Category Archives: Lic. en Psicología Mariana Kersz

Deseo Sexual en la Radio

Ayer en Feudale Café compartimos historias del consultorio sexológico de Clínica de Parejas! hablamos de sexo, pasión y deseo sexual. Con Marcela Feudale y Albino Aguirre conversamos acerca de cómo revivir la pasión en una pareja durante la convivencia.
Podés enviarnos tus consultas a [email protected]
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Infobae – Deseo Sexual por Lic. Mariana Kersz

Infobae publicó mi nota acerca de las razones por las que una persona pierde o disminuye su deseo sexual.

La nota completa en el siguiente enlace: https://www.infobae.com/tendencias/2017/09/04/las-razones-que-provocan-la-disminucion-del-deseo-sexual-en-una-pareja/

 

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Las razones que provocan la disminución del deseo sexual en una pareja
La pérdida de “ganas” a la hora de mantener relaciones con una pareja estable es más común de lo que parece. Una especialista dialogó con Infobae y explicó las causas y soluciones

Por Alana Gorski 4 de septiembre de 2017
¿Uno quiere más? ¿Otro quiere menos? ¿No hay ganas? Estos interrogantes suelen ser muy frecuentes en el mundo de las parejas. Aunque para muchos suele ser un tema tabú del cual no se habla, es una situación que se puede producir en cualquier momento de la vida y bajo distintas circunstancias.

En general, las causas que lo producen se pueden dividir entre factores orgánicos o emocionales. A nivel orgánico puede haber un desbalance hormonal como tiroides o diabetes, incluso la presión alta o la presión baja pueden influir.

A nivel emocional puede ser mala vinculación de la pareja, celos, inseguridades o alguna cuestión de ella o de él que no termina de convencer a ninguno de los dos, es decir, el deseo sexual está muy ligado a lo que pasa en la realidad de la pareja.

La comunicación es fundamental para resolver un problema de este tipo
Mariana Kersz, psicologa y sexóloga, explicó en diálogo con Infobae que cada pareja tiene una frecuencia que le es habitual, la cual puede ser una vez por semana o mensualmente, todo depende de cada vínculo. “Si el encuentro sexual es cada 4 meses, podemos pensar si está bien o mal, ajustar o desajustar eso, pero si para ellos está bien no hay ningún problema. El tema es qué sucede cuando pasan más de 4 meses y el deseo desaparece”.

“El sexo es una de las cuestiones que dividen y diferencian a una pareja de cualquier otro vínculo, entonces no es lo mismo ser amigos que ser pareja. Tienen relaciones sexuales y eso es lo que la distingue de las demás uniones”, afirmó.

Pero para cada problema siempre hay una solución posible, y ésta no es la excepción. En general, cuando hay falta de deseo se empieza trabajando en las sensaciones y en la sensibilidad de cada uno de los integrantes de la pareja y se comienza reconociendo el cuerpo del otro. Son ejercicios lentos y progresivos que tienen como finalidad unir a esa pareja y llevarlos a un caso satisfactorio.

La falta de deseo sexual es un problema que tiene solución, siempre se recomienda recurrir a un especialista
Siempre hay que tener en cuenta que la comunicación es fundamental, se trabaja en por qué hay mucho deseo de un lado y poco del otro. También hay que ver cómo se encuentra la autoestima de cada uno en ese momento y la historia familiar, entre otras cosas.

Lo importante es detectar qué pasa porque muchas veces sucede para que no sea un problema que se extienda a los demás ámbitos de la vida . “A veces no hay una baja sexual, sino una diferencia en lo que cada uno quiere. Uno puede querer todos los días y el otro no. Entonces aquel que quiere más y no recibe eso se siente rechazado y termina enojado e indignado por la situación y eso pega de lleno en su autoestima y por supuesto afecta lo cotidiano”, detalló la especialista Mariana Kersz.-

 

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga. Especialista en Terapias de Parejas
MN N° 59610
[email protected]
http://facebook.com/clinicadeparejas/

Nota para Infobae

Esta semana Infobae me convocó para realizar una nota como experta consultada en sexualidad.

Muchas gracias!

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Infidelidad

La infidelidad puede ser una oportunidad para una pareja
La infidelidad no es necesariamente la sentencia de muerte de la pareja. Es posible reconstruir la pareja después de esta gran crisis que la infidelidad trae. Incluso es una oportunidad para volver a elegirse, siendo ahora más conscientes de las imperfecciones de cada uno y llevar la relación hacia un amor más maduro.

Después de la infidelidad, muchas parejas que acuden a la terapia de Clínica de Parejas optan por reconstruir la relación. Claro que muchas veces es difícil y las parejas terminan separandose porque es más fuerte la frustración que lo logrado hasta el momento, pero en el 90% de los casos en que hay una infidelidad, el amor no ha muerto. Muy a menudo la relación extramarital no se busca como tal, por lo tanto, la infidelidad puede hablar de muchas otras cosas además del desencanto con el otro.

Puede estar relacionado con un problema en la pareja como la pérdida de la comunicación, la preocupación por los demás olvidandose del otro, la falta de deseo sexual, la distancia entre ambos, conflictos. También puede responder a un problema muy personal, como el miedo a envejecer, la falta de compromiso. A veces también puede ser una forma de hacer frente a circunstancias de la vida en la que uno de los dos se sienta ahogado o presionado. Por ejemplo, para una pareja que no tiene más relaciones sexuales desde un hecho traumático porque la mujer no quiere ser tocada.

Es importante tratar de entender lo que pasó.
Entenderlo nos permite evaluar la situación. Si nos olvidamos la historia, estamos condenados a repetirla. No se puede desarrollar la estrategia de reconstrucción de esta pareja si ninguno de los dos quiere hablar de lo sucedido. Y aunque en general la infidelidad no es un motivo suficiente para separarse, enterarse de una infidelidad resulta ser muy doloroso y es difícil para la pareja poder reencontrarse luego de algo así. Definitivamente hay mucha ansiedad, mucha angustia y sentimientos encontrados, euforia, ira y a la vez mucha tristeza y desilución. Y claro, es normal no poder pensar correctamente.

Lo importante es no tomar ninguna decisión radical bajo la influencia del primer impulso. No es el momento de tomar la decisión de separarse, por ejemplo. El tiempo pondrá todo en su lugar y un proceso terapéutico donde ambos puedan revisar lo que pasó va a ayudarlos a decidir qué hacer.

Hay que tomarse el tiempo necesario para medir las consecuencias que esta indifelidad tiene y tuvo. Por supuesto en general se intenta dar una oportunidad, pero muchas veces el dolor y la decepción son tan grandes que es imposible avanzar.

Comunicar y recuperar la confianza
¿Cuáles son las etapas de la reconstrucción de la pareja?
Para reconstruir, hay que hablar de restablecer la seguridad y la confianza. El silencio acerca de lo que pasó alimenta la inseguridad y la ira. Lo mejor es responder a las preguntas. Pero no a todas. Los detalles demasiado íntimos, especialmente en relación con la sexualidad, y todo lo que puede traer una comparación (ella era más joven, él era más delgado, era más inteligente, me daba sexo oral de tal manera…) debe ser evitado. Necesitamos respuestas a las preguntas que son útiles. La idea es volver a la base mínima de lo que funciona en la relación. Alimentar de nuevo la vida de los pequeños detalles y rituales, que son una fuente de seguridad en la rutina de ambos. Pero estos gestos ya realizados en el pasado, tendrán que ser más significativos. La persona que ha sido infiel tendrá que dar muchas señales a su pareja para reconstruir la confianza, es decir, la sensación de seguridad en la relación.

Infidelidad

Infidelidad

¿Qué hay de la relación extramarital en el proceso de reconstrucción?
Si queremos dar una oportunidad a la pareja, en Clínica de Parejas consideramos que quien ha sido infiel debe comprometerse a interrumpir la relación. Pocas personas lo logran porque esto es un duelo también, especialmente cuando hay un verdadero vínculo amoroso con esa tercera persona. Es difícil renunciar a quien nos ha hecho sentir amados, cómplices, plenos, pero si lo que se decide es que la pareja continúe, esta relación si o si debe darse por terminada.

Perdonar
El perdón es otro de los pilares de esta reconstrucción de la pareja. El perdón está muy relacionado con la ira. Es imposible perdonar si aun guardo rencor. Si pensamos “nunca podré perdonar lo que me hizo” es porque todavía estamos enojados. Incluso hay heridas del pasado (desilusiones, celos, desconfianza, mala comunicación) que se reactivan, reviven en esta infidelidad y esa ira, ese rencor, surge como respuesta a otros interrogantes sin respuesta de la relación.

¿El perdón demasiado rápido es una trampa?
Perdonar rápidamente maquilla esa ira, ese dolor y nos impide procesar y elaborar lo que ocurre realmente. Nada puede volver a ser lo que era rápidamente. Es más: lo mejor es que las cosas no vuelvan a ser exactamente como antes, porque algo los llevó hacia ese lugar en el que están hoy, ese “antes” creó las condiciones para que surgiera una relación extramatrimonial.

Reencontrarse
Sobre la base de esta infidelidad y ahora entendiendo que no somos perfectos, con todo y nuestras decepciones, nos podemos volver a elegir, dejando de poner expectativas, ilusiones y fantasías en situaciones que no son reales y que no pueden acercarnos a la realidad.

Potencialmente, la infidelidad podría ser una oportunidad para una pareja
Por supuesto, una infidelidad genera un huracán en la pareja, una enorme crisis y un gran quiebre, pero también puede ser la oportunidad que ambos necesitaban para reencontrarse, para renacer. Siempre que haya posibilidades, siempre que los dos lo deseen, se puede recuperar la relación mediante la reconstrucción del vínculo que los une. Incluso superando el vínculo anterior, debido a que ahora están más maduros y más reales en cuanto a lo que esperan el uno del otro. Se trata de no esperar que el otro cumpla con todas mis necesidades, sino tratar de ser autosuficiente, responder por mí mismo sin necesidad de buscar terceros que complementen lo que esperaba.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]

Tel.: 2000-1730

Glosario Sexual

Algunas aclaraciones…

Glosario Sexual

Glosario Sexual

 

Lesbiana: hace referencia a la mujer cuya orientación sexual es homosexual, es decir, elige mujeres para tener relaciones sexuales.
Gay: designa a la personas homosexuales masculinas
Travesti: comportamiento en el que una persona de un determinado género biológico expresa a través de la vestimenta, principalmente, un rol de género socialmente asignado al sexo opuesto
Transexual: persona cuya identidad de género no coincide con la identidad sexual que se le atribuye a partir de criterios biológicos. El deseo de modificar las características sexuales externas que no se corresponden con el género con el que se sienten identificadas, lleva a estas personas a intentar adecuar su cuerpo con el género autopercibido, vivir y ser aceptadas como personas del género al que sienten pertenecer. La adecuación del cuerpo supone pasar por una terapia de reemplazo hormonal e incluso quirúrgica.
Transgénero: se utiliza este término para referirse a todas las personas cuyas identidades de género son diferentes del género que se les asignó al nacer
Bisexual: El término bisexualidad se utiliza principalmente en el contexto de la atracción humana para denotar sentimientos románticos o sexuales hacia tu mismo género y el contrario, hablando desde el punto de vista de los géneros binarios (hombre o mujer)
Intersexual: La intersexualidad es una variación orgánica por la cual un individuo presenta discrepancia entre su sexo y sus genitales, poseyendo por tanto características genéticas y fenotípicas propias de varón y de mujer, en grado variable

Nota para C5N

Conversamos con Guillermo Favale y Melina Fleiderman los conductores de La Tarde por C5N acerca del caso de una menor de edad que fue seducida y abusada sexualmente por dos adultos en Belgrano, CABA.

Clinica de Parejas

Clinica de Parejas en C5N

Les comparto el link de la nota completa: http://www.c5n.com.ar/midVmo6pC9c donde opino acerca de las redes sociales y el peligro del Grooming

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Nota para C5N

Hermosa nota para C5N! Hablamos de infidelidad y de los nuevos paradigmas en el amor.
Si querés saber algo más de infidelidad podés leer esta nota en la web: http://clinicadeparejas.com/infidelidad-en-la-pareja/

Clinica de Parejas en C5N

Lic. Mariana Kersz en C5N

 

Disfunción sexual femenina

Disfunciones sexuales femeninas

Aproximadamente un 40% de las mujeres experimentan disfunción sexual femenina durante su vida sexual activa. Las estadísticas también muestran que aproximadamente 1 de cada 4 mujeres no pueden alcanzar el orgasmo.
La disfunción sexual femenina se define como la imposibilidad de una mujer para disfrutar plenamente de las sensaciones físicas y emocionales de la sexualidad. Puede tener diferentes orígenes y ocurrir durante cualquiera de las fases de la actividad sexual: el deseo, la excitación y el orgasmo. Por ejemplo si sucede durante el deseo estaríamos hablando de un deseo sexual hipoactivo, o de una baja o pérdida en la libido. Si fuese durante la excitación podría haber dificultad en la penetración o dolor en el coito (como vaginimo o dispareunia), y si fuese durante el orgasmo podemos hablar de una anorgasmia por ejemplo.

Las causas de la disfunción sexual femenina
Pueden tener orígen físico: enfermedades o infecciones genitales, disminución de las hormonas durante la menopausia, el embarazo, patologías postparto, sequedad vaginal, etc.
Puede ser emocional: estrés, depresión, ansiedad, conflictos de pareja, conflictos familiares o laborales.
Sin embargo, así como el ser humano es una entidad que conjuga mente-cuerpo, generalmente los conflictos y las patologías también abordan ambas esferas, emocional y orgánica, pero también se ven salpicadas por el trasfondo social, coyuntural, el atravesamiento cultural, la religión, la educación sexual recibida, etc.

¿Quién se ve afectado por la disfunción sexual femenina? ¿Cuáles son los factores de riesgo?
Cualquier mujer puede sufrir en un momento u otro en su vida de la disfunción sexual femenina. sin embargo existen factores de riesgo:
– Sufrir o haber sufrido abuso sexual, violación, etc.
– Complicaciones en el embarazo o después del parto
– Tener una relación de pareja emocionalmente inestable
– Menopausia
– Depresión, ansiedad
– Sufrir agotamiento físico o mental
– Etc

La disfunción sexual femenina no es contagiosa.

Algunos de los síntomas característicos de cualquier disfunción femenina pueden ser:

– Dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo (siempre o regularmente)
– Repulsión incontrolable hacia el sexo
– Falta de libido por un tiempo prolongado
– Baja en el deseo sexual
– Dolor en la vagina
– Dolor o dificultad en la penetración
– Contracción involuntaria de los músculos de la vagina durante la penetración (vaginismo)
– Dificultad para excitarse durante las relaciones sexuales
– Otros.

Diagnóstico
No hay necesidad de alarmarse si es que esta disfunción tiene una causa conocida, que puede ser temporal como por ejemplo una infección urinaria o una discusión de pareja. Sin embargo, si el problema es persistente (más allá de unas pocas semanas) y que impide a las mujeres disfrutar de buen sexo a la que todos tienen derecho, usted debe consultar a un ginecólogo que tratará de encontrar la fuente del problema. De acuerdo con el diagnóstico, el médico entonces considerar la recomendación de las mujeres que participan en terapeuta sexual, un psicoterapeuta, o prescribir tratamiento en sí, si parece conveniente en cada caso.

El tratamiento de la disfunción sexual femenina depende principalmente de las causas, pero generalmente consta de una tríada:
– Consulta médica para evaluar los factores orgánicos (infecciones, endometriosis, etc) que pudiesen estar influyendo en el síntoma
– Terapia psicológica para acompañar el proceso de recuperar la autoestima, aumentar la libido y resolver los conflictos internos que pudiesen estar llevando a esta situación
– Tratamiento sexológico específico que, entre otras cuestiones, rehabilite los músculos de la pelvis y permita lograr una sexualidad plena y satisfactoria.

Aunque es imposible evitar al 100% una disfunción sexual femenina, hay algunas medidas que podemos tomar para prevenirlas:
– Mantener una buena higiene personal para prevenir las infecciones del tracto urinario, vaginitis, hongos, etc.
– Tener prácticas sexuales seguras, utilizar siempre preservativo para evitar las infecciones de transmisión sexual
– Si se nota algo de sequedad vaginal, siempre recurrir a lubricantes al agua, nunca vaselinas ni derivados del petroleo para evitar infecciones.
– Tener una relación emocionalmente saludable que permita un diálogo abierto y satisfactorio.

No hay motivos para avergonzarse en caso de padecer alguno de los síntomas propios de una disfunción sexual femenina. Los tratamientos son breves y totalmente eficaces, enfocados en mejorar rápidamente tu salud sexual sin riesgos a recaidas.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Infidelidad

La infidelidad es uno de los principales motivos de consulta en Clínica de Parejas. Sin embargo más del 90% de las parejas que consultan por este motivo no se separan.

Les dejo una nueva entrega de mi columna semanal para Opinarg.com , conversando acerca de la infidelidad y lo que sucede en una pareja cuando se descubre una situación:

http://opinarg.com/nicole-neuman-cubero-infidelidad-y-la-terapia-de-pareja/

Los celos en la pareja

Los celos en la pareja
Cuando se vuelven poco saludables, los celos pueden envenenar la historia de amor de una pareja. ¿Cómo superarlo? ¿Cómo aprender a tener confianza en sí mismo? En otro? Formas de ayudar a que existe
Los celos de alguna manera son una forma de paranoia, y así el celoso nunca se equivoca: está convencido de que su pareja lo engaña y nada puede persuadirlo de lo contrario. No importa lo que su pareja haga, como sea, lo engaña. Esos celos llegan al grado de celos patológicos.
Los celos son un sentimiento que puede invadir todo nuestro ser, y que es particularmente evidente cuando uno está enamorado, aunque seguramente no comenzaron en el momento en que se conoció a esa pareja y tienen raíces mucho más profundas. Los celos están muy relacionados con la posesión, más que con el amor. Si por ejemplo, tengo miedo de perder al hombre que amo, temo que alguien venga a tomar a quien que ahora se convirtió en mi tesoro más preciado y me convierto en un ser posesivo.
Los celos son en primer lugar el deseo de poseer al otro. Detrás de este deseo se haya oculta una dependencia emocional.
La función de nuestro trabajo psicológico en el consultorio de Clínica de Parejas es darles herramientas a ambos miembros de la pareja para comprender que las relaciones no pueden ser simbióticas, no son uno de dos. Son uno más uno, no una unidad. Por lo tanto uno no le pertenece al otro, y los principios de autonomía son importantes de ser resaltados.
Aprender a tener confianza en unomismo
Por lo tanto, el trabajo sobre la autoestima es necesario si el celoso no se siente bien sin la otra persona o si piensa constantemente en la amenaza de perder a su pareja por un tercero. Todo esto por supuesto tiene que ver con la baja autoestima del celoso, quien por ejemplo puede sentirse indigno del amor que recibe.
Aprende a tener confianza en sí mismo para confiar en el otro es un trabajo real que puede llevar cierto tiempo, no existe una cura definitiva para los celos, pero si hay estrategias y herramientas psicológicas que permiten aprender a controlarlos.
Diferencias de género
¿Quién es más celoso? Según la experiencia en el consultorio de Clínica de Parejas no depende del género (masculino o femenino) sino que es un sentimiento que los atraviesa por igual. En cuanto a la intensidad y la frecuencia de los celos, hombres y mujeres son iguales. Sin embargo hay algunas diferencias en la forma de reaccionar, los hombres se enojan y generalmente las mujeres entristecen.
Ambos miembros de la pareja deben acudir a la consulta porque esta forma de celarse uno al otro ha constituido en esa pareja un sistema, una forma de comunicación, que es necesario desarmar para poder comenzar a abrirse los interrogantes respecto a cómo se instaló esta forma de comunicarse en la pareja. Lo primero que hay que pensar es en por qué, es decir: ¿por qué EL/ELLA es celoso/a de su pareja? y qué hace el otro al respecto? Entendiendo esto se indican recomendaciones concretas destinadas a desarmar las pautas destructivas que provocan el problema de celos, y a ayudan a mantener el cambio positivo. Desbaratar esas pautas destructivas, en lugar de desenterrar sus causas, es el objetivo primordial de la terapia que realizamos en Clinica de Parejas. Para lograr que esto cambie, es necesario cambiar muchos elementos del sistema marital de esa pareja, porque es la conducta de ambos (y no solo del celoso) lo que sostiene esta modalidad del problema. Es decir, ambos se consideran producto de una decisión arbitraria en la que participan los dos miembros de la pareja, porque aunque uno sea el malo de la película, el otro contribuye a eso, obteniendo un beneficio del papel de víctima traicionada.
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
MN N° 59610
[email protected]

Los primeros días de la mamá y el bebé solos

Compartimos esta nota para Es De Mamá http://esdemama.com.ar/colapse-los-primeros-dias-mama-y-bebe-solos/

¡COLAPSÉ! LOS PRIMEROS DÍAS MAMÁ Y BEBÉ SOLOS

Todo divinoooo en la clínica, pero llegaste a tu casa, tu pareja volvió a trabajar y las horas cara a cara con tu bebé no son tan perfectas como te las imaginaste.

Por Mariana Kersz

baby-1570701_1920

Foto: Pixabay

Una vez que llegamos a casa del Sanatorio, las cosas cambian. Ya no están las puericultoras para jugar al tetris con nuestro pezón y la boca del bebé, ni las enfermeras para explicarnos cómo eliminarle los gases o cómo sostenerle la cabecita. A partir de ahora comenzarán los interrogantes, los planteos, la reflexión e incluso la desesperación por no saber qué hacer frente a determinadas situaciones.

Nuestra pareja acompaña, pero ya tuvo que volver a trabajar y estamos más horas solas con el bebé. A veces, alguna suegra, tía, amiga participa y ayuda unas horas por día y eso alivia. Pero es probable que sientas que nada es igual que antes. Incluso, puede que sientas, que las cosas no son como creías. Ya no podés bañarte cuando querés, ni dormir tanto y cuando quieras, tampoco pueden tener intimidad como antes ni hablar de tus posibilidades de elegir cuándo comer. Muchas veces, a esta angustia, se le suman algunos conflictos con la pareja respecto a los tiempos “¡vos estás todo el día afuera y yo acá, no puedo más!”, la presión de cuidar de nuestra pareja, cuidar al bebé y cuidar de nosotras mismas nos sobrepasa e incluso, muchas veces, puede llevarnos al borde del colapso.

¡No te enrosques!

Ok, es normal y esperable que en esa desesperación nos replanteemos si estamos haciendo las cosas bien. Pero para que no te des manija te damos algunos tips que te van a ayudar a tranquilizarte y evaluar la realidad de la situación:

1- Normalizar esto, darte cuenta de que no sos la única mamá-mujer que está atravesando por estos cambios es un excelente primer paso para tomar las cosas de otra manera. Miles y miles de mamás se sienten colapsadas, pero todas sobrevivimos. Todo pasa: el mantra que puede ayudarte en cada momento difícil. Cuidar de un recién nacido implica una cantidad increíble de tu tiempo y probablemente tus propias necesidades queden relegadas -ducharte, depilarte, almorzar…- sin embargo, es cierto que el bebé percibe todo y si te ponés nerviosa cuando llora, va a ser difícil que pueda calmarse.

2- No meter todo en la misma bolsa. El bebé es el bebé. Ustedes como padres, son padres. La pareja es pareja y vos sos vos. Esto, que parece un poco absurdo, es importante recordarlo. Porque aparte de ser padres, y de que la mirada este puesta casi obsesivamente en el recién nacido, no deben olvidar lo que los une como pareja. Siguen siendo pareja y ahora también son padres, pero no deben permitir perder los espacios de intimidad que puedan construir en este nuevo rol. Probablemente ya no haya tantas cenas con velitas para dos. Pero si alguna vez pueden, por ejemplo, acostar al bebé temprano, quizás puedan permitirse el “lujo” de ver una película en el sillón. Busquen espacios posibles para la pareja, si la mirada está puesta en el NO SE PUEDE, corren el riesgo de instalar esta manera de vincularse respecto a su hijo. También vos, como mamá, vas a tener que entender y aceptar que tener un hijo implica estar dispuestas a perder soberanía, autonomía e independencia. Un recién nacido depende 100% de los padres, especialmente de la mamá, la busca para tener calor, mimos, alimento, contención.

3- Estar muy atentas: la depresión post parto afecta al 10% de las madres. Es importante que busques ayuda si comienzan los síntomas. Hablar con la pareja, una amiga o un familiar cercano puede colaborar, pero lo mejor es que te contactes con un Lic. en Psicología que se especialice en dar apoyo emocional para casos como el tuyo. Tener tiempo para vos misma es una de las mejores prescripciones para combatir la depresión post parto, de ser posible, contratar o pedir la ayuda de alguien que pueda ocuparse de hacer la comida, la limpieza básica de la casa y otros quehaceres, y en ese tiempo, aprovechar para descansar, dormir, bañarte o invitar a una amiga a tu casa. También está bueno que salgas y que alguien cuide un momento al bebé, esta es una de las mejores alternativas. Dar un pequeño paseo por la plaza, sacar al perro a dar una vuelta manzana, ir a hacer vos misma los mandados o ir a pagar un impuesto son pequeñas actividades que van a distraerte en breves momentos de tiempo pero que sin dudas, al regresar al reencuentro con tu bebé, vas a volver con la energía totalmente renovada.

4- Aceptar siempre la ayuda que te ofrezcan ¡no tengas vergüenza! si tu tía que hace siglos que no ves se ofrece a cocinar y llenar de tuppers tu heladera, es bienvenida. Si tu suegra te ofrece ir a pagar ese trámite atrasado, permitíselo. Mucha gente va a querer ayudarte y decirle a todos que no va a generar el efecto contrario al que estás necesitando. Por supuesto es importante que ordenes las visitas y los tiempos de visitas. Los bebés recién nacidos y sus mamás, necesitan tranquilidad e intimidad, tener la casa llena de gente a cualquier hora tampoco es la idea. Pero encontrar el equilibrio entre visitas que estén predispuestas a colaborar y la intimidad del vínculo mamá e hijo es una ecuación que tenés que tener muy en cuenta al llegar a casa.

En definitiva, la maternidad se trata de aceptar. El poder descubrir el valor de los momentos de tranquilidad y de silencio, por ejemplo cuando el bebé duerme, te va a permitir disfrutar del reencuentro con tu bebé cuando se despierte y esté listo para ser ¡todo tuyo!

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, MN 59610, además es la Directora de Clínica de Parejas, un espacio donde brindan apoyo emocional a futuros padres, terapia de parejas, consultorio sexológico entre otros temas. www.clinicadeparejas.com

De pareja a padres. ¿Y la pareja?

Les comparto esta hermosa nota de la web Es De Mamá, donde conversamos acerca de las particularidades de ser padres…y pareja a la vez. ¡Muy interesante el contenido de la web, no se lo pierdan!

De Pareja a Padres… ¿y la pareja?

 

DE PAREJA A PADRES… ¿Y LA PAREJA?

Con la llegada del nuevo integrante a la familia vas a escuchar miles de consejos de todo tipo, pero pocos hablan de cómo puede afectar la llegada de un hijo a la relación de pareja.

Por Verónica De Martini

De pareja a padres, pixabay

Foto: Pixabay

Está demostrado que durante el primer año de vida de un bebé (en especial si es el primero), hay más discusiones de pareja. Los primeros meses pueden ser una prueba de fuego para la relación porque hay que tomar decisiones de común acuerdo, repartirse tareas, resignificar los roles, aumentan los gastos, las dudas, los miedos, y  muchas veces los dos terminan frustrados y superados por la situación.

Es momento entonces de que encuentren un nuevo equilibrio que les permita estar cómodos y conformes con la situación, y aunque en el primer año de vida de un bebé es difícil conversar, divertirse, organizarse, es importante que la pareja logre encontrar un momento en el día para reencontrarse, sin la presencia de la madre, la suegra, el tío, ni ningún tercero, porque por muy buena intención que tengan, a veces suelen generar más tensión y desencadenar nuevas discusiones en la pareja.

La llegada de un hijo no tiene por qué ser un paréntesis en la vida de la pareja. Claramente habrá cosas que cambien y se modifiquen, pero también se pueden buscar espacios en común que revivan el amor y la pasión. Por otro lado, hay que evitar caer en la idealización del reparto igualitario de los cuidados del bebé, porque ambos tienen que tener claro que hay aspectos, situaciones y etapas del pequeño donde la presencia de uno es más relevante que la del otro, lo que sí se puede hacer es ir buscando un equilibrio y reparto de tareas, por ejemplo si la mamá está dando de amamantar el papá puede preparar el almuerzo.

Algunos consejos que pueden ayudar

  • Hablar al respecto entre ustedes puede ayudarlos antes de que todo se salga de control. Habrá momentos en que no sepan qué hacer y antes de perder la paciencia es importante que el otro pueda contenernos
  • Unirse a grupos de mamás: la experiencia de tus amigas, de otras mamás, unirte a grupos de apoyo, foros online, etc, va a hacer que no te sientas sola ni la única en el mundo a la que le pasan ciertas cosas
  • Recordar siempre que el amor los une: una buena idea es mirar el video de su casamiento, las fotos de novios, releer cartas de amor. Tener siempre presente ese amor intenso que sentían hace que recuerdes por qué se enamoraron y les va a dar un motivo más para trabajar en la relación
  • Olvidate de la espontaneidad y la improvisación con tu pareja: por un tiempo los momentos románticos van a tener que ser pautados.
  • Cero culpas: ser padres es tener muchas responsabilidades, para no agobiarse ni llenarse de culpas lo ideal es que se permitan relajar en pareja y reencontrarse. No es necesario hacer una salida carísima a cenar al mejor resto, con salir a dar un paseo tomados de la mano y sentarse en la plaza a tomar un poco de aire ya los va a hacer volver renovados y el encuentro con el bebé también va a ser completamente diferente.

Experta consultada: Lic. Mariana Kersz, MN 59610, Directora de Clínica de Parejas

¿Dudas? ¡Consultanos!

[email protected]

Cel.: (011) 15 3404 0555