Category Archives: atención de adultos y parejas

Nacer y Crecer – Mitos y Verdades del Sexo en el Embarazo

Genial esta nota para la revista de maternidad Nacer y Crecer! una revista íntegramente destinada a acompañar a las mamás y papás en ese momento único de sus vidas.

Podés descargar la revista online acá y leer todas las notas, incluso esta en la que hablamos de mitos y verdades del sexo durante el embarazo.

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

 

Sexualidad en el embarazo y la maternidad

 

Cuando nos enteramos que estamos embarazadas, además del torbellino de emociones que significa la llegada de un hijo a la familia, surgen algunas inquietudes respecto a la sexualidad de la pareja durante el embarazo y la maternidad. En esta nota derribamos mitos, desmitificamos tabúes y repasamos algunos de los beneficios de tener sexo durante el embarazo, para que sigas disfrutando de una sexualidad plena y feliz en pareja a lo largo de esta hermosa etapa de tu vida.

El embarazo es una vivencia única, todos te cuentan sus experiencias, te anticipan lo poco que vas a dormir, te dicen que quizás tengas dificultades para amamantar, cómo es el post parto, comentan acerca de sus kilos de más…pero…muy poca gente habla acerca de cómo puede afectar la llegada de un hijo a la relación de pareja y qué expectativas tener acerca del sexo a lo largo de esta etapa. Lo mejor es estar preparada para que sepas que muchas cosas cambiarán; algunas para siempre y otras van a tener que acomodarse a la llegada del nuevo integrante.
A menos que hubiese alguna contraindicación médica, una pareja puede tener relaciones sexuales durante todo el embarazo sin dañar de ninguna manera al bebé en gestación. Del mismo modo, si ambos están sanos, no hay riesgo de contagiar ninguna enfermedad. Dentro del vientre de la madre, el pequeño está perfectamente protegido, aislado de movimientos bruscos o ruidos del exterior, rodeado por el líquido amniótico, las membranas y, sobre todo, por las paredes uterinas. Literalmente el bebé no siente nada a menos que haya muchos cambios de posición o que la mamá llegue al orgasmo, momento en el que puede sentir una leve contracción en el útero, que el bebé sentirá como una leve presión o masaje, totalmente inofensivo. Incluso algunas mujeres, luego de tener relaciones sienten que el bebé se mueve muchísimo y otras no lo sienten durante unas horas. Esto sucede porque el bebé sí percibe los sonidos y movimientos diferentes a los habituales, de modo que cuando él siente esto tan diferente, sabe que algo diferente está pasando.

También hay que señalar que a grandes rasgos hay dos clases de embarazos: Los embarazos donde el sexo juega un rol principal y la futura mamá se vuelve totalmente apasionada y demanda permanentemente tener relaciones sexuales con su pareja, y el otro tipo de embarazo donde no surge el deseo sexual en ningún trimestre de la gestación. Es normal que en el último trimestre del embarazo el deseo sexual descienda: el cansancio, el estrés, la falta de aire y muchas veces los cambios del cuerpo, generan algunas molestias que alejan la pasión de la relación.

 

¿Cuáles son los beneficios de tener relaciones sexuales durante el embarazo?

– Se liberan endorfinas y encefalinas: hormonas encargadas del bienestar y la sensación de “estar volando” luego del orgasmo

 

– Suave masaje: el útero recibe las contracciones orgásmicas y genera en el bebé una sensación de leve presión.

 

– Mamá feliz: el bebé percibe los cambios en el tono de voz de la mamá y sus risas, sabe que en ese momento algo bueno le está sucediendo.

 

– Mejor lubricación vaginal: al tener mayor flujo sanguíneo, también aumentan las secreciones vaginales. La penetración puede ser mucho más agradable durante el embarazo y se perciben menos molestias.

 

Algunas de las preguntas más frecuentes que recibo en mi consultorio sexológico de Clínica de Parejas respecto al sexo durante el embarazo son las siguientes:

¿El bebé puede salir lastimado luego de un encuentro sexual con mi pareja?

No. El útero está recubierto y sellado por una membrana mucosa muy gruesa que lo protege para que nada malo pueda pasarle. Si no hay contraindicaciones médicas podés seguir activa sexualmente durante todo el embarazo.

 

¿Qué posiciones son las más favorables durante el embarazo?

La mamá debe estar siempre cómoda, puede usar almohadones o una toalla enrollada bajo la cadera para generar cierto alivio al peso del cuerpo.

 

¿Se siente menos placer en el embarazo?

Los genitales están más hinchados por el aumento del riego sanguíneo, los pechos están hipersensibles y hay mayor humedad vaginal. Esto puede ser muy placentero para algunas mujeres pero otras lo sienten como una incomodidad.

 

¿Y qué pasa con los hombres?

Los hombres siguen viendo muy atractivas a sus mujeres, aunque no todos. A muchos les cuesta aceptar a su pareja en este nuevo cuerpo y seguir viendolas sexies y atractivas.

 

Volver a ser pareja…
El puerperio, la cuarentena y el cansancio propio del posparto y los primeros meses del bebé en casa implican un agotamiento psicofísico que deja poco margen al placer. Por eso hay que poner el foco en lo que si se puede hacer, y sacarlo de la relación sexual en sí. Mimos, caricias, una buena charla, ver una película juntos, recuperar los momentos posibles para los dos y evitar las presiones en torno a volver a tener relaciones sexuales favorecerá el encuentro íntimo cuando suceda. No es necesaria una relación sexual completa con penetración, este es un momento sensible para ambos y la imaginación, el tacto y las caricias van a ser sus aliados. Darse un baño juntos, acariciarse, mimarse y abrazarse son claves que les permitirán ir encontrando el momento adecuado para retomar las relaciones sexuales. Cuidar a un bebé recién nacido implica un agotamiento extremo pero hablar al respecto, explicar las razones de cada uno, entenderse y respetarse es fundamental para una relación satisfactoria y placentera en todo sentido.  

 

Claves para retomar la rutina sexual postparto:

– Aceptar: Las cosas cambiaron. Las noches de sexo desenfrenado en el ascensor a la madrugada van a ser reemplazadas por ver una película abrazados en el sillón y preparados para levantarse si el bebé los necesita. Aceptar, entender, asumirlo…es también parte de esta nueva etapa.

– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden tener sexo oral, estimularse, darse un baño relajante juntos, enviarse mensajes calientes o buscar momentos para besarse apasionadamente y franelear bajo las sábanas.

– Ponerse de novios: Durante unas horas los fines de semana pueden dejar al bebé al cuidado de los abuelos y dedicarse a reinventar la pareja en total intimidad y sin interrupciones.

– No esperar: La baja del deseo sexual no se soluciona con el tiempo, al contrario, tiende a empeorar si no se consulta a un sexólogo. Los tratamientos suelen ser breves, totalmente exitosos y destinados específicamente a recuperar la energía sexual.

 

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
Directora de Clínica De Parejas

[email protected]

http://facebook.com/clinicadeparejas/

www.ClinicaDeParejas.com

 

FiloNews – El amor en tiempos de redes sociales

Muchas gracias a Filo.news por esta nota donde hablamos del amor en tiempos de redes sociales.

El link acá o podés leer la nota completa a continuación:

CORAZONES EN CRISIS

“Me clavó el visto”; “me eliminó de sus amigos”; “está en línea y no me habla”: amor en redes sociales

¿Las nuevas plataformas virtuales facilitan o complican la vida amorosa? Filo News habló con la licenciada Mariana Kersz, sexóloga especialista en terapias de parejas, y reflexionamos al respecto

Lic. Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz

Corazones rotos en tiempos de redes sociales – Lic. Mariana Kersz – ClinicaDeParejas.com

Cada vez son más los corazones que se encuentran en crisis a causa del amor en tiempo de redes sociales. Y es que las nuevas plataformas y aplicaciones virtuales establecen en sí mismas nuevos modelos de relación: “Me clavó el visto”; “me eliminó de sus amigos”; lo veo en línea pero no me habla” son las frases más escuchadas en esta época.

El amor en tiempo de redes sociales en una época caracterizada por la inmediatez: en el amor, en las parejas y en los vínculo.

Filo News habló con la licenciada Mariana Kersz, sexóloga especialista en terapias de parejas, quien reflexionó al respecto: “hoy las parejas se demuestran amor de una forma muy diferente que hace sólo algunos años atrás”.

“Hace algunas semanas estaba atendiendo a una pareja al borde de la separación, y mientras ella estaba desconsolada contando su dolor al enterarse de una infidelidad, a él le suena el celular en plena consulta y comienza a chatear con una sonrisa en el rostro. Y, aunque esta conducta habla del compromiso de él para con la terapia de pareja, también nos habla de lo lejos que están ya uno del otro”, comentó la especialista.

“Los romances e infidelidades, los desengaños y la pasión han tomado otra forma ahora. Hombres y mujeres creen fervientemente haber encontrado al amor de sus vidas en tierras virtuales, sin conocerse aún, pero elegidos en ese gran catálogo online“, confiesa Mariana Kersz.

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
http://facebook.com/clinicadeparejas

Clarin – La crisis del séptimo año

Lic. Kersz en Clarin

Lic. Kersz en Clarin

El Diario Clarin publicó una nueva nota para la sección Entremujeres donde conversamos respecto a la crisis del séptimo año.

La nota completa en este link de Clarín https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/existe-crisis-septimo-ano-parejas_0_ryDucR_pG.amp.html o acá, a continuación:

¿Existe la crisis del séptimo año en las parejas?

Muchos matrimonios dicen pasar un momento difícil al pisar el septenio.

A los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse.

Hace algunos años atrás una funcionaria de Alemania propuso que, al igual que cualquier producto del supermercado, el matrimonio también tuviese fecha de vencimiento: a los siete años la pareja podría evaluar si renovar su matrimonio o separarse en buenos términos, dando entidad así a uno de los grandes mitos vinculares: la comezón o la crisis del séptimo año.

El siete resulta un número llamativo para algunas tradiciones: ¿señala un fin de ciclo? Muchas personas aseguran que a los siete años de pareja atravesaron una gran crisis o se separaron. ¿Cómo poner estas experiencias en duda?

Pero tal vez no se trata de pensar los siete años como un número literal, sino de representarnos lo que sucede después de mucho tiempo de estar juntos, construyendo día tras día una relación, un vínculo, juntando la historia de ambos para formar un “nosotros”. Lo que nos une va cambiando.

Las etapas de la relación

Un cuento de Disney

Los arranques son mágicos. Cuando recién nos conocemos, estamos en un estado ideal. Este sentimiento de completud, de que no habrá nadie en el mundo igual a mi pareja, es -afortunadamente- transitorio. Reina la idealización y la proyección de sentimientos positivos… Pero no es real: nos olvidamos de ver los defectos, la realidad del otro, no enfocamos en las diferencias que tenemos y desdibujamos cualquier atisbo propio que pueda no complacer al otro (tampoco nosotros nos mostramos reales y genuinos en un cien por ciento).

Mirá también

Las 6 etapas de la pareja: descubrí en cuál estás

Caminando juntos

Esta etapa inicial de fusión y simbiosis abre paso, con el tiempo, a la siguiente, de diferenciación, donde comenzamos a mostrarnos más reales y con más naturalidad. Podemos, sin temor, enfocar la mirada en las diferencias y ¡hasta reírnos de lo que antes nos parecía hermoso e increíble! En esta etapa es donde aparece el amor real, el verdadero. El enamoramiento es un momento maravilloso, teñido por la fantasía y salpicado por la idealización profunda de la otra persona. Pero el amor real es el que permite entender lo que verdaderamente está pasando, lidiar con las diferencias y enriquecernos en ese debate respecto a lo que cada uno quiere y espera de su proyecto de vida en común.

Muchas veces en esta etapa aparecen reclamos respecto a lo que uno de los dos hacía y al otro le fascinaba… Y ya no resulta tan funcional.

Carolina, una paciente de 32 años, lo dice con claridad: “Él era el hombre ideal para mí, todo era perfecto, prácticamente sentía que hablábamos el mismo idioma. A mí me encantaba cuando tocaba la guitarra, sentía que cada nota era exactamente la que tenía que sonar, era increíble. Con el tiempo empecé a notar que cada vez que llegaba más tarde a nuestras citas por quedarse ensayando, y al año de estar juntos, cuando estábamos en reuniones de amigos, él solamente tocaba la guitarra sin interactuar con nadie y me enojaba muchísimo. He pasado días sin dirigirle la palabra… hasta que nos separamos”.

El momento de la verdad (o de la desilusión)

Las expectativas que volcamos en la pareja tienen que ver, entre otras cosas, con lo que esperamos que suceda en la relación, con los propios ideales de lo que creemos, sentimos y pensamos que debe ser.

Las grandes crisis llegan, muchas veces, cuando aparecen situaciones contrarias a lo que esperábamos del otro (aunque el otro nunca lo supo). Por ejemplo, después de seis años juntos habían recibido con mucha felicidad la llegada de su primer hijo. El bebé tenía dos meses y medio y ella esperaba que él colaborara con las tareas de la casa mientras amamantaba. En vez de decírselo, agotada por la demanda full time, terminaba discutiendo con él y criticando que estuviese todo el día afuera de casa trabajando. Afortunadamente pudieron verlo a tiempo y entender que lo que realmente necesitaba ella era que él pudiese estar más atento a las cosas de la casa, y que la crítica hacia el trabajo era su forma más fácil de atacar un punto débil.

No es la misma crisis la que atraviesa una pareja de recién casados, que las dificultades de una pareja a la que le acaban de aprobar un crédito bancario para acceder a su primera vivienda, que las tensiones que pueden darse por el nacimiento y la crianza de un hijo, las fricciones producidas por la salida de los hijos del hogar, o las relacionadas con infidelidades o falta de deseo sexual.

Los posibles disparadores de una crisis “del séptimo año”

– Infidelidades

– Aburrimiento

– Desinterés

– Apatía

– Falta de temas de conversación

– Enfermedades

– Dificultades con la crianza de los hijos

– Falta de deseo sexual

– Mala relación familiar (suegros, tíos, conflictos con la familia de origen)

– Pérdida de confianza en el otro

Y la lista sigue… Estos son sólo algunos de los motivos de consulta más frecuentes que recibo en el consultorio de terapia de pareja y sexología

Tips para evitar la crisis… de todos los días

* Interesarnos. El gran antídoto contra el desdén y la indiferencia es escuchar al otro, mostrarnos interesados en su día a día, saber los nombres de las personas con las que trabaja, conocer su rutina, sus intereses, sus anhelos.

* Ser cariñosos y demostrativos. Una verdadera inyección de afecto genera una unión única en la pareja.

* Mejorar la calidad de la vida sexual. Mientras tenemos relaciones sexuales se libera endorfina, oxitocina, testosterona… Un verdadero tsunami hormonal, emocional y vincular que nos permite conectarnos con el otro de una manera profunda y única.

* Entender. No existe la pareja perfecta, ni el hombre ideal, ni la mujer de tus sueños. Somos imperfectos, reales y nos equivocamos. Aceptar y entender que somos humanos y no robots también va a ayudar a comprender diferencias y tolerar mejor los errores. Hay que saber pedir perdón… Y perdonar también.

Por la licenciada Mariana Kersz, psicóloga, sexóloga y directora de Clínica De Parejas.

Lic. Mariana Kersz – Masturbación y Autoestimulación

En el Mes Internacional de la Masturbación conversamos con los chicos de Todo No Se Puede por la FM Cielo 103.5 acerca de las caricias autoeróticas y desmitificamos los grandes tabúes respecto a la masturbación.
Una nota divertida en la que pudimos conversar acerca de los miedos más habituales respecto a la masturbación, y puntualizar en los beneficios de tocarse y acariciarse, por un lado a nivel fisiológico la liberación de hormonas del placer sexual, por otro lado, el autoconocimiento y el poder entender qué cosas nos gustan y cuales no para poder transmitirlo también a la pareja.
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga
https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

Deseo Sexual en la Radio

Ayer en Feudale Café compartimos historias del consultorio sexológico de Clínica de Parejas! hablamos de sexo, pasión y deseo sexual. Con Marcela Feudale y Albino Aguirre conversamos acerca de cómo revivir la pasión en una pareja durante la convivencia.
Podés enviarnos tus consultas a [email protected]
Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja
[email protected]

Disfunciones sexuales femeninas

Disfunciones femeninas. Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Disfunciones femeninas. Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

La sexualidad humana posiblemente sea uno de los aspectos más vulnerables de los seres humanos, donde los factores emocionales, físicos, contextuales, educacionales, vinculares, religiosos y culturales se ponen en juego para crear en cada uno de nosotros un concepto y un disfrute diferente del sexo. Asi, la terapia sexual crea, a modo de puente, la unión entre los factores emocionales, psicológicos, vinculares y también los factores orgánicos, fisiológicos que conforman un síntoma. Como resultado, en el consultorio de Clínica de Parejas acompaño a cada paciente y a cada pareja considerando a la sexualidad humana desde un concepto amplio, con intervenciones específicas y tareas para hacer en la intimidad del hogar, que permiten que en muy poco tiempo se noten grandes mejorías, para lograr una vida sexual plena y feliz. Porque soy una convencida de que el sexo importa. Si, es parte de la vida de los humanos. Y es el alma de una pareja. Una pareja sin sexo decide perder una parte sustancial de su escencia. El sexo nos diferencia de otros vínculos, nos define como pareja. Este momento es sustancial en la vida de ambos, donde pueden entregarse por completo el uno al otro, intercambiando sus pasiones y sus secretos más íntimos. Mucho más allá del mero placer físico, el erotismo en si mismo permite un pleno descubrimiento de nosotros mismos y del otro: descubrimos, buscamos lo que queremos experimentar, nos tomamos el tiempo para disfrutar de este placer compartido, básicamente nos gusta por sí mismo y por el otro, en relación con el otro. Por eso, cuando aparecen disfunciones sexuales masculinas, o disfunciones sexuales femeninas es importante la consulta sexológica para poder resolver los síntomas que generan incomodidades en la vida sexual.

Entre las consultas más frecuentes, las parejas suelen consultar por la falta de deseo sexual, o deseo sexual hipoactivo, es decir, una baja, una disminución en la frecuencia sexual o en el apetito sexual.

Afortunadamente, hoy en día las mujeres también consultan por sus síntomas sexuales, no solo por la falta de deseo sexual, sino también casos como el vaginismo o la dispareunia, una contracción involuntaria en los músculos de la vagina que puede ir acomañada de mucho dolor en la penetración. A la vez, una consulta habitual en las mujeres es la anorgasmia, la dificultad para lograr orgasmos placenteros aun teniendo buenos niveles de excitación y deseo sexual.

Afortunadamente todos estos síntomas tienen solución con el tratamiento sexológico adecuado. Existen técnicas eróticas, tareas sexológicas, estrategias muy específicas para resolver estos conflictos y lograr una sexualidad totalmente plena. ¡Lo aprendido en el consultorio no se olvida jamás! se trata de un reaprendizaje de conductas que han llevado a ese síntoma, es decir: reemplazar conductas negativas por conductas positivas que lleven a una sexualidad totalmente placentera.

Existe una solución! consultanos, nuestros tratamientos son efectivos y muy eficaces. Las consultas pueden ser presenciales u online, via Skype, para que tengas la posibilidad de mejorar tu vida sexual estés donde estés:

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga Sexóloga
Especialista en Terapia de Parejas
[email protected]
https://www.facebook.com/clinicadeparejas

Entrevista en América TV – maltrato y violencia de género

Lic. Mariana Kersz Psicologa Sexologa

Lic. Mariana Kersz Psicologa Sexologa

Conversamos con Antonio Laje en Buenos Días América acerca de las relaciones de pareja, los insultos y el maltrato. Reflexionamos acerca de la violencia de género y los vínculos tóxicos en la sociedad. Muchas gracias América TV!

Si sos víctima de violencia de género llamá al 144

#noesno #violenciadegenero #maltrato #relaciondepareja #vinculostoxicos #sociedad #amor #pareja #sexoyamor #kersz #clinicadeparejas

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Lic. Mariana Kersz Psicóloga Sexóloga

Doctoralia – Certificado de Excelencia 2017

 Comparto feliz y orgullosa este Certificado de Excelencia 2017  📚.
😄 Muchas, muchas gracias a mis queridos pacientes por sus valiosas opiniones y comentarios! 🎓
Honrada de colaborar desde esta profesión para mejorar la calidad de vida de los adultos y las parejas 

Doctoralia Mariana Kersz

Doctoralia Mariana Kersz

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexóloga. Especialista en Terapias de Pareja.
[email protected]

Lic. Mariana Kersz en Radio Delta

El viernes 3/11 conversamos con Radio Delta FM 90.3 acerca del deseo sexual, los vínculos, el amor y la pasión en el sexo con robots.

Podés escuchar la nota completa en este enlace:

https://radiocut.fm/audiocut/lic-mariana-kersz-en-radio-delta/

Muchas gracias Radio Delta!

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga y Sexologa. Especialista en Terapias de Pareja.
[email protected]

Terapia de Parejas

Terapia de parejas

En las consultas de pareja nos enfocamos en dos cuestiones elementales: una es la relación entre los integrantes de la pareja, la forma en que se relacionan entre sí. Pero también vemos de qué manera la pareja interactúa con el resto de los sistemas que lo rodean: la familia de origen, la familia de la pareja, los amigos, colegas y vecinos por ejemplo. Todo esto aporta información fundamental para trabajar con la pareja, se observa a la pareja como un gran todo inserto en múltiples sistemas que los atraviesan. Esto, que suena complicado se traduce en observar  la relación de cada uno de ellos con el otro y con la relación en sí misma.

En este link hay más información sobre la Terapia de Parejas de Clínica de Parejas

En Clínica de Parejas buscamos lo mejor para la pareja, y esto significa trabajar juntos en la terapia de parejas para mantenerlos unidos o para separarse en los mejores términos (si, es difícil pero es posible separarse amistosamente).

Hay algunas etapas en la vida de cualquier ser humano que generan crisis, que pueden ser vividas con mayor o menor intensidad por los integrantes de la pareja y muchas veces deciden consultarnos.  Por ejemplo:

  • Del noviazgo al matrimonio

  • Convertirse en padres

  • La jubilación

  • La llegada de los nietos

Cuestiones que a menudo abordamos:

Cuestiones de comunicación
Problemas en la sexualidad
Ciclos de vida (dificultad con las transiciones)
Infidelidad
Recuperar la confianza
Traumas del pasado
Infertilidad
Separación y divorcio
Conflictos Financieros
Dificultades con el rol de padres
Asesoramiento Premarital

Si tenés dudas consultanos:

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Sexóloga Clínica Especialista en Terapias de Pareja

Los primeros días de la mamá y el bebé solos

Compartimos esta nota para Es De Mamá http://esdemama.com.ar/colapse-los-primeros-dias-mama-y-bebe-solos/

¡COLAPSÉ! LOS PRIMEROS DÍAS MAMÁ Y BEBÉ SOLOS

Todo divinoooo en la clínica, pero llegaste a tu casa, tu pareja volvió a trabajar y las horas cara a cara con tu bebé no son tan perfectas como te las imaginaste.

Por Mariana Kersz

baby-1570701_1920

Foto: Pixabay

Una vez que llegamos a casa del Sanatorio, las cosas cambian. Ya no están las puericultoras para jugar al tetris con nuestro pezón y la boca del bebé, ni las enfermeras para explicarnos cómo eliminarle los gases o cómo sostenerle la cabecita. A partir de ahora comenzarán los interrogantes, los planteos, la reflexión e incluso la desesperación por no saber qué hacer frente a determinadas situaciones.

Nuestra pareja acompaña, pero ya tuvo que volver a trabajar y estamos más horas solas con el bebé. A veces, alguna suegra, tía, amiga participa y ayuda unas horas por día y eso alivia. Pero es probable que sientas que nada es igual que antes. Incluso, puede que sientas, que las cosas no son como creías. Ya no podés bañarte cuando querés, ni dormir tanto y cuando quieras, tampoco pueden tener intimidad como antes ni hablar de tus posibilidades de elegir cuándo comer. Muchas veces, a esta angustia, se le suman algunos conflictos con la pareja respecto a los tiempos “¡vos estás todo el día afuera y yo acá, no puedo más!”, la presión de cuidar de nuestra pareja, cuidar al bebé y cuidar de nosotras mismas nos sobrepasa e incluso, muchas veces, puede llevarnos al borde del colapso.

¡No te enrosques!

Ok, es normal y esperable que en esa desesperación nos replanteemos si estamos haciendo las cosas bien. Pero para que no te des manija te damos algunos tips que te van a ayudar a tranquilizarte y evaluar la realidad de la situación:

1- Normalizar esto, darte cuenta de que no sos la única mamá-mujer que está atravesando por estos cambios es un excelente primer paso para tomar las cosas de otra manera. Miles y miles de mamás se sienten colapsadas, pero todas sobrevivimos. Todo pasa: el mantra que puede ayudarte en cada momento difícil. Cuidar de un recién nacido implica una cantidad increíble de tu tiempo y probablemente tus propias necesidades queden relegadas -ducharte, depilarte, almorzar…- sin embargo, es cierto que el bebé percibe todo y si te ponés nerviosa cuando llora, va a ser difícil que pueda calmarse.

2- No meter todo en la misma bolsa. El bebé es el bebé. Ustedes como padres, son padres. La pareja es pareja y vos sos vos. Esto, que parece un poco absurdo, es importante recordarlo. Porque aparte de ser padres, y de que la mirada este puesta casi obsesivamente en el recién nacido, no deben olvidar lo que los une como pareja. Siguen siendo pareja y ahora también son padres, pero no deben permitir perder los espacios de intimidad que puedan construir en este nuevo rol. Probablemente ya no haya tantas cenas con velitas para dos. Pero si alguna vez pueden, por ejemplo, acostar al bebé temprano, quizás puedan permitirse el “lujo” de ver una película en el sillón. Busquen espacios posibles para la pareja, si la mirada está puesta en el NO SE PUEDE, corren el riesgo de instalar esta manera de vincularse respecto a su hijo. También vos, como mamá, vas a tener que entender y aceptar que tener un hijo implica estar dispuestas a perder soberanía, autonomía e independencia. Un recién nacido depende 100% de los padres, especialmente de la mamá, la busca para tener calor, mimos, alimento, contención.

3- Estar muy atentas: la depresión post parto afecta al 10% de las madres. Es importante que busques ayuda si comienzan los síntomas. Hablar con la pareja, una amiga o un familiar cercano puede colaborar, pero lo mejor es que te contactes con un Lic. en Psicología que se especialice en dar apoyo emocional para casos como el tuyo. Tener tiempo para vos misma es una de las mejores prescripciones para combatir la depresión post parto, de ser posible, contratar o pedir la ayuda de alguien que pueda ocuparse de hacer la comida, la limpieza básica de la casa y otros quehaceres, y en ese tiempo, aprovechar para descansar, dormir, bañarte o invitar a una amiga a tu casa. También está bueno que salgas y que alguien cuide un momento al bebé, esta es una de las mejores alternativas. Dar un pequeño paseo por la plaza, sacar al perro a dar una vuelta manzana, ir a hacer vos misma los mandados o ir a pagar un impuesto son pequeñas actividades que van a distraerte en breves momentos de tiempo pero que sin dudas, al regresar al reencuentro con tu bebé, vas a volver con la energía totalmente renovada.

4- Aceptar siempre la ayuda que te ofrezcan ¡no tengas vergüenza! si tu tía que hace siglos que no ves se ofrece a cocinar y llenar de tuppers tu heladera, es bienvenida. Si tu suegra te ofrece ir a pagar ese trámite atrasado, permitíselo. Mucha gente va a querer ayudarte y decirle a todos que no va a generar el efecto contrario al que estás necesitando. Por supuesto es importante que ordenes las visitas y los tiempos de visitas. Los bebés recién nacidos y sus mamás, necesitan tranquilidad e intimidad, tener la casa llena de gente a cualquier hora tampoco es la idea. Pero encontrar el equilibrio entre visitas que estén predispuestas a colaborar y la intimidad del vínculo mamá e hijo es una ecuación que tenés que tener muy en cuenta al llegar a casa.

En definitiva, la maternidad se trata de aceptar. El poder descubrir el valor de los momentos de tranquilidad y de silencio, por ejemplo cuando el bebé duerme, te va a permitir disfrutar del reencuentro con tu bebé cuando se despierte y esté listo para ser ¡todo tuyo!

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, MN 59610, además es la Directora de Clínica de Parejas, un espacio donde brindan apoyo emocional a futuros padres, terapia de parejas, consultorio sexológico entre otros temas. www.clinicadeparejas.com

De pareja a padres. ¿Y la pareja?

Les comparto esta hermosa nota de la web Es De Mamá, donde conversamos acerca de las particularidades de ser padres…y pareja a la vez. ¡Muy interesante el contenido de la web, no se lo pierdan!

De Pareja a Padres… ¿y la pareja?

 

DE PAREJA A PADRES… ¿Y LA PAREJA?

Con la llegada del nuevo integrante a la familia vas a escuchar miles de consejos de todo tipo, pero pocos hablan de cómo puede afectar la llegada de un hijo a la relación de pareja.

Por Verónica De Martini

De pareja a padres, pixabay

Foto: Pixabay

Está demostrado que durante el primer año de vida de un bebé (en especial si es el primero), hay más discusiones de pareja. Los primeros meses pueden ser una prueba de fuego para la relación porque hay que tomar decisiones de común acuerdo, repartirse tareas, resignificar los roles, aumentan los gastos, las dudas, los miedos, y  muchas veces los dos terminan frustrados y superados por la situación.

Es momento entonces de que encuentren un nuevo equilibrio que les permita estar cómodos y conformes con la situación, y aunque en el primer año de vida de un bebé es difícil conversar, divertirse, organizarse, es importante que la pareja logre encontrar un momento en el día para reencontrarse, sin la presencia de la madre, la suegra, el tío, ni ningún tercero, porque por muy buena intención que tengan, a veces suelen generar más tensión y desencadenar nuevas discusiones en la pareja.

La llegada de un hijo no tiene por qué ser un paréntesis en la vida de la pareja. Claramente habrá cosas que cambien y se modifiquen, pero también se pueden buscar espacios en común que revivan el amor y la pasión. Por otro lado, hay que evitar caer en la idealización del reparto igualitario de los cuidados del bebé, porque ambos tienen que tener claro que hay aspectos, situaciones y etapas del pequeño donde la presencia de uno es más relevante que la del otro, lo que sí se puede hacer es ir buscando un equilibrio y reparto de tareas, por ejemplo si la mamá está dando de amamantar el papá puede preparar el almuerzo.

Algunos consejos que pueden ayudar

  • Hablar al respecto entre ustedes puede ayudarlos antes de que todo se salga de control. Habrá momentos en que no sepan qué hacer y antes de perder la paciencia es importante que el otro pueda contenernos
  • Unirse a grupos de mamás: la experiencia de tus amigas, de otras mamás, unirte a grupos de apoyo, foros online, etc, va a hacer que no te sientas sola ni la única en el mundo a la que le pasan ciertas cosas
  • Recordar siempre que el amor los une: una buena idea es mirar el video de su casamiento, las fotos de novios, releer cartas de amor. Tener siempre presente ese amor intenso que sentían hace que recuerdes por qué se enamoraron y les va a dar un motivo más para trabajar en la relación
  • Olvidate de la espontaneidad y la improvisación con tu pareja: por un tiempo los momentos románticos van a tener que ser pautados.
  • Cero culpas: ser padres es tener muchas responsabilidades, para no agobiarse ni llenarse de culpas lo ideal es que se permitan relajar en pareja y reencontrarse. No es necesario hacer una salida carísima a cenar al mejor resto, con salir a dar un paseo tomados de la mano y sentarse en la plaza a tomar un poco de aire ya los va a hacer volver renovados y el encuentro con el bebé también va a ser completamente diferente.

Experta consultada: Lic. Mariana Kersz, MN 59610, Directora de Clínica de Parejas

¿Dudas? ¡Consultanos!

[email protected]

Cel.: (011) 15 3404 0555