martini por la nota!

San Valentín 2017: por qué está bueno besarse

En el día de los enamorados reivindicamos un gesto que dice mucho más que una simple unión de labios

PARA LA NACION

MARTES 14 DE FEBRERO DE 2017 • 00:33
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín.
16

¿Qué hay detrás del acto de besarse? En el caso de las parejas que recién se conocen el besarse es encontrar si hay o no conexión con el otro. Quienes llevan muchos años juntos a veces dejan un poco de lado este momento, “con el paso del tiempo y el apuro del día, el beso se transforma en un cachete de costado y un “pico” dibujado en el aire. Seguimos buscando por doquier pastillas milagrosas para solucionar cada problema que se nos presenta y aun no nos dimos cuenta que en el beso está el secreto. Un buen beso en la boca nos conecta íntimamente de manera maravillosa. El contacto sentido nos enciende, nos potencia o nos aleja de la persona si es que no hay química entre los dos”, analiza Mariela Tesler, Sex Coach.

¿Qué produce en nuestro cuerpo?

La ciencia llama al deseo de besar Filemamanía. Si bien los números de diferentes estudios científicos varían, se habla de que en un beso se activan hasta 30 músculos faciales, se queman unas quince calorías en tres minutos, se transfieren miligramos de agua, materia grasa y sales minerales, y se intercambian millones de bacterias. Sin embargo la médica sexóloga clínica Beatriz Literat de Halitus Instituto Médico, sostiene que “aunque algunos hablan de alrededor de 30 músculos localizados en la cabeza, alrededor de la boca, es difícil decir el número de músculos involucrados, porque cuando al beso lo acompaña otra acción corporal como un abrazo, u otro tipo de movimiento corporal, como en la relación sexual, los músculos que se activan son incontables”.

Sí reconoce que se sabe a ciencia cierta que hay una intervención de neurotransmisores como la dopamina, oxitocina, fenilalanina y la testosterona que forman parte del mecanismo de la respuesta sexual, “estas sustancias químicas generan en las personas sensaciones de placer, apego y atracción sexual, mientras se combinan como un cocktail con pensamientos más lógicos, a niveles sub o inconscientes, que permiten realizar una evaluación de la otra persona y muchas veces percibir si la expectativa que se tiene en relación al otro se está cumpliendo o no”, explica la Dra. Literat.

El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín.

Un poco de historia

Entre historiadores coinciden en que el origen del beso en la boca se da en el año 700 A.C, cuando Rómulo, primer monarca de Roma, dictó una ley donde prohibía a las mujeres tomar vino. Para saber si alguna mujer no la cumplía el marido tenía que apoyar sus labios en los de su mujer e incluso insertar la lengua, por supuesto que a las parejas romanas les gustó tanto esta práctica que la adoptaron como parte de sus vidas.

“Sin embargo, ya en el Kamasutra se reconoce que el beso es un arte en sí mismo y que su poder permite expresar pasiones, emociones y sentimientos. Para este texto escrito en sánscrito hacia el año 500 A.C. el beso puede ser nominal -los labios apenas se tocan-, palpitante -se mueve el labio inferior únicamente- o de tocamiento – labios y lengua- “, cuenta la Lic. Mariana Kersz, Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja y Directora de la Clínica de Parejas.

¡A besarse más!

Si bien, en contrapartida a la Filemamanía, existe la filematofobia (el miedo irracional o extremo a besar), lo cierto es que son la gran mayoría quienes disfrutan de los múltiples beneficios de besarse: “A nivel psicológico besarse eleva los niveles de autoestima, crece la confianza y la comunicación interpersonal, disminuye la depresión, aumenta y los hunde a ambos en un acto íntimo, placentero y profundo” describe la Lic. Kersz.

El beso es algo único y personal que nadie debe robarte, vos sos libre de decidir a quién dárselo y con quien compartir este intercambio que es un verdadero diálogo entre dos personas y que, como ya hemos visto, implica mucho más que un simple gesto.

Desamor – La enfermedad del amor

Sentir un verdadero desinterés por tu ex pareja, no tener necesidad de llamarlo, o de verlo, ni de llamar su atención de ninguna manera, es superar un mal de amor. Por supuesto, llegar a ese nivel de superación de una frustración implica sin dudas un inmenso esfuerzo para hacer vida “normal”. Es cierto que lamentandote en tu casa o reprochandote una y otra vez las cosas que hiciste mal y lo que podrías haber dado y no diste, en definitiva, no hace más que caer en la autocomplacencia, y esto genera una escalada de tristeza muy compleja y muy difícil de superar. Tomá aire, mirá hacia el futuro y lee esta nota donde te contamos todo lo que tenés que saber acerca del desamor.
Algunas pocas personas en este mundo nunca han sufrido el desamor. El desamor o el mal de amor, destruye, lastima y genera muchísimo daño a su paso. El dicho dice “lo que no te mata te fortalece” y, aunque adhiero, también es necesario saber cómo hacer para transmutar una experiencia tan dolorosa como una separación en algo diferente, de lo que podamos aprender y seguir creciendo.

Existen etapas en los duelos, etapas que marcan hitos y que de alguna manera nos permiten entender el desamor como un proceso que tendrá, en definitiva, un final. Entender el duelo como un proceso de ajuste nos permite entender también ese tsunami de emociones que se suscitan luego de la pérdida. Y, aunque el duelo tiene etapas, lo cierto es que estas etapas están desordenadas y son caóticas, incluso regresivas…superamos un poquito…y volvemos a llorar al día siguiente. Todo esto, en una pérdida de amor, es totalmente normal. Así, negación, ira, negociación, depresión y aceptación es el recorrido que se transita para sanar la pérdida de un ser querido. El aprendizaje constituye el último de los eslabones de este proceso.

– Negación: incapacidad de aceptar que la relación terminó. Esta incapacidad suele ser no solo hacia uno mismo sino hacia los demás. “Hacer como que no pasa nada”
– Ira o Enojo: Se buscan culpables, causas, razones por las que pudo haber terminado la relación
– Negociación: Entender los pros y los contras de esta separación, sabiendo que no habrá nada que hacer para dar marcha atrás.
– Depresión: el dolor es para ambos, el que abandona y el abandonado. Suele ser el momento en que las personas recurren a las redes sociales desesperadamente buscando otra relación que rápidamente “cure” el dolor. Este atajo, esta incapacidad de ahondar en la tristeza es perfectamente comprensible, aunque difícil de aceptar: el duelo duele.
– Aceptación: Es el adiós. La parte más difícil del duelo. No es igual aceptar que olvidar, y hay mucho por hacer todavía.

Hay que tener en claro que una cosa es el desamor o el mal de amor, y otra, diferente, es enfermar por desamor. En el mal de amor hay un entendimiento, una aceptación y una resignación respecto a la pareja que ya no nos elije. Será importante evaluar en Terapia Psicológica las causas que llevaron a que esto suceda y entender cómo fue construida esa relación para que haya llegado al límite del fracaso, y que pasa con la autoestima de quien consulte. Por otro lado, enfermar por amor, es algo totalmente diferente. Con grandes dificultades para poder aceptar lo sucedido, sumado al stress y la angustia de la situación, las personas llegan a estados depresivos graves, con ideación suicida muchas veces.

¿Cómo superar una separación?
Para superar una ruptura amorosa es importante:
– Que el objetivo sea superar, y no recuperar: Si esa persona te dejó es porque elije no estar en este momento de su vida a tu lado. Eso no significa necesariamente que nunca más volverán a estar juntos, pero es importante que entiendas y aceptes que en este momento, si se aleja es porque no quiere estar con vos.
– Controlar: no es necesario volver una y mil veces al lugar donde se conocieron, o ir a cenar donde salieron en su primera cita, o escuchar -una vez más- esa canción…
– Aceptar: salir desesperados a buscar una nueva pareja solo va a hacer que reemplaces, y no que aprendas. ¿Por qué no tomarte el tiempo de estar con vos mismo y construir otra vez tu autoestima y tu propia confianza antes de conocer a alguien?
– Hacer ejercicio: esto genera una sensación de bienestar por las hormonas que se liberan (serotonina, dopamina, endorfina…)
– Retomar la vida social: estar con amigos y con la familia ayuda a recuperar la sonrisa.

desamor

¿Cómo sigue la vida después de una separación?
En el desamor, el final puede dar inicio a un nuevo comienzo, a una nueva versión de mí mismo. Porque nadie entra en un vínculo y sale exactamente igual. Todos, de un modo u otro, salimos modificados de cada relación y de cada experiencia que tenemos. Por supuesto en todo el proceso es importante estar acompañado por un Lic. en Psicología para realizar terapia individual que permita comprender cómo atravesar estas etapas y aceptar las emociones luego de algo tan doloroso como el mal de amor. Lentamente se irá superando el proceso de duelo para concentrarse en el aprendizaje que esa situación nos deja. Se puede aprender mucho del desamor, se puede construir un nuevo vínculo con uno mismo, con los amigos, con la familia…con la ex pareja incluso. Entender las crisis como oportunidades de mejorar, de cambiar y de crecer solo depende de nosotros y de cómo querramos ver el mundo.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga – Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja

Tel.: (011) 2000-1730| [email protected]

Paternidad y Deseo Sexual

¿Sentís que tu pareja ya no tiene el mismo deseo sexual que antes de ser papá? En esta nota te explico por qué disminuye el deseo sexual masculino después del parto y cómo resolverlo.
Muchas gracias a la Revista Es de Mamá por esta hermosa nota!

El deseo sexual en el hombre después del parto

EL DESEO SEXUAL EN EL HOMBRE DESPUÉS DEL PARTO
Es normal que el deseo sexual puede verse afectado en esta montaña rusa que es la paternidad.
Por Mariana Kersz
sexualidad-dps-del-parto-pixabay
Foto: Pixabay
La paternidad trae aparejados muchos cambios. Muchos hombres se sienten abrumados por la inmensa responsabilidad que tienen ahora y eso les genera una gran inestabilidad a nivel emocional, sumado al cansancio por las noches sin dormir y los cuidados hacia su pareja y el bebé, hacen un tsunami que en algunos hombres puede dejar poco lugar al deseo sexual.Es importante entender que es perfectamente normal que en esta situación de tanto estrés y presión -emocional, laboral, familiar- el hombre se sienta perturbado. Incluso hombres que han tenido relaciones durante todo el embarazo y luego del parto quedan “en pausa”, con su deseo totalmente bajo, como si se fueran apagando las luces de una ciudad. Y también hay que entender que habrá un tiempo de ajuste, de entendimiento y de acomodación de la relación, que cambió dando lugar a un nuevo integrante. Ya los tiempos para la intimidad no serán los mismos, estarán más cansados y seguramente más estresados.Habitualmente, el cuerpo de la mujer cambia luego del parto y muchas veces los hombres pierden el interés sexual en ella y la ven más maternal y menos sexy. Algunos hombres que presenciaron el parto quedan tan afectados que sienten que pueden lastimar o hacer doler a su mujer.Retomando la vida sexualNo es fácil retomar la actividad sexual luego de la llegada de un hijo. Sin embargo hay algunas pautas que pueden poner en práctica para recuperar la pasión en la pareja:– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden tener sexo oral, estimularse, darse un baño relajante juntos, buscar momentos para besarse apasionadamente y franelear bajo las sábanas.– Hablar: el diálogo juega un rol esencial en esta situación. Es imposible que tu mujer sepa lo que sentís si no se lo decís.– Descansar: La llegada de un hijo es uno de los hitos trascendentales en la vida de todo individuo. Sin embargo es también una montaña rusa emocional, y es necesario descansar y relajarse, no solo para poder estar preparados para la demanda del bebé sino también para tener energía suficiente para compartir lindos momentos en pareja.– Aceptar: Las cosas cambiaron. Ya, difícilmente, puedan salir hasta cualquier hora y luego volver a casa para tener sexo desenfrenado. Seguramente van a tener que reemplazar todo esto por ver una película abrazados en el sillón y preparados para levantarse si el bebé los necesita. Aceptar, entender, asumirlo…es también parte de la paternidad.– Ponerse de novios: Durante unas horas los fines de semana pueden dejar al bebé al cuidado de los abuelos y dedicarse a reinventar la pareja en total intimidad y sin interrupciones.– No esperar: La baja del deseo sexual no se soluciona con el tiempo, al contrario, tiende a empeorar si no se consulta a un especialista. Los tratamientos suelen ser breves, totalmente exitosos y destinados específicamente a recuperar la energía sexual perdida.Mariana Kersz es nuestra Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja. MN. 59610. Es también psicóloga y directora de Clínica de Parejas. www.clinicadeparejas.com. Podés dejarle tus preguntas en [email protected]
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN N° 59610
Consultas: [email protected]
Tel.: (011) 2000-1730