Consultorio Sexológico. Terapia de Adultos, Parejas y Familias. Presencial y Online. Belgrano, CABA

Sesiones dinámicas, efectivas, tratando tus conflictos para mejorar tu calidad de vida, adaptándonos a tus tiempos, entrevistas presenciales u online, desde cualquier dispositivo, en la comodidad de tu hogar.

Terapia Sexual

Te acompañamos en el proceso de mejorar tu vida sexual, brindandote información, ejercicios y técnicas que van a ayudarte a recuperar una sexualidad plena

Read More

Terapia de Parejas y Familia

El amor como el eje que mueve al mundo. Escucharse, entenderse, mirarse a los ojos. Un espacio diseñado específicamente para que ambos puedan pensar en lo que los une.
Red de apoyo y contención para padres e hijos. Familias ensambladas. Nuevos modelos familiares.

Read More

Terapia de Adultos

Nuestro objetivo es que mejores tu vida, logres relaciones más sanas y estables (estés o no en pareja), y que puedas cumplir tus proyectos. Nuestras sesiones son dinámicas y eficaces. Presenciales y Online

Read More

Género, Identidad de Género y Orientación Sexual

He notado en mi consultorio de Clínica de Parejas que habitualmente existe una notoria confusión respecto a la orientación sexual, la identidad de género y el género en sí. En esta nota te explico detalladamente las diferencias de cada uno de estos conceptos con ejemplos para que se entienda perfectamente.
Cuando los seres humanos nacemos, tenemos un sexo biológico determinado: hombre, mujer o intersexual. Los genitales y los caracteres sexuales secundarios y primarios nos brindan la opción binaria macho/hembra. Eso es el género, el estado social o legal que nos identifica como hombre o mujer, que es el que está en el DNI.
En nuestro ejemplo, Darío es hombre y María es mujer.
Sin embargo, la identidad de género puede o no coincidir con el género: es el sentimiento individual acerca del género. Expresamos nuestra identidad de género en la forma en que actuamos, que puede ser: masculina o femenina, de ninguna de las dos maneras o en ambas maneras. Siguiendo el ejemplo Darío es hombre (género) y se siente identificado con conductas masculinas (identidad de género masculina) y María es mujer (género) y se identifica y se siente mujer (identidad de género femenina)
La orientación sexual es hacia donde va nuestro deseo, puede ser homosexual, heterosexual, bisexual o asexuado. En nuestro caso, Darío es hombre (género), se siente hombre (identidad de género) y le gustan las mujeres (orientación sexual heterosexual). Con María tendríamos que es mujer (género), se siente mujer (identidad de género) y le gustan los hombres (orientación sexual heterosexual).
Sin embargo el caso se complica cuando pensamos más allá. Por ejemplo:
Darío hacia sus 30 años descubre que en realidad se siente diferente, comienza a liberar sus pensamientos y se da cuenta de que ya no se siente hombre, se siente mujer, aunque le siguen gustando las mujeres. Entonces: Darío es hombre (género biológico), en su identidad de género es femenino (se identifica con una mujer, y le gustan las mujeres por lo tanto es homosexual (se siente mujer y le gustan las mujeres, esto es la orientación sexual.

En esta sociedad donde todo debe ser rotulado en términos binarios, donde las categorías intermedias aun están en un gris poco claro, es difícil dar cuenta de la inmensidad de variables que existen dentro de esta combinatoria. Sin embargo es importante destacar que el resultado de esta combinación entra dentro de la normalidad, y que si eventualmente hubiese dudas o inquietudes los sexólogos estamos para poder responderlas y asesorar al respecto.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
[email protected]
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

Los celos en la pareja

Los celos en la pareja

Cuando se vuelven poco saludables, los celos pueden envenenar la historia de amor de una pareja. ¿Cómo superarlo? ¿Cómo aprender a tener confianza en sí mismo? En otro? Formas de ayudar a que existe

Los celos de alguna manera son una forma de paranoia, y así el celoso nunca se equivoca: está convencido de que su pareja lo engaña y nada puede persuadirlo de lo contrario. No importa lo que su pareja haga, como sea, lo engaña. Esos celos llegan al grado de celos patológicos.
Los celos son un sentimiento que puede invadir todo nuestro ser, y que es particularmente evidente cuando uno está enamorado, aunque seguramente no comenzaron en el momento en que se conoció a esa pareja y tienen raíces mucho más profundas. Los celos están muy relacionados con la posesión, más que con el amor. Si por ejemplo, tengo miedo de perder al hombre que amo, temo que alguien venga a tomar a quien que ahora se convirtió en mi tesoro más preciado y me convierto en un ser posesivo.
Los celos son en primer lugar el deseo de poseer al otro. Detrás de este deseo se haya oculta una dependencia emocional.
La función de nuestro trabajo psicológico en el consultorio de Clínica de Parejas es darles herramientas a ambos miembros de la pareja para comprender que las relaciones no pueden ser simbióticas, no son uno de dos. Son uno más uno, no una unidad. Por lo tanto uno no le pertenece al otro, y los principios de autonomía son importantes de ser resaltados.

Aprender a tener confianza en unomismo
Por lo tanto, el trabajo sobre la autoestima es necesario si el celoso no se siente bien sin la otra persona o si piensa constantemente en la amenaza de perder a su pareja por un tercero. Todo esto por supuesto tiene que ver con la baja autoestima del celoso, quien por ejemplo puede sentirse indigno del amor que recibe.
Aprende a tener confianza en sí mismo para confiar en el otro es un trabajo real que puede llevar cierto tiempo, no existe una cura definitiva para los celos, pero si hay estrategias y herramientas psicológicas que permiten aprender a controlarlos.

Diferencias de género
¿Quién es más celoso? Según la experiencia en el consultorio de Clínica de Parejas no depende del género (masculino o femenino) sino que es un sentimiento que los atraviesa por igual. En cuanto a la intensidad y la frecuencia de los celos, hombres y mujeres son iguales. Sin embargo hay algunas diferencias en la forma de reaccionar, los hombres se enojan y generalmente las mujeres entristecen.

Ambos miembros de la pareja deben acudir a la consulta porque esta forma de celarse uno al otro ha constituido en esa pareja un sistema, una forma de comunicación, que es necesario desarmar para poder comenzar a abrirse los interrogantes respecto a cómo se instaló esta forma de comunicarse en la pareja. Lo primero que hay que pensar es en por qué, es decir: ¿por qué EL/ELLA es celoso/a de su pareja? y qué hace el otro al respecto? Entendiendo esto se indican recomendaciones concretas destinadas a desarmar las pautas destructivas que provocan el problema de celos, y a ayudan a mantener el cambio positivo. Desbaratar esas pautas destructivas, en lugar de desenterrar sus causas, es el objetivo primordial de la terapia que realizamos en Clinica de Parejas. Para lograr que esto cambie, es necesario cambiar muchos elementos del sistema marital de esa pareja, porque es la conducta de ambos (y no solo del celoso) lo que sostiene esta modalidad del problema. Es decir, ambos se consideran producto de una decisión arbitraria en la que participan los dos miembros de la pareja, porque aunque uno sea el malo de la película, el otro contribuye a eso, obteniendo un beneficio del papel de víctima traicionada.

Lic. Mariana Kersz

Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

MN N° 59610

[email protected]

Consultorio Sexológico Online

Consultorio sexológico online.

Consultas desde la comodidad de tu hogar, con cualquier dispositivo con Internet, via Skype. Sin viajes ni demoras podés acceder a un tratamiento sexológico para mejorar rápidamente tu vida sexual.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz

Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

MN N° 59610

El amor en tiempos de redes sociales

[email protected]

El amor en tiempos de redes sociales. Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr, Tinder…! las redes sociales llegaron para quedarse, y han cambiado sustancialmente la manera en que los seres humanos nos relacionamos, nos enamoramos, nos celamos e incluso la manera en que nos peleamos.

Estos nuevos modelos de relación, en una época de transformaciones y virtualidad, hace que la misma vorágine de la red social nos lleve a la inmediatez: la inmediatez en el amor, en las parejas, en los vínculos…nunca antes en la historia de la humanidad habíamos podido relacionarnos tan rápido y tan inmediatamente con alguien que estuviese literalmente en la otra punta del globo terráqueo. Sin embargo ahora con un click (o dos) podemos ver qué está pasando en China en este momento. Ahora, si eso es posible, ¿por qué no pensar que también nos está cambiando la manera de relacionarnos con quienes tenemos al lado?

Cada vez son más frecuentes en mi consultorio de Clínica de Parejas quienes llegan con el malestar de esta época: me clavó el visto, o me eliminó de sus amigos, o lo veo en línea pero no me habla…hoy las parejas se demuestran amor de una forma muy diferente que hace sólo algunos años atrás. Incluso también se demuestra de una forma diferente el compromiso que esa pareja tenga. Atendiendo a una pareja al borde de la separación, a él le suena su celular en plena consulta y comienza a enviar mensajes con alguien desconocido. Y, aunque esta conducta habla del compromiso de el, también nos habla de lo lejos que están ya uno del otro.

Los romances e infidelidades, los desengaños y la pasión han tomado otra forma ahora, se intenta en las redes sociales el match perfecto, el príncipe azul o la princesa de los cuentos de hadas: perfectos, idealizados, sin errores y sin demasiada humanidad desperfecta al alcance de la mano. Hombres y mujeres que sueñan y creen fervientemente haber encontrado al amor de sus vidas en tierras virtuales, sin conocerse aun, pero elegidos en ese gran catálogo online que nos ofrecen las redes sociales. Dicho esto, ¿las redes sociales facilitan o complican la vida amorosa? es díficil de decir, pero definitivamente es un hecho que han cambiado.

El amor en tiempos de redes sociales satisface necesidades, llena espacios, ayuda a que mucha gente que es tímida o muy vergonzoza tenga la posibilidad de conocer a otra persona que acompañe sus días. Esto no significa que esté bien o mal la red social como única posibilidad, sino que es una estrategia, una herramienta más para poder conocer los alcances del amor virtual.

¿Cuantas veces nos pasa de estar en un café y ver parejas que están cada uno con su celular? ¿O estar cenando y ver como por ejemplo él está con su celular mensajeandose en plena cena y ella queda comiendo sola…a su lado? Estamos muy lejos, y muy enredados. Hay un estudio de la Universidad Francesa de Lille I que indica que el 35% de las parejas agarra su celular inmediatamente después de hacer el amor. Casi 1/3 de la gente que conocemos cuando termina de tener relaciones sexuales se conecta con sus 500 amigos virtuales, y no con la persona que tiene al lado…Cerca, pero lejos, condenados a la soledad detrás de las pantallas que nos ofrecen una satisfacción inmediata, el alivio instantáneo a la incertidumbre del ¿y ahora qué? (que hago, que digo, como sigo…).

En las redes sociales podemos jugar a ser quienes no somos, o quienes no nos animamos a ser en la vida real. Podemos mentir, fantasear, crearnos un personaje e incluso borrarlo inmediatamente. Nos relacionamos con nuestros propios personajes como si fuesen reales y hacemos que cobren vida, que tengan sus propios amigos y su propia red social, su nombre, apellido, alias y hasta un lugar físico donde vivir. En esta sociedad donde los estímulos abundan, donde nos resguardamos rápidamente de los conflictos del amor, donde los duelos no tienen que doler (quien haya sufrido una pérdida seguramente tenga un amigo que con toda su buena predisposición le pudo haber dicho algo del estilo: “dale, no llores, hay más gente ahi afuera esperando por vos”), las redes posibilitan saciar el hambre de estímulos en una cultura que nos propicia a las apariencias, a la vida en pantalla donde mostrarnos como en una góndola de supermercado, donde nuestros temores no necesitan ser exhibidos, nadie tiene un dislike en facebook, porque todos mostramos nuestro lado más sensitivo, más hermoso, más perfecto. Y si un duelo duele, entonces de nuevo recibimos un corazoncito y otro “dale, no llores“…

Lic. Mariana Kersz

Sexóloga Especialista en Terapias de Parejas

MN N° 59610

[email protected]

Vinosfera – Guatemala 4720, Palermo Soho
11MAR17 – 20:30 hs
Estricta Reserva: https://www.eventbrite.com.ar/e/grandes-placeres-tickets-32534189637

 

Grandes Placeres

En un evento único, una Sexóloga y dos Sommeliers unen sus conocimientos, su técnica y su pasión por los buenos acuerdos para dar lugar a una experiencia sensorial única en la ciudad, exclusiva para parejas.

Durante una hora y media todos los sentidos estarán puestos en juego para permitirse experimentar los Grandes Placeres que nos ofrecen los vinos, la gastronomía y el erotismo en una propuesta que los hará explorar su sensualidad sin límites.

Preguntas frecuentes
¿Se necesitan dos entradas por pareja?
Con la compra de una única entrada acceden ambos integrantes de la pareja.
¿Hay requisitos de identificación o edad para ingresar al evento?
Evento exclusivo para parejas con estricta reserva. Ambos integrantes deben ser mayores de 18 años. Gay friendly.
¿Cuál es la política de reembolso?
Por cuestiones de organización, no se aceptan reembolsos.
¿Puedo transferir la tarifa de registro o la entrada?
Por cuestiones de organización, no es posible transferir la tarifa de registro o la entrada.
¿El nombre en la entrada o del registro puede ser distinto al de la persona que asiste al evento?
Por favor el nombre de registro o la entrada deben ser el mismo de la persona que asista al evento.

Grandes Placeres: Una Sexóloga y Dos Sommeliers.
La Lic. Tatiana Elencwajg, Lic en gastronomía y sommelier, cocina y genera situaciones de disfrute a los comensales, llevandolos al placer de una rica comida, un buen vino y una excelente compañia.
La Sommelier Débora Benitez, apasionada por los vinos y los buenos acuerdos. Experimentada organizadora de eventos y CEO de esta propuesta.
La Lic. Mariana Kersz, Psicóloga y Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja, Directora de Clinica de Parejas, aporta sensualidad y erotismo desde el juego y diferentes y propuestas lúdicas para parejas.www.ClinicaDeParejas.com

En cada experiencia se vive una situación inolvidable y única. Ese es el espítiru vivo de los Grandes Placeres. Los invitamos a disfrutar con nosotras de la sensualidad de los buenos acuerdos, mucho más que una degustación erótica.

La ilusión del Iceberg

Para lograr resultados en una terapia sexual, es necesario un cambio de conducta. En muy poco tiempo se ven los primeros cambios, y pronto se logra una vida sexual plena y feliz!

El éxito del tratamiento se basa en la dedicación diaria, el esfuerzo, la persistencia y el cambio de hábitos, pero también en tener en cuenta que habrá fallos y recaídas que nos permiten ajustar una y otra vez el tratamiento para controlar todos los factores que han llevado al síntoma. Vos controlás el síntoma: el síntoma no te controla a vos.
Una vez comenzado el tratamiento sexológico, ya en la primera consulta, el alivio de saber que existe una solución es absolutamente esperanzador.
No dejes de consultar, existe una solución!
Terapia Sexual y Psicológica para Adultos y Parejas
Lic. Mariana Kersz
Sexóloga
 

[email protected]

El orgasmo femenino

El placer femenino sigue siendo un misterio en muchos aspectos, incluso para la ciencia: la cuestión del origen del orgasmo femenino parece estar siempre en duda.
Se habla de orgasmo vaginal y de orgasmo clitoriano, pero de que hay dos tipos de orgasmos femeninos, del clítoris y la vagina, pero: ¿Existen realmente dos tipos de orgasmos?

Orgasmos vaginales
Las paredes de la vagina tienen terminaciones nerviosas, por lo que 1/3 de las mujeres asegura que tienen orgasmos vaginales. Sin embargo la sensación es más difusa y no tan intensa y aguda como en el orgasmo clitoriano.

Orgasmos clitorianos
Los orgasmos vaginales no son menores a los clitorianos, son diferentes. Los orgamos que proporciona la fricción del clítoris son mucho más intensos y generan niveles más elevados de placer acompañados de espasmos involuntarios y contracciones vaginales.

Aproximadamente el 1/3 de las mujeres llega al orgasmo durante la penetración. Lo cierto es que los expertos creen que estas mujeres posiblemente tengan un clítoris más grande de lo normal que permita mayor fricción con el pene

El punto G
El punto G amerita todo un apartado especial. El Dr. Grafenberg en Alemania hacia 1950 afirmaba que existía tal sensibilidad erótica en la pared superior de la vagina, que las mujeres podrían incluso eyacular si eran bien estimuladas. El punto G es un grupo de glándulas y terminaciones nerviosas que se encuentra cerca de la uretra. Solo se puede ubicar cuando lo estimulamos, palpando la zona se va a ir hinchando y se siente una superficie sobresaliente y rugosa, como una pasa de uva grande. El orgasmo que proporcionan las caricias suaves en esta zona es muy diferente del clitoriano, sin embargo puede suceder que eyacules un líquido transparente, que no es orina (no te asustes). Las mejores posiciones para encontrar el punto G durante las relaciones sexuales son con la mujer encima del hombre y en la posición de perrito.

Sin embargo, según un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad Tor Vergata de Roma, la región responsable del placer femenino no estaría localizada únicamente en el clítoris sino en una zona que han llamado “complejo CUV” situado en la parte superior de la vagina. Sería la combinación del clítoris, la uretra y la pared vaginal que llevaría a las mujeres al cielo. Aun queda mucho por investigar y descubrir, pero el orgasmo femenino no sería solo entonces del clítoris o de la vagina, también podría ser de ambos a la vez.
Si bien nuestra anatomía femenina desempeña un papel clave, es sólo uno de los múltiples componentes que hacen a nuestra sexualidad: el conocimiento del cuerpo, la complicidad con su pareja y las emociones que se generan en cada encuentro son decisivos en nuestra satisfacción sexual.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]

Frecuencia Sexual

¿Cuántas veces al mes hacen el amor? Suelo hacer esta pregunta en el consultorio de Clínica de Parejas. La respuesta no es tan simple ni lineal. Especialmente porque nuestra libido fluctúa en función de la edad , el momento de nuestras vidas, el estado de salud, ¡e incluso el clima!

La mayoría de las parejas se refiere, en un momento u otro de su vida, a su frecuencia de relaciones sexuales. Si bien es cierto que después del fulgor sexual inicial de -casi- todas las relaciones de pareja, el número de encuentros sexuales disminuye paulatinamente.  Incluso a veces este número fluctúa en función de los acontecimientos que van atravesando a una pareja: un cambio de trabajo, una mudanza, el embarazo, un cambio en la profesión, en fin. Crisis de la vida cotidiana que afectan a la sexualidad.

Estas preocupaciones casi obsesivas acerca del número en la frecuencia sexual se basan generalmente en la creencia de que una pareja es más feliz si tiene más cantidad de relaciones sexuales al mes. Esta es la imagen que transmite nuestra sociedad, lo que absorvemos de los medios de comunicación y la premisa social de lo que se debe hacer: la actividad sexual es el barómetro de la salud de nuestra privacidad.

En resumen, no sabemos demasiado acerca del número mágico que determina la frecuencia sexual ideal, pero lo cierto es que la frecuencia que haga feliz a la pareja será la correcta, la indicada. Si los dos adultos están de acuerdo en el encuentro entonces simplemente es permitirse dejarse llevar por la situación y hacer de un momento simple algo especial.

Consultanos por el tratamiento contra el deseo sexual hipoactivo.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

 

Parejas sin Sexo

Si, el sexo importa. Si, es parte de una pareja. Una pareja sin sexo es una pareja que por alguna razón decide perder una parte sustancial de su escencia. El sexo nos diferencia de otros vínculos, nos define como pareja. Este momento es sustancial en la vida de ambos, donde pueden entregarse por completo el uno al otro, intercambiando sus pasiones y sus secretos más íntimos. Mucho más allá del mero placer físico, el erotismo en si mismo permite un pleno descubrimiento de nosotros mismos y del otro: descubrimos, buscamos lo que queremos experimentar, nos tomamos el tiempo para disfrutar de este placer compartido, básicamente nos gusta por sí mismo y por el otro, en relación con el otro.

Sin embargo, en Clínica de Parejas observo todos los días en mi consultorio que es mucho más fácil que el deseo sexual disminuya a que se mantenga. Es paradójico.  Por supuesto es cierto que mantener la llama de la pasión es un reto del día a día. El deseo sexual hay que cultivarlo, cuidarlo…no se renueva automáticamente, si o si hay que trabajar a diario para mantener la intimidad y la pasión con nuestra pareja.

¿Por qué se pierde el deseo sexual en una pareja?

  • Anticipación negativa del encuentro sexual (“no me gusta” “no voy a poder”, “va a ser otra vez lo mismo”, etc)

  • Concepción errónea de la sexualidad

  • Influencias de las normas sociales

  • Influencia de la educación religiosa

  • Pensamientos depresivos

  • Ausencia o poca presencia de pensamientos eróticos

  • Sentimiento de culpa, repugnancia o frustración

  • Desconocimiento del propio cuerpo y el cuerpo de tu pareja

Sexo…¿un poco, mucho, apasionadamente, con locura?

La importancia del sexo no está si o si determinada en la frecuencia de las relaciones sexuales. Algunas parejas se sienten excelentes aun teniendo una intimidad sexual muy limitada. Otros, incluso con una alta frecuencia de relaciones sexuales, se sienten insatisfechos. La pregunta clave sigue encontrando respuesta en el sufrimiento expresado por uno o ambos cónyuges. Para muchas parejas, no es fácil encontrar el equilibrio adecuado entre los deseos de uno y otro sin caer en la frustración.

No importa cuántas veces por hora tienen relaciones, ni cuántas veces al día, al mes o al año. Se piensa mucho más allá de esto y se analiza cómo la pareja vive su sexualidad. Que ambos miembros de la pareja no tengan exactamente el mismo nivel de deseo es inevitable, incluso esperable. Sin embargo, para la salud de su relación, la pareja debe encontrar un ritmo respetando la naturaleza de cada uno.

Antes de preocuparse excesivamente si hay una disminución en el interés por el sexo, tengan en cuenta que puede ser una disminución pasajera, transitoria del deseo, sin que se convierta en un cuadro de deseo sexual hipoactivo. Hay una gran diferencia en ambos, principalmente marcada por el tiempo: en la hipoactividad del deseo sexual los sexólogos hablamos de un período mayor a 6 meses sin interés alguno por la vida sexual. Estén atentos, por supuesto, pero sin alarmarse si pasan algunas semanas sin sexo o si se distancia la frecuencia sexual.

La pérdida de la libido, ¿es algo aislado o un fenómeno común?
De acuerdo con la estadística propia de Clínica de Parejas, la pérdida de la libido se observa a menudo tanto en las mujeres como en los hombres. Como sexóloga recibo a diario un porcentaje significativo de consultas para este síntoma (en comparación con otros motivos de consulta sexológica de Clínica de Parejas). Y aun así, llegar al consultorio sexológico sigue siendo tal vez aún más difícil para los hombres que para las mujeres.

Existe una solución a la falta de deseo sexual o el deseo sexual hipoactivo (DSH)

De la misma manera que hay varios factores que pueden explicar la falta de deseo, hay estrategias que pueden aumentarlo. El tratamiento contra la falta de deseo sexual es realmente muy efectivo, es un tratamiento breve, focalizado, que busca ir directo a la situación que vive la pareja.

Tratamientos para despertar el deseo
A menudo escuchamos que la necesidad de sexo es biológica, instintiva. Si ese fuera el caso, el tratamiento se podría resumir añadiendo hormonas como la testosterona en personas que experimentan falta de deseo y se resolvería rápidamente. Esta visión es muy simplista, si bien el uso de hormonas a veces puede ser muy útil tanto para hombres y mujeres, en nuestra experiencia en Clínica de Parejas sabemos que el deseo no es el resultado de las hormonas, sino que está influenciado por la cultura, la educación, la religión, es decir, es multifactorial. Todos estos elementos -y muchos más- modulan la intensidad, la frecuencia y la dirección de nuestro deseo.

En Clínica de Parejas te ofrecemos un tratamiento efectivo, eficaz y altamente exitoso que combate las causas del deseo sexual hipoactivo. Una terapia sexual que va a ayudarlos a centrarse en todas las variables de estimulación del deseo y a analizar como parejas diversas estrategias para aumentar su nivel de deseo. La terapia sexual también puede ayudarlos a mantener o restaurar una comunicación sensual y erótica en la pareja.

Consultanos por el tratamiento contra el deseo sexual hipoactivo.

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

https://www.facebook.com/clinicadeparejas/

San Valentín 2017: por qué está bueno besarse

Comparto mi colaboración para el Diario La Nación para este San Valentín. ¡Muchas gracias a Verónica De Martini por la nota!

San Valentín 2017: por qué está bueno besarse

En el día de los enamorados reivindicamos un gesto que dice mucho más que una simple unión de labios

PARA LA NACION

MARTES 14 DE FEBRERO DE 2017 • 00:33
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín.
16

¿Qué hay detrás del acto de besarse? En el caso de las parejas que recién se conocen el besarse es encontrar si hay o no conexión con el otro. Quienes llevan muchos años juntos a veces dejan un poco de lado este momento, “con el paso del tiempo y el apuro del día, el beso se transforma en un cachete de costado y un “pico” dibujado en el aire. Seguimos buscando por doquier pastillas milagrosas para solucionar cada problema que se nos presenta y aun no nos dimos cuenta que en el beso está el secreto. Un buen beso en la boca nos conecta íntimamente de manera maravillosa. El contacto sentido nos enciende, nos potencia o nos aleja de la persona si es que no hay química entre los dos”, analiza Mariela Tesler, Sex Coach.

¿Qué produce en nuestro cuerpo?

La ciencia llama al deseo de besar Filemamanía. Si bien los números de diferentes estudios científicos varían, se habla de que en un beso se activan hasta 30 músculos faciales, se queman unas quince calorías en tres minutos, se transfieren miligramos de agua, materia grasa y sales minerales, y se intercambian millones de bacterias. Sin embargo la médica sexóloga clínica Beatriz Literat de Halitus Instituto Médico, sostiene que “aunque algunos hablan de alrededor de 30 músculos localizados en la cabeza, alrededor de la boca, es difícil decir el número de músculos involucrados, porque cuando al beso lo acompaña otra acción corporal como un abrazo, u otro tipo de movimiento corporal, como en la relación sexual, los músculos que se activan son incontables”.

Sí reconoce que se sabe a ciencia cierta que hay una intervención de neurotransmisores como la dopamina, oxitocina, fenilalanina y la testosterona que forman parte del mecanismo de la respuesta sexual, “estas sustancias químicas generan en las personas sensaciones de placer, apego y atracción sexual, mientras se combinan como un cocktail con pensamientos más lógicos, a niveles sub o inconscientes, que permiten realizar una evaluación de la otra persona y muchas veces percibir si la expectativa que se tiene en relación al otro se está cumpliendo o no”, explica la Dra. Literat.

El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín
El 14 de febrero se festeja el Día de los enamorados, o San Valentín.

Un poco de historia

Entre historiadores coinciden en que el origen del beso en la boca se da en el año 700 A.C, cuando Rómulo, primer monarca de Roma, dictó una ley donde prohibía a las mujeres tomar vino. Para saber si alguna mujer no la cumplía el marido tenía que apoyar sus labios en los de su mujer e incluso insertar la lengua, por supuesto que a las parejas romanas les gustó tanto esta práctica que la adoptaron como parte de sus vidas.

“Sin embargo, ya en el Kamasutra se reconoce que el beso es un arte en sí mismo y que su poder permite expresar pasiones, emociones y sentimientos. Para este texto escrito en sánscrito hacia el año 500 A.C. el beso puede ser nominal -los labios apenas se tocan-, palpitante -se mueve el labio inferior únicamente- o de tocamiento – labios y lengua- “, cuenta la Lic. Mariana Kersz, Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja y Directora de la Clínica de Parejas.

¡A besarse más!

Si bien, en contrapartida a la Filemamanía, existe la filematofobia (el miedo irracional o extremo a besar), lo cierto es que son la gran mayoría quienes disfrutan de los múltiples beneficios de besarse: “A nivel psicológico besarse eleva los niveles de autoestima, crece la confianza y la comunicación interpersonal, disminuye la depresión, aumenta y los hunde a ambos en un acto íntimo, placentero y profundo” describe la Lic. Kersz.

El beso es algo único y personal que nadie debe robarte, vos sos libre de decidir a quién dárselo y con quien compartir este intercambio que es un verdadero diálogo entre dos personas y que, como ya hemos visto, implica mucho más que un simple gesto.

Grandes Placeres

¿Estás Preparado? Una experiencia sensorial única está llegando a la Ciudad

[email protected]

 

Lic. Mariana Kersz

MN N° 59610

Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

Terapia de Parejas

Terapia de parejas

En las consultas de pareja nos enfocamos en dos cuestiones elementales: una es la relación entre los integrantes de la pareja, la forma en que se relacionan entre sí. Pero también vemos de qué manera la pareja interactúa con el resto de los sistemas que lo rodean: la familia de origen, la familia de la pareja, los amigos, colegas y vecinos por ejemplo. Todo esto aporta información fundamental para trabajar con la pareja, se observa a la pareja como un gran todo inserto en múltiples sistemas que los atraviesan. Esto, que suena complicado se traduce en observar  la relación de cada uno de ellos con el otro y con la relación en sí misma.

En este link hay más información sobre la Terapia de Parejas de Clínica de Parejas

En Clínica de Parejas buscamos lo mejor para la pareja, y esto significa trabajar juntos en la terapia de parejas para mantenerlos unidos o para separarse en los mejores términos (si, es difícil pero es posible separarse amistosamente).

Hay algunas etapas en la vida de cualquier ser humano que generan crisis, que pueden ser vividas con mayor o menor intensidad por los integrantes de la pareja y muchas veces deciden consultarnos.  Por ejemplo:

  • Del noviazgo al matrimonio

  • Convertirse en padres

  • La jubilación

  • La llegada de los nietos

Cuestiones que a menudo abordamos:

Cuestiones de comunicación
Problemas en la sexualidad
Ciclos de vida (dificultad con las transiciones)
Infidelidad
Recuperar la confianza
Traumas del pasado
Infertilidad
Separación y divorcio
Conflictos Financieros
Dificultades con el rol de padres
Asesoramiento Premarital

Si tenés dudas consultanos:

[email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610

Sexóloga Clínica Especialista en Terapias de Pareja

Dolor en la penetración

Cuando una mujer sufre un dolor intenso en el momento de la penetración, se dice que padece de dispareunia o coitalgia, este dolor en la penetración es consecuencia del vaginismo: una contracción involuntaria de los músculos de la vagina.

El tratamiento contra el vaginismo  y la dispareunia es altamente exitoso. Por supuesto requiere de paciencia y perseverancia, pero en pocos meses las pacientes notan grandes mejorías e incluso se animan a explorar cada vez más su sexualidad. Es un tratamiento integral, enfocado en el síntoma, pero también en la salud mental de la mujer.

El vaginismo se divide en dos tipos, el vaginismo primario, es decir cuando la mujer no ha tenido nunca una relación con penetración porque en cada intento ocurre el cierre involuntario de los músculos de la vagina, y el vaginismo secundario, en el que tras haber mantenido relaciones con penetración de manera normal, e incluso, después de haber tenido hijos, hay un momento en la vida de la mujer en que comienza a producirse la contracción de los músculos pubocoxígeos. En general las causas que llevan al dolor en la penetración suelen ser psicológicas, por ejemplo:

  • Miedo al embarazo

  • Miedo a la penetración

  • Fobia al sexo

  • Pudores asociados a la desnudez

  • Inhibición

  • Educación sexual nula o escasa

  • Rígida educación religiosa, entre otras.

En general el tratamiento del vaginismo no implica el uso de farmacología, ni medicamentos. No es necesario operar ni someterse a procesos invasivos. Tampoco es necesario un largo psicoanálisis: la técnica que soluciona el vaginismo está enmarcada en las terapias breves, la estrategia está focalizada y orientada absolutamente a obtener resultados excelentes en el menor tiempo posible, sin que quede ningún dolor ni sensación molesta en el momento del coito.

Los ejercicios Kegel son una de las principales características del tratamiento contra el vaginismo y la dispareunia. Estos ejercicios trabajan puntualmente el músculo pubocoxígeo para controlar y tonificar la musculatura vaginal.

El asesoramiento sexológico, la interconsulta psicológica y realizar los ejercicios indicados son las claves para resolver rápidamente el vaginismo. Consultanos por el tratamiento para combatir el dolor en la penetración: Existe una Solución!

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja

[email protected]

 

Todo sobre el sexo en el embarazo

La revista Es De Mamá publicó esta nota acerca de qué siente el bebé durante el sexo. Te la comparto: http://esdemama.com.ar/que-siente-el-bebe-durante-el-sexo/

¿QUÉ SIENTE EL BEBÉ DURANTE EL SEXO?

¿Qué siente el bebé en la panza mientras la madre tiene relaciones sexuales? Nuestra sexóloga te lo cuenta.

Por Mariana Kersz.

sexualidad-dps-del-parto-pixabay

Habitualmente, y si no hay ninguna contraindicación médica, una pareja puede tener relaciones sexuales durante todo el embarazo sin dañar de ninguna manera al bebé en gestación. Del mismo modo, si ambos están sanos, no hay riesgo de contagiar ninguna enfermedad. Es decir que dentro del vientre de la madre, el pequeño está perfectamente protegido, aislado de movimientos bruscos o ruidos del exterior, rodeado por el líquido amniótico, las membranas y, sobre todo, por las paredes uterinas. Literalmente el bebé no siente nada a menos que haya muchos cambios de posición o que la mamá llegue al orgasmo, momento en el que puede sentir una leve contracción en el útero, que el bebé sentirá como una leve presión o masaje, totalmente inofensivo.

Algunas mujeres, luego de tener relaciones sienten que el bebé se mueve muchísimo y otras no lo sienten durante unas horas. Esto sucede porque el bebé sí percibe los sonidos y movimientos diferentes a los habituales, de modo que cuando él siente esto tan diferente, sabe que algo diferente está pasando.

También hay que señalar que a grandes rasgos hay dos clases de embarazos: Los embarazos donde el sexo juega un rol principal y la futura mamá se vuelve totalmente apasionada y demanda permanentemente tener relaciones sexuales con su pareja, y el otro tipo de embarazo donde no surge el deseo sexual en ningún trimestre de la gestación. Es normal que en el último trimestre del embarazo el deseo sexual descienda: el cansancio, el estrés, la falta de aire y muchas veces los cambios del cuerpo, generan algunas molestias que alejan la pasión de la relación.

¿Cuáles son los beneficios de tener relaciones sexuales durante el embarazo?

– Se liberan endorfinas y encefalinas: hormonas encargadas del bienestar y la sensación de “estar volando” luego del orgasmo

– Suave masaje: el útero recibe las contracciones orgásmicas y genera en el bebé una sensación de leve presión.

– Mamá feliz: el bebé percibe los cambios en el tono de voz de la mamá y sus risas, sabe que en ese momento algo bueno le está sucediendo.

– Mejor lubricación vaginal: al tener mayor flujo sanguíneo, también aumentan las secreciones vaginales. La penetración puede ser mucho más agradable durante el embarazo y se perciben menos molestias.

¿Qué posiciones son las más favorables durante el embarazo?

La mamá debe estar siempre cómoda, puede usar almohadones o una toalla enrollada bajo la cadera para generar cierto alivio al peso del cuerpo. Algunas posiciones recomendadas son con el hombre arriba (misionero), o la mamá sentada sobre su pareja. Cualquier posición es válida mientras ambos estén cómodos. En ninguna posición y de ninguna manera el bebé puede resultar herido durante la penetración, ningún hombre tiene el pene tan largo como para poder llegar al bebé.

Es entendible que el deseo sexual en una mujer pueda variar considerablemente a lo largo de su embarazo. Los cambios físicos, el cansancio y muchas veces los propios síntomas de esta etapa hacen que atraviese diferentes emociones y esté mucho más sensible durante las 40 semanas. A veces será el hombre quien tenga temores respecto a tener relaciones y otras veces habrá temores compartidos respecto a tener sexo. Lo fundamental es enfocar la mirada no solo en la penetración sino en la relación en sí, en el placer, en la relajación y lo reconfortante que es el encuentro de la pareja. La comunicación juega un rol esencial a lo largo del embarazo, no dejen de hablar de lo que sienten respecto al sexo y de los miedos y temores que pueda generarles esta etapa.

Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y especialista en Terapia de Parejas. Además es Directora de La Clínica de Parejas www.clinicadeparejas.com

¿Seré buena madre?

¿Seré buena madre?

La maternidad es un tsunami de emociones. No se trata de ganarse el Nobel a la Madre del Año, sino de entender y aceptar tus limitaciones y posibilidades. Comparto esta nota para la Revista Es De Mamá: http://esdemama.com.ar/sere-buena-madre/

¿SERÉ BUENA MADRE?

Nuestra psicóloga nos ayuda a responder la pregunta acerca de qué es ser buena madre.

Por Mariana Kersz

woman-687560_1920

Foto: Pixabay

9 meses siendo el centro de atención, todos te preguntan cómo te sentís, te dicen que estás linda, te dan consejos, te cuentan sus historias…Todos -sin excepción- te dicen que un hijo te cambia la vida. Y finalmente el día llega, nace nuestro hijo y todo se llena de… ¡incertidumbres!

Un bebé es un ser totalmente desvalido. Nacemos en un estado de absoluta indefensión y continuamos así por unos dos años. Dependemos de otro para comer, para que nos de calor, nos ayude a dormir, nos haga sentir queridos y seguros. Esta indefensión es lo que nos caracteriza como seres humanos: somos la única especie en todo el planeta que necesita tanto tiempo de dependencia de otro ser para sobrevivir.

Como mujeres, podemos sentir que esta dependencia extrema del bebé puede ser lo más maravilloso que nos pasa en la vida, nos hace sentirnos únicas, valiosas, necesitadas. Sin embargo, también puede ser agobiante y llevarnos a una inmensa presión por querer hacer todo bien. Muchas veces, esos comentarios que durante el embarazo sonaban tan amables, en los primeros meses de vida de tu hijo pueden sentirse un poco…extenuantes.

Te dijeron que la conexión con tu hijo iba a ser inmediata, que dar la teta era lo más maravilloso del mundo, que no te iba a importar pasar noches sin dormir porque valía la pena la sonrisa de tu hijo, que ibas a entender a tu hijo con sólo mirarlo…¡y no siempre es tan simple! A todo esto sumale la presencia de tu pareja…que también te demanda.

La primera pregunta que todas las mamás primerizas se hacen es: “¿seré buena madre?”

Ser buena madre no significa nada de lo que te dijeron, porque esa es la experiencia que otros, amablemente, quisieron compartir con vos. ¡Pero es la experiencia de otros! Ser buena madre significa ser vos, con tus limitaciones y con tus posibilidades, explorando el mágico, maravilloso y desquiciado mundo de la maternidad. Disfrutar de tu hijo no tiene que ser una obligación sino un sentir, un vivir. Y está bien que te moleste no dormir, y que odies tus -recién estrenadas- ojeras, o que necesites darte un baño de burbujas de vez en cuando. Te sugiero que lo hagas. Que te tomes una hora por día para vos, no hace falta hacer grandes planes. Dejá al bebé con su papá, o con una amiga o un familiar. Y pasá una hora pintándote las uñas, hablando por teléfono o haciéndote un baño de crema. Tomate un rato para relajarte, te aseguro que el reencuentro con tu hijo ¡va a ser mucho mejor! Solo vas a poder ser buena madre si sentís profundamente que aun en este desorden, estás haciendo lo mejor que podés para conectar con tu hijo, para construir un puente invisible que ambos van a transitar durante toda la vida.

No te presiones de más, no se trata de ganarse el premio a la madre del año, sino de lograr, entre otras cosas, que ese ser indefenso y chiquitito sepa que siempre, indudablemente, vas a estar ahí para él.

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, Especialista en Terapias de Pareja y Directora de www.clinicadeparejas.com

Desamor – La enfermedad del amor

Sentir un verdadero desinterés por tu ex pareja, no tener necesidad de llamarlo, o de verlo, ni de llamar su atención de ninguna manera, es superar un mal de amor. Por supuesto, llegar a ese nivel de superación de una frustración implica sin dudas un inmenso esfuerzo para hacer vida “normal”. Es cierto que lamentandote en tu casa o reprochandote una y otra vez las cosas que hiciste mal y lo que podrías haber dado y no diste, en definitiva, no hace más que caer en la autocomplacencia, y esto genera una escalada de tristeza muy compleja y muy difícil de superar. Tomá aire, mirá hacia el futuro y lee esta nota donde te contamos todo lo que tenés que saber acerca del desamor.
Algunas pocas personas en este mundo nunca han sufrido el desamor. El desamor o el mal de amor, destruye, lastima y genera muchísimo daño a su paso. El dicho dice “lo que no te mata te fortalece” y, aunque adhiero, también es necesario saber cómo hacer para transmutar una experiencia tan dolorosa como una separación en algo diferente, de lo que podamos aprender y seguir creciendo.

Existen etapas en los duelos, etapas que marcan hitos y que de alguna manera nos permiten entender el desamor como un proceso que tendrá, en definitiva, un final. Entender el duelo como un proceso de ajuste nos permite entender también ese tsunami de emociones que se suscitan luego de la pérdida. Y, aunque el duelo tiene etapas, lo cierto es que estas etapas están desordenadas y son caóticas, incluso regresivas…superamos un poquito…y volvemos a llorar al día siguiente. Todo esto, en una pérdida de amor, es totalmente normal. Así, negación, ira, negociación, depresión y aceptación es el recorrido que se transita para sanar la pérdida de un ser querido. El aprendizaje constituye el último de los eslabones de este proceso.

– Negación: incapacidad de aceptar que la relación terminó. Esta incapacidad suele ser no solo hacia uno mismo sino hacia los demás. “Hacer como que no pasa nada”
– Ira o Enojo: Se buscan culpables, causas, razones por las que pudo haber terminado la relación
– Negociación: Entender los pros y los contras de esta separación, sabiendo que no habrá nada que hacer para dar marcha atrás.
– Depresión: el dolor es para ambos, el que abandona y el abandonado. Suele ser el momento en que las personas recurren a las redes sociales desesperadamente buscando otra relación que rápidamente “cure” el dolor. Este atajo, esta incapacidad de ahondar en la tristeza es perfectamente comprensible, aunque difícil de aceptar: el duelo duele.
– Aceptación: Es el adiós. La parte más difícil del duelo. No es igual aceptar que olvidar, y hay mucho por hacer todavía.

Hay que tener en claro que una cosa es el desamor o el mal de amor, y otra, diferente, es enfermar por desamor. En el mal de amor hay un entendimiento, una aceptación y una resignación respecto a la pareja que ya no nos elije. Será importante evaluar en Terapia Psicológica las causas que llevaron a que esto suceda y entender cómo fue construida esa relación para que haya llegado al límite del fracaso, y que pasa con la autoestima de quien consulte. Por otro lado, enfermar por amor, es algo totalmente diferente. Con grandes dificultades para poder aceptar lo sucedido, sumado al stress y la angustia de la situación, las personas llegan a estados depresivos graves, con ideación suicida muchas veces.

¿Cómo superar una separación?
Para superar una ruptura amorosa es importante:
– Que el objetivo sea superar, y no recuperar: Si esa persona te dejó es porque elije no estar en este momento de su vida a tu lado. Eso no significa necesariamente que nunca más volverán a estar juntos, pero es importante que entiendas y aceptes que en este momento, si se aleja es porque no quiere estar con vos.
– Controlar: no es necesario volver una y mil veces al lugar donde se conocieron, o ir a cenar donde salieron en su primera cita, o escuchar -una vez más- esa canción…
– Aceptar: salir desesperados a buscar una nueva pareja solo va a hacer que reemplaces, y no que aprendas. ¿Por qué no tomarte el tiempo de estar con vos mismo y construir otra vez tu autoestima y tu propia confianza antes de conocer a alguien?
– Hacer ejercicio: esto genera una sensación de bienestar por las hormonas que se liberan (serotonina, dopamina, endorfina…)
– Retomar la vida social: estar con amigos y con la familia ayuda a recuperar la sonrisa.

desamor

¿Cómo sigue la vida después de una separación?
En el desamor, el final puede dar inicio a un nuevo comienzo, a una nueva versión de mí mismo. Porque nadie entra en un vínculo y sale exactamente igual. Todos, de un modo u otro, salimos modificados de cada relación y de cada experiencia que tenemos. Por supuesto en todo el proceso es importante estar acompañado por un Lic. en Psicología para realizar terapia individual que permita comprender cómo atravesar estas etapas y aceptar las emociones luego de algo tan doloroso como el mal de amor. Lentamente se irá superando el proceso de duelo para concentrarse en el aprendizaje que esa situación nos deja. Se puede aprender mucho del desamor, se puede construir un nuevo vínculo con uno mismo, con los amigos, con la familia…con la ex pareja incluso. Entender las crisis como oportunidades de mejorar, de cambiar y de crecer solo depende de nosotros y de cómo querramos ver el mundo.

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga – Sexóloga
Especialista en Terapias de Pareja

Tel.: (011) 4784-9084 / 4784-5298 | [email protected]

Anorgasmia

En una relación sexual, tanto las mujeres como los hombres tienen como principal meta disfrutar y hacer disfrutar a la otra persona. La gente tiene estipulado el clímax u orgasmo como el principal síntoma de haber concretado un acto sexual pleno, pero esto no tiene porque ser así. Se pueden tener relaciones satisfactorias sin llegar al orgasmo.

anorgasmia

En cambio el problema puede aparecer, si debido a diferentes factores, esa culminación del placer no se da nunca. Si esto sucede, podemos estar ante un caso de anorgasmia, que se da tanto en hombres como mujeres, siendo en éstas más común. Se trata de la ausencia recurrente y persistente del orgasmo, a pesar de que se dé la estimulación y excitación previa de manera normal. 

La anorgasmia puede darse por varias causas, pero principalmente atiende a razones psicológicas. Problemas como la depresión, ansiedad, traumas con experiencias pasadas, falta de motivación, la presión por “tener que llegar”, o simplemente la falta de información puede ser determinante para la aparición de este problema. Sin embargo, factores físicos como las enfermedades o los problemas por el uso inadecuado de medicinas y drogas también pueden influir negativamente para que esa situación se prorrogue. Como siempre decimos en Clínica de Parejas, no hay un solo factor determinante que lleve a un síntoma. Los síntomas son multicausales: psicológicos, orgánicos, culturales y sociales a la vez. Te dejamos un listado que puede ayudarte a identificar las causas: 

  • Mitos, miedos y tabúes en la educación sexual

  • Autoestima baja, poca confianza en sí mismo

  • Estimulación y caricias poco adecuadas, o demasiada fuerza por parte de tu pareja

  • Monotonía sexual

  • Relaciones sexuales dolorosas como vaginismo o dispareunia

  • Deseo sexual bajo o hipoactivo

  • Dudas acerca de los sentimientos hacia la pareja

  • Miedo a dejarse llevar por el placer, a perder el control.

Los problemas de anorgasmia también pueden ser de varios tipos, según la persona que los sufra, de qué manera y cuándo se manifiesten. Estos tipos son los siguientes:

  • Anorgasmia primaria: este tipo se da en personas que nunca han alcanzado al orgasmo.

  • Anorgasmia secundaria: se produce en personas que en experiencias anteriores si han llegado al clímax, pero que dejan de sentirlo de manera recurrente.

  • Anorgasmia absoluta: se trata de la variante sucedida cuando una persona no puede llegar al orgasmo a través de ningún proceso de estimulación.

  • Anorgasmia relativa: este tipo aparece cuando el orgasmo deja de manifestarse solo en un procedimiento en concreto, por ejemplo la masturbación.

  • Anorgasmia situacional: este último caso aparece en personas que solo llegan al orgasmo en situaciones concretas de forma sistemática.

Como la mayoría de los problemas que afectan a la vida sexual de las parejas, la anorgasmia también tiene solución. En Clínica de Parejas te proponemos un Programa de Recuperación donde en pocas consultas vas a notar grandes mejorías, trabajamos en forma individual y en pareja para reforzar la comunicación y la confianza mutua dando lugar a un mejor entendimiento y un gran respeto por los tiempos del tratamiento. Luego, actividades para hacer en casa, ejercicios y técnicas específicas que te irán permitiendo tomar contacto con tu propio cuerpo y el de tu pareja: pequeños pasos para grandes logros, este es el objetivo. Por supuesto se deben dejar atrás cualquier tipo de prejuicio e intentar dejarse llevar, siendo siempre comprensivo y cariñoso con la persona que tenemos a nuestro lado.

Por otro lado existen medidas de carácter individual que también ayudan a que estos problemas desaparezcan. Por parte de la mujer, además de la utilización de juguetes eróticos como bolas chinas o vibradores que ayuden a la estimulación y fortalecimiento de los músculos genitales.

En el caso del hombre, también puede recurrir a artículos sexuales como lubricantes o estimuladores prostáticos que les ayuden a experimentar y aumentar su experiencia en la búsqueda del placer.

Estas soluciones que pueden aportar elementos externos también pueden realizarse en pareja, condición que puede ayudar muy positivamente a mejorar el entendimiento y  la complicidad, dando más posibilidades a que se pueda olvidar la anorgasmia de manera definitiva.

Consultar va a permitirte tener técnicas y estrategias específicas y exitosas para solucionar la anorgasmia y dar comienzo a una vida sexual placentera.

Existe una Solución!

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
Terapia Sexual Online y Presencial
[email protected]

Paternidad y Deseo Sexual

¿Sentís que tu pareja ya no tiene el mismo deseo sexual que antes de ser papá? En esta nota te explico por qué disminuye el deseo sexual masculino después del parto y cómo resolverlo.

Muchas gracias a la Revista Es de Mamá por esta hermosa nota!

El deseo sexual en el hombre después del parto

EL DESEO SEXUAL EN EL HOMBRE DESPUÉS DEL PARTO

Es normal que el deseo sexual puede verse afectado en esta montaña rusa que es la paternidad.

Por Mariana Kersz

sexualidad-dps-del-parto-pixabay

Foto: Pixabay

La paternidad trae aparejados muchos cambios. Muchos hombres se sienten abrumados por la inmensa responsabilidad que tienen ahora y eso les genera una gran inestabilidad a nivel emocional, sumado al cansancio por las noches sin dormir y los cuidados hacia su pareja y el bebé, hacen un tsunami que en algunos hombres puede dejar poco lugar al deseo sexual.Es importante entender que es perfectamente normal que en esta situación de tanto estrés y presión -emocional, laboral, familiar- el hombre se sienta perturbado. Incluso hombres que han tenido relaciones durante todo el embarazo y luego del parto quedan “en pausa”, con su deseo totalmente bajo, como si se fueran apagando las luces de una ciudad. Y también hay que entender que habrá un tiempo de ajuste, de entendimiento y de acomodación de la relación, que cambió dando lugar a un nuevo integrante. Ya los tiempos para la intimidad no serán los mismos, estarán más cansados y seguramente más estresados.Habitualmente, el cuerpo de la mujer cambia luego del parto y muchas veces los hombres pierden el interés sexual en ella y la ven más maternal y menos sexy. Algunos hombres que presenciaron el parto quedan tan afectados que sienten que pueden lastimar o hacer doler a su mujer.Retomando la vida sexualNo es fácil retomar la actividad sexual luego de la llegada de un hijo. Sin embargo hay algunas pautas que pueden poner en práctica para recuperar la pasión en la pareja:– Jugar: no todo en el sexo es penetración, pueden tener sexo oral, estimularse, darse un baño relajante juntos, buscar momentos para besarse apasionadamente y franelear bajo las sábanas.– Hablar: el diálogo juega un rol esencial en esta situación. Es imposible que tu mujer sepa lo que sentís si no se lo decís.– Descansar: La llegada de un hijo es uno de los hitos trascendentales en la vida de todo individuo. Sin embargo es también una montaña rusa emocional, y es necesario descansar y relajarse, no solo para poder estar preparados para la demanda del bebé sino también para tener energía suficiente para compartir lindos momentos en pareja.– Aceptar: Las cosas cambiaron. Ya, difícilmente, puedan salir hasta cualquier hora y luego volver a casa para tener sexo desenfrenado. Seguramente van a tener que reemplazar todo esto por ver una película abrazados en el sillón y preparados para levantarse si el bebé los necesita. Aceptar, entender, asumirlo…es también parte de la paternidad.– Ponerse de novios: Durante unas horas los fines de semana pueden dejar al bebé al cuidado de los abuelos y dedicarse a reinventar la pareja en total intimidad y sin interrupciones.– No esperar: La baja del deseo sexual no se soluciona con el tiempo, al contrario, tiende a empeorar si no se consulta a un especialista. Los tratamientos suelen ser breves, totalmente exitosos y destinados específicamente a recuperar la energía sexual perdida.Mariana Kersz es nuestra Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja. MN. 59610. Es también psicóloga y directora de Clínica de Parejas. www.clinicadeparejas.com. Podés dejarle tus preguntas en [email protected]

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN N° 59610
Consultas: [email protected]

Como discutir con los hijos

Compartimos esta nota para Es De Mamá http://esdemama.com.ar/como-discutir-con-los-hijos/

¿CÓMO DISCUTIR CON LOS HIJOS?

Ponerse de acuerdo entre los padres, establecer límites y hablar desde el amor y el ejemplo son la clave.

Por Mariana Kersz

lazy-1458443

Ilustración: Pixabay

A medida que los chicos crecen también va creciendo su independencia y los planteos y discusiones vienen de la mano. El primer paso es estar preparadas. Si tus hijos te ven debatiendo con tu pareja delante de ellos en plena discusión, es probable que se pongan del lado del papá que los beneficia en el resultado. Por supuesto no podemos anticiparnos a todas las discusiones que vendrán en la vida de nuestros hijos, pero si previamente dialogamos en pareja respecto a pautas básicas y situaciones elementales que potencialmente puedan presentarse, como la ayuda que deberán prestar los niños en las tareas del hogar, el horario de las comidas o la primera vez que nos pida quedarse a dormir en casa de un amigo, por mencionar algunos ejemplos habituales, seguramente muchas de las discusiones pueden ser evitadas o retrasadas. Estas pautas deben negociarse en privado con tu pareja y ser firmes a la hora de marcar estos límites.

Por otro lado, los acuerdos son fundamentales en las discusiones. Saber negociar implica ponerse de acuerdo en que hay un problema a resolver y que los dos quieren escucharse para evitar un castigo. Dependiendo de la edad de tu hijo, utilizar un lenguaje claro y concreto respecto de lo que se espera de él en esa discusión y cuáles son las consecuencias si no se cumple. “Levantá la mochila, o vas a ver lo que te pasa…” no es igual que decirle “Ya hablamos respecto a levantar tu mochila del suelo varias veces. Busquemos un lugar donde dejarla cada vez que llegues del colegio así no queda tirada”.

No amenaces, ni utilices el sarcasmo en las discusiones. Lo ideal es una conversación abierta y sincera que guíe y enseñe también a tu hijo que en esa discusión hay un espacio para aprender: aprender a discutir, a llegar a acuerdos, a negociar. Vos sos su ejemplo. Si comenzás a gritar y a perder el eje de tus argumentos, ¿qué le estás enseñando?

Poniendo límites

Los límites son una señal de amor para nuestros hijos, establecer un fuerte vínculo afectivo nos permite también desarrollar el respeto por las diferencias y  la aceptación de las normas. Por supuesto no todo es límite, pero sistematizar y normalizar algunas cuestiones permite a los niños ordenarse y comprender mejor las reglas de la familia.

En cada discusión tratá de tener presente donde está el error en lo que tus hijos manifiesten y tomalo como evidencia de lo que estén pensando, pero también trabajá para que pueda aprender de esa situación, teniendo en cuenta su frustración. Si tu hijo se altera mucho durante una discusión es importante que le enseñes técnicas de autocontrol. Gritar no es un recurso que funcione, nadie puede entender una solución razonable estando a la defensiva.

Hacer que tus hijos confíen en vos en un inmenso desafío que se reaviva en cada discusión. Mostrarte amorosa pero con límites firmes es la mejor manera de hacerles entender que algo de lo que hicieron tiene que mejorarse; hacerles saber todos los días que estamos orgullosos de ellos y brindarles la seguridad de que pueden contar con sus padres les va a dar el lugar que necesitan para acudir a nosotros aun cuando algo salga mal. ¡Los límites son una enorme prueba de amor!

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, MN 59610, además es la Directora de Clínica de Parejas, un espacio donde brindan apoyo emocional a futuros padres, terapia de parejas, consultorio sexológico entre otros temas. www.clinicadeparejas.com

Los primeros días de la mamá y el bebé solos

Compartimos esta nota para Es De Mamá http://esdemama.com.ar/colapse-los-primeros-dias-mama-y-bebe-solos/

¡COLAPSÉ! LOS PRIMEROS DÍAS MAMÁ Y BEBÉ SOLOS

Todo divinoooo en la clínica, pero llegaste a tu casa, tu pareja volvió a trabajar y las horas cara a cara con tu bebé no son tan perfectas como te las imaginaste.

Por Mariana Kersz

baby-1570701_1920

Foto: Pixabay

Una vez que llegamos a casa del Sanatorio, las cosas cambian. Ya no están las puericultoras para jugar al tetris con nuestro pezón y la boca del bebé, ni las enfermeras para explicarnos cómo eliminarle los gases o cómo sostenerle la cabecita. A partir de ahora comenzarán los interrogantes, los planteos, la reflexión e incluso la desesperación por no saber qué hacer frente a determinadas situaciones.

Nuestra pareja acompaña, pero ya tuvo que volver a trabajar y estamos más horas solas con el bebé. A veces, alguna suegra, tía, amiga participa y ayuda unas horas por día y eso alivia. Pero es probable que sientas que nada es igual que antes. Incluso, puede que sientas, que las cosas no son como creías. Ya no podés bañarte cuando querés, ni dormir tanto y cuando quieras, tampoco pueden tener intimidad como antes ni hablar de tus posibilidades de elegir cuándo comer. Muchas veces, a esta angustia, se le suman algunos conflictos con la pareja respecto a los tiempos “¡vos estás todo el día afuera y yo acá, no puedo más!”, la presión de cuidar de nuestra pareja, cuidar al bebé y cuidar de nosotras mismas nos sobrepasa e incluso, muchas veces, puede llevarnos al borde del colapso.

¡No te enrosques!

Ok, es normal y esperable que en esa desesperación nos replanteemos si estamos haciendo las cosas bien. Pero para que no te des manija te damos algunos tips que te van a ayudar a tranquilizarte y evaluar la realidad de la situación:

1- Normalizar esto, darte cuenta de que no sos la única mamá-mujer que está atravesando por estos cambios es un excelente primer paso para tomar las cosas de otra manera. Miles y miles de mamás se sienten colapsadas, pero todas sobrevivimos. Todo pasa: el mantra que puede ayudarte en cada momento difícil. Cuidar de un recién nacido implica una cantidad increíble de tu tiempo y probablemente tus propias necesidades queden relegadas -ducharte, depilarte, almorzar…- sin embargo, es cierto que el bebé percibe todo y si te ponés nerviosa cuando llora, va a ser difícil que pueda calmarse.

2- No meter todo en la misma bolsa. El bebé es el bebé. Ustedes como padres, son padres. La pareja es pareja y vos sos vos. Esto, que parece un poco absurdo, es importante recordarlo. Porque aparte de ser padres, y de que la mirada este puesta casi obsesivamente en el recién nacido, no deben olvidar lo que los une como pareja. Siguen siendo pareja y ahora también son padres, pero no deben permitir perder los espacios de intimidad que puedan construir en este nuevo rol. Probablemente ya no haya tantas cenas con velitas para dos. Pero si alguna vez pueden, por ejemplo, acostar al bebé temprano, quizás puedan permitirse el “lujo” de ver una película en el sillón. Busquen espacios posibles para la pareja, si la mirada está puesta en el NO SE PUEDE, corren el riesgo de instalar esta manera de vincularse respecto a su hijo. También vos, como mamá, vas a tener que entender y aceptar que tener un hijo implica estar dispuestas a perder soberanía, autonomía e independencia. Un recién nacido depende 100% de los padres, especialmente de la mamá, la busca para tener calor, mimos, alimento, contención.

3- Estar muy atentas: la depresión post parto afecta al 10% de las madres. Es importante que busques ayuda si comienzan los síntomas. Hablar con la pareja, una amiga o un familiar cercano puede colaborar, pero lo mejor es que te contactes con un Lic. en Psicología que se especialice en dar apoyo emocional para casos como el tuyo. Tener tiempo para vos misma es una de las mejores prescripciones para combatir la depresión post parto, de ser posible, contratar o pedir la ayuda de alguien que pueda ocuparse de hacer la comida, la limpieza básica de la casa y otros quehaceres, y en ese tiempo, aprovechar para descansar, dormir, bañarte o invitar a una amiga a tu casa. También está bueno que salgas y que alguien cuide un momento al bebé, esta es una de las mejores alternativas. Dar un pequeño paseo por la plaza, sacar al perro a dar una vuelta manzana, ir a hacer vos misma los mandados o ir a pagar un impuesto son pequeñas actividades que van a distraerte en breves momentos de tiempo pero que sin dudas, al regresar al reencuentro con tu bebé, vas a volver con la energía totalmente renovada.

4- Aceptar siempre la ayuda que te ofrezcan ¡no tengas vergüenza! si tu tía que hace siglos que no ves se ofrece a cocinar y llenar de tuppers tu heladera, es bienvenida. Si tu suegra te ofrece ir a pagar ese trámite atrasado, permitíselo. Mucha gente va a querer ayudarte y decirle a todos que no va a generar el efecto contrario al que estás necesitando. Por supuesto es importante que ordenes las visitas y los tiempos de visitas. Los bebés recién nacidos y sus mamás, necesitan tranquilidad e intimidad, tener la casa llena de gente a cualquier hora tampoco es la idea. Pero encontrar el equilibrio entre visitas que estén predispuestas a colaborar y la intimidad del vínculo mamá e hijo es una ecuación que tenés que tener muy en cuenta al llegar a casa.

En definitiva, la maternidad se trata de aceptar. El poder descubrir el valor de los momentos de tranquilidad y de silencio, por ejemplo cuando el bebé duerme, te va a permitir disfrutar del reencuentro con tu bebé cuando se despierte y esté listo para ser ¡todo tuyo!

Mariana Kersz es Psicóloga y Sexóloga, MN 59610, además es la Directora de Clínica de Parejas, un espacio donde brindan apoyo emocional a futuros padres, terapia de parejas, consultorio sexológico entre otros temas. www.clinicadeparejas.com

¡No se me para!

En el consultorio sexológico de Clínica de Parejas, escuchamos con regularidad comentarios como “Licenciada, no se me para”…o “antes tenía una erección increíble…y ahora sufro de impotencia sexual”. La disfunción eréctil es un sintoma que está relacionado con factores físicos y psicológicos. En varones mayores de 50 años son los factores de riesgo vascular como la diabetes, hipertensión arterial, colesterol elevado, sedentarismo u tabaquismos lo que con mayor frecuencia producen la dificultad para lograr o mantener una erección. Otras veces los factores emotivos relacionados con ansiedad, temor al fracaso, problemas de pareja, son los que ocasionan o se asocian al síntoma. Y muchas veces, casi todas, es un síntoma multicausal, es decir que influyen incluso factores relacionados a la educación sexual, las creencias, los prejuicios. No sólo factores orgánicos (como diabetes o enfermedades cardiovasculares) o psicológicos (como ansiedad o stress) sino también sociales y culturales.

iloveyouso-1
Cuando alguna persona presenta disfunción eréctil lo primero es descartar que esto no sea un síntoma de un problema circulatorio, diabetes, problemas hormonales, problemas cardíacos que estén dificultando la circulación. En Clínica de Parejas lo primero que hacemos es una interconsulta con un urólogo o médico clínico que permita descartar que  la falta de erección no sea el síntoma de una enfermedad silenciosa que no se haya detectado. Por supuesto evaluamos también si es una situación de falta de deseo sexual o deseo sexual hipoactivo. 

Una de las técnicas más eficaces para trabajar la zona pélvica irrigando mayor cantidad de sangre y que permite lograr mejores erecciones consiste en la contracción del músculo pubocoxígeo, es decir, los movimientos Kegel, que podés ver en esta nota. 

No dejes de consultar! Existe una solución.

Lic. Mariana Kersz

Sexóloga | Psicóloga

MN N° 59610

Tel.: (011) 4784-9084 / 4784-5298

[email protected]

Eyaculación Retardada

Eyaculación retardada o Aneyaculación

La eyaculación es la salida del semen del pene que se produce al tener un orgasmo. Esto, que parece tan simple, es también la responsable de algunas de las disfunciones sexuales más comunes entre los hombres. La eyaculación precoz es el principal motivo de consulta en Clínica de Parejas, y últimamente la eyaculación retardada es otro de los grandes motivos de consulta.

Se trata de la imposibilidad o el retraso en el momento de tener un orgasmo. Esta situación genera una inmensa frustración en el hombre que la padece, pero también en su pareja. Porque, aunque muchas mujeres consideran que un coito prolongado en el tiempo puede generar un inmenso placer, lo cierto es que terminan sintiendose agotadas, e incluso, heridas en su autoestima, considerando -erróneamente- que no son lo suficientemente atractivas para ellos.

Se considera que es un problema de la pareja, que se resuelve en pareja, porque si bien es el hombre quien tiene el síntoma, también es real que ese mismo hombre masturbándose puede eyacular sin inconvenientes…

ejercicios-kegel-1

¿Quiénes padecen eyaculación retardada?
– Hombres con dificultades para dejarse llevar,
– Hombres a quienes les cuesta perder el control
– Hombres que tienen bajo control sus emociones
– Hombres muy exigentes,
– Hombres algo temerosos y ansiosos

¿Por qué se produce?
Generalmente es de orden psicológico. Sin embargo hay que descartar siempre patología orgánica, como por ejemplo Parkinson, Diabetes, problemas neuronales o evaluar si se está tomando medicamentos antidepresivos.

¿Qué hacer?
En principio, reconocer que hay una disfunción y que hay que tratarla en pareja. El tratamiento que ofrecemos en Clínica de Parejas para solucionar la eyaculación retardada es efectivo y tiene altos niveles de éxito pero requiere el compromiso de ambos y el entendimiento de que durante el tiempo que dure la recuperación, ambos van a estar contenidos por una Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja que les brindará la escucha necesaria pero también los procedimientos y técnicas adecuados para solucionar esta situación, beneficiando con los resultados a ambos miembros de la pareja. Por esto señalo el compromiso de ambos miembros para que asistan a las consultas, sigan el tratamiento correctamente y sin saltear pasos. La intención es que ambos comprendan que aunque se trata de un síntoma del hombre, los dos salen beneficiados con su mejoría. ¡Los resultados se ven en poco tiempo y son para toda la vida!

Consultanos:

Tel.: (011) 4784-9084 / 4784-5298
[email protected]

Lic. Mariana Kersz
Sexóloga Especialista en Terapias de Pareja
MN N° 59610

Sexo sin penetración

Sexóloga Belgrano

El sexo no es sólo penetración. Limitar el sexo a querer penetrar es caer en un reduccionismo que hace que se pierda la inmensa riqueza de cada encuentro. La genitalidad es uno de los aspectos de la sexualidad, pero no es el único.
Olvidandonos de la penetración podemos hacer el amor y generar(nos) sensaciones increíblemente placenteras. El franeleo o petting es una de las técnicas más antiguas y más eficaces para mantener la pasión al día. La clave está en potenciar los sentidos, tacto, gusto, olfato, vista y oído juegan durante el sexo un rol fundamental.

¡Despertá tu creatividad y el deseo de explorar cada uno de tus sentidos!
Acá te dejamos algunas claves:

– Tacto: acariciá el cuerpo de tu pareja de punta a punta, evitando el contacto con los genitales.
– Gusto y Olfato: ¿probaste alguna vez chocolate o miel sobre el cuerpo de tu amor? ¡un cálido masaje donde los dos terminen bañandose juntos suena irresistible!
– Vista: con los ojos abiertos, cerrados, vendados…con luces bajas, o de colores! usá la imaginación!
– Oído: podés decir las cosas más traviesas que se te ocurran, o sólo suspirar en el oído de tu pareja, ¡para volverse locos de deseo!

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Terapia Sexual y Psicológica

[email protected]
Tel.: (011) 4784-9084 / 4784-5298

Ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel

El Dr Kegel ideó una serie de contracciones del músculo pubocoxígeo para tratar la incontinencia urinaria en mujeres postparto. Se descubrió además, que fortaleciendo este músculo, el pubocoxígeo, se tonifica gran parte del entramado del suelo pélvico y se pueden mejorar una serie de síntomas y problemas de la sexualidad, porque este músculo es necesario nada más y nada menos…que ¡para las contracciones que hombres y mujeres tenemos durante el orgasmo!

En esta nota te explico cómo realizar tus ejercicios Kegel fácil y simplemente, para que puedas hacerlo en cualquier momento del día: si los hacés bien, nadie va a saber que los estás haciendo 🙂

No necesitás ningún equipo especial, ni estar en posiciones raras ni adquirir ningún implemento de sex-shop. Simplemente vas a hacerlos sentado o parado, incluso delante de otras personas, en el subte, en el tren o donde estés trabajando. Nadie se va a dar cuenta de que estás trabajando el músculo pubocoxígeo para realizar tus Kegel.

En primer lugar, vamos a identificar el músculo:

Durante 3 días, cada vez que orines, vas a detener voluntariamente la micción. Esto significa realizar una contracción “hacia arriba”, durente 1 segundo, para frenar el pis. Si sentís este movimiento “hacia arriba” entonces lo estás haciendo bien. Este mismo movimiento, realizado a lo largo del día, sin necesidad de orinar, además de desarrollar los músculos descuidados, en los hombres, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a luchar contra la eyaculación precoz; en las mujeres la tonificación de la musculatura vaginal mejora la fricción durante la penetración (esto beneficia a ambos), lo que facilita llegar al orgasmo, y también aumenta la sensibilidad de la zona.

Ahora sí, una vez identificado el músculo correcto vas a realizar 3 series de 30 contracciones Kegel de 2 segundos por día, es decir: 3 x 30 x 2´´. Tené en cuenta que puede sentirse una leve molestia, como en los primeros días del gimnasio. Si duele, molesta o te incomoda, suspendé la actividad y consultá al médico: bien realizado este ejercicio no duele.

Estos ejercicios tienen muchísimos beneficios:

En los hombres:

  • Ayudan a la eliminación de la incontinencia urinaria

  • Mejoran los cuadros de eyaculación precoz e disfunción eréctil (impotencia)

  • Lograr erecciones más fuertes y duraderas

  • Mejora la erección

  • Potencia los orgasmos

  • Mejora el ángulo de erección (¡erecciones más notorias!)

  • Ayuda al mantenimiento general de la salud de la zona genital

  • Facilita el control de la eyaculación precoz

  • Fortalecimiento del aparato genital

  • Aumento del flujo sanguíneo en el pene

  • Al notar mejores erecciones se genera una mayor confianza en el desempeño sexual

En ellas: 

  • Aumenta el placer sexual

  • Mejora la capacidad orgásmica

  • Ayuda en cuadros de vaginismo y dispareunia

  • Aumenta el flujo sanguíneo de la zona pélvica

  • Ayuda al mantenimiento de la salud de la zona genital

  • Al realizar una contracción sostenida (5-10 segundos) durante la penetración, es como si él recibiera una caricia en el pene…¡animate a probarlo!

  • Favorece en los cuadros de incontinencia urinaria

  • Ayuda en la mejoría del postparto

  • Fortalece los músculos de la zona pélvica

  • Permiten aumentar la excitación

Este tema y otros vamos a hablarlos en la Charla Gratuita de Sexualidad, HABLEMOS de SEXO!

Clinica de Parejas

Hiciste alguna vez estos ejercicios? ¡Contanos tu experiencia!

Tel.: (011) 4784-9084 / 4784-5298 | [email protected]

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

MN N° 59610

Petting

Muchas veces, en el consultorio, necesitamos que las parejas se mantengan en abstinencia sexual. Es decir, no pueden tener ningún tipo de penetración, durante determinada cantidad de tiempo. Sin embargo, para que nadie resulte ofendido, ofrecemos técnicas alternativas para que el erotismo y la sensualidad sigan tan activos como siempre (¡e incluso más!)

Petting

Petting
¿Qué es? La palabra “petting” viene del inglés “to pet” mimar, dar besos, acariciar, dar cariño. De hecho, en cualquier buscador, al poner “petting” las imágenes que salen son de animales y gente acariciandolos. Petting, en Argentina, es franelear. Es chapar. Es apretar…es eso que hacías (si, ¡vos también lo hacías!) en la puerta de tu casa con tu primer novio/a cuando no te veían tus…o sus padres.
Esto, franelear, es uno de los métodos más eficaces para renovar el deseo y la pasión en una pareja. Pero además, en el caso por ejemplo de los adolescentes, los ayuda a conocerse a sí mismos, explorar sus posibilidades sexuales y liberar la tensión hormonal propia de la edad. Es una práctica de alto voltaje, pero si se practica con consentimiento de ambos y con seguridad plena de que no habrá penetración, reduce el riesgo de embarazo (digo reduce porque no lo elimina, si hubiese una eyaculación cerca de la vagina existe la -muy remota- posibilidad de embarazo).
En Clínica de Parejas sugerimos el Petting dentro del tratamiento en casos de eyaculación precoz, vaginismo, e incluso, en situaciones de deseo sexual hipoactivo o falta de deseo sexual. Prohibida la penetración, ambos tienen la obligación de centrar la actividad en otras zonas, lo que da lugar a encender zonas erógenas que no suelen ser exploradas, e incluso, que se desconocían.

¿Alguna vez te animaste al Petting? ¡Contanos!

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN N° 59610

Deseo Sexual Hipoactivo

deseosexual

Últimamente en el consultorio noto que más y más parejas se quejan de no estar teniendo relaciones sexuales durante días…semanas…e incluso ¡meses! Este es uno de los principales motivos de consulta en Clínica de Parejas. El segundo motivo de consulta es la eyaculación precoz.

Se aman, se respetan, se admiran…sin embargo ha desaparecido el deseo sexual. No puedo dejar de explicar, en esta nota, qué es lo que habitualmente sucede. La secuencia habitual es “cuando el llega de trabajar necesita relajarse y mira el celular, o el partido…yo mientras cocino algo. Cenamos mirando una serie y nos vamos a dormir, siempre estamos agotados”. El ritmo de vida actual, frenético, productivo y acelerado no deja el lugar suficiente para el deseo sexual. Ni hablar si además, esa pareja tiene hijos (cuando son grandes porque siguen viviendo en casa y cuando son chiquitos porque todo su requerimiento es físico). Se va perdiendo…lo vamos ahogando. El deseo sexual no se recupera espontáneamente, no hay manera de que reviva si no hacemos algo para sentirlo. Voluntariamente vuelve, “naturalmente” no. Pero existen (muchas) técnicas y estrategias que se utilizan para revivirlo.

El erotismo es una de las principales diferencias que hacen a una pareja. El erotismo, la sensualidad, el sexo y la intimidad son las cuestiones que diferencian a los amigos y a la familia de nuestra pareja. Por supuesto mi pareja puede ser mi amigo, pero esta diferencia tan notoria es la que tenemos que tener en cuenta cuando pensemos en lo que nos está pasando a ambos con la  dificultad, por ejemplo, de tomar la iniciativa para tener relaciones sexuales.

Falta de Deseo…¿por qué?

Las causas de la falta de deseo o deseo sexual hipoactivo pueden ser orgánicas o psicológicas. Entre las causas orgánicas algunas pueden ser: desordenes hormonales, diabetes, tiroides, adicciones, embarazo (principalmente en el período de lactancia), algunos fármacos, etc. Entre los factores psicológicos, depresión, infidelidad, crisis en la pareja, educación moralista, miedo a embarazos, preocupaciones por el cuerpo, temor a enfermedades de transmisión sexual, falta de atracción, etc.

¿Qué hacer para recuperar el deseo sexual con mi pareja?

En primer lugar, como en cualquier otra situación conflictiva, reconocer que existe un problema y que hay que resolverlo. Detectar entre ambos las posibles causas ayuda mucho a identificar la raíz del problema y buscar soluciones adecuadas, por ejemplo, si el problema es que no te gusta que él te de sexo oral, simplemente dejará de hacerlo. Por supuesto no es lo mismo que alguno de los dos esté bajo mucho stress laboral a vivir una crisis por una infidelidad. Otra alternativa que ayuda mucho es mejorar la comunicación, lo cual no significa “hablar más”, sino “hablar mejor”. Decir exactamente lo que sentimos, evitando los reproches y hablando desde uno mismo, sin culpar ni exigir del otro, intentando consensuar en lo que ambos quieren y desean.

¿Qué pasa si nada de esto funciona?

En Clínica de Parejas te ofrecemos miles de posibilidades para incrementar el deseo sexual de la pareja. Hay tratamientos y soluciones muy específicas que funcionan perfectamente para logar aumentar el deseo sexual de ambos y acercarlos nuevamente al erotismo y la sensualidad perdidas.

No permitan que la vida cotidiana los aleje. Existen soluciones concretas para la falta de deseo sexual.

Consultanos: 

[email protected]

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

MN N° 59610

Charla Gratuita sobre Sexo

Clínica De Parejas te invita al Ciclo de Charlas Gratuitas sobre Sexo!

HABLEMOS DE SEXO – Un encuentro dinámico y relajado donde una Sexóloga te va a explicar todo lo que necesitás para que entiendas cómo funciona tu cuerpo y el de tu pareja durante el sexo, te saques dudas, te interrogues…¡y Aprendas a Tener Más y Mejores Orgasmos!
Sábado 17 de Septiembre, 14, 16 y 18 hs en Belgrano, CABA.
Máximo 10 invitados por horario. Duración estimada 1 1/2 hs.
Encuentro totalmente gratuito – Coordinado por la Lic. en Psicología Mariana Kersz. Sexóloga Clínica. MN N° 59610

Inscribite: [email protected]

Clinica de Parejas

Repudio a Gustavo Cordera

No, Cordera, si se te acerca una chica de 16 años no podés tener relaciones con ella porque hay una LEY que te lo prohíbe, por más que no te guste.
No, Cordera, no. A las mujeres no nos gusta ser violadas para poder tener relaciones.
No, Cordera…si a alguna mujer le diese culpa tener sexo libremente, hay que ayudarla y educarla…no violarla, ¿Comprendés?
No, Cordera…en un país donde nos invade la falta de educación sexual, es injusto, violento y retrógrado que estas sean tus declaraciones.

La sexualidad es un tabú en nuestro país, somos analfabetos sexuales, nos inculcaron una sexualidad para ser vivida con culpa, con miedo, con temor. Todos los sexólogos y sexólogas de Argentina luchamos permanentemente contra esta falta de información. Cada día salgo de atender de mi consultorio con la firme convicción de haber dado lo mejor de mí para reeducar a cada uno de mis pacientes en valores, en amor, en el cuidado del propio cuerpo y del cuerpo de nuestra pareja. Muestro imágenes, infografías, gráficos, material concreto que permita ayudar a cada persona a entender el por qué de lo que le pasa…y muchas veces me llevo de regalo un “Licenciada…esto nunca me lo habían dicho en la vida, muchas gracias, ¡ahora entiendo todo, todo..!”

Repudio total y absoluto a las declaraciones misóginas de Cordera, aunque estén absolutamente descontextualizadas no hay contexto posible para decir algo similar…más que nunca sostengo: ‪#‎NiUnaMenos‬ !

Lic. Mariana Kersz
Psicóloga | Sexóloga
MN # 59610

[email protected]

Sexo en el embarazo

Hermosa nota para Es de Mamá!

 

Sexo en el embarazo

SEXO EN EL EMBARAZO

AddThis Sharing Buttons

A menos que exista una indicación médica de abstinencia, podés darle vía libre al sexo durante estos nueve meses.

sexualidad dps del parto pixabay

Foto: Pixabay

Algunos tienen miedo de lastimar al bebé, otras  sienten miedo de no atraer a su pareja con semejante panza, y otras creen que ya no van a sentir cómo antes. Para derribar algunos mitos recurrimos a nuestra sexóloga Mariana Kersz:

¿El bebé puede salir lastimado luego de un encuentro sexual con mi pareja?

No, no hay riesgo de que puedas lastimar a tu bebé dentro de la panza, el útero está recubierto y sellado por una membrana mucosa muy gruesa que lo protege para que nada malo pueda pasarle. Si no hay contraindicaciones médicas podés seguir activa sexualmente durante todo el embarazo. Por supuesto lo principal es que te saques todas las dudas con tu obstetra y que pueda darte la información detallada que necesitás.

Con la panza me siento incómoda, ¿qué hago?

Si algo te resulta incómodo, sentite en la libertad de hablarlo con tu pareja, incluso si es algo que antes hacían siempre. Si notás que tenés deseo pero no te está gustando la penetración podés considerar otras actividades, hagan uso de la imaginación para que los dos puedan pasarla bien. Siempre tengan en mente que la intimidad es mucho, mucho más que tener relaciones sexuales. Si no tenés ganas o no podés, pueden sentirse tan unidos como siempre mediante besos, caricias, abrazos y demostraciones de afecto. ¡No dejen de demostrarse lo importantes que son el uno para el otro en este momento!

¿Se siente menos placer en el embarazo?

Las relaciones sexuales cambian durante el embarazo. Para algunas mujeres resultan más placenteras y otras mujeres se sienten tan incómodas con la panza que prefieren evitar los encuentros sexuales durante todo el embarazo. Las ventajas son que durante el embarazo la humedad vaginal y el flujo aumentan, se hinchan los genitales por el aumento del riego sanguíneo y los pechos están hipersensibles. Del mismo modo, todo esto puede generar en otras mujeres una gran incomodidad y sentir incluso cólicos similares a los del período. Como decía, cada mujer lleva un embarazo totalmente diferente a otra (incluso las sensaciones placenteras o displacenteras de una misma mujer pueden variar en sus diferentes embarazos…¡y hasta en los diferentes trimestres del mismo embarazo!), en general el primer trimestre es el más agotador para la mujer por la enorme cantidad de cambios hormonales, físicos y emocionales que suceden, pero una vez que las náuseas y el malestar disminuyen todo se estabiliza.

¿Y qué pasa con los hombres?

Los hombres siguen viendo muy atractivas a sus mujeres, aunque no todos. A muchos les cuesta aceptar a su pareja en este nuevo cuerpo y seguir viendolas sexies y atractivas. Es fundamental hablar de esto y que ambos sepan que se aman y pueden apoyarse mutuamente mientras atraviesan estos cambios. También hay un miedo común en los hombres, que es el de hacerle daño al bebé, por esta razón es importante ir juntos a las consultas con el obstetra. El deseo sexual puede disminuir en esta etapa, producto de la ansiedad y de los cambios en el cuerpo, por eso hablar estas cuestiones en la pareja es de suma importancia, tomense el tiempo para conversar acerca de las necesidades, ansiedades, temores y anhelos de cada uno.

Los SÍ y los NO para estos nueve meses

 a innovar, a usar la imaginación y la fantasía para mantener el deseo activo. Definitivamente NO a descuidar tu imagen personal. Estar embarazada no significa estar desprolija.

a sentirte sexy y atractiva y un NO rotundo a dejar de mimarse en pareja.

a reservar un espacio propio para vos y tu pareja. NO a que ese espacio tenga como conversación monotemática lo que falta comprar para la llegada del bebé…eso lo pueden dejar para otro momento.

a ser creativos e innovar. NO, no y no a querer a toda costa que las cosas sean como antes de quedar embarazados. ¡Busquen nuevas posiciones y lugares donde hacer el amor!

Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y Directora de Clínica de Parejaswww.clinicadeparejas.com

Eyaculación Precoz

Eyaculacion precoz

Eyaculación precoz

En el consultorio sexológico de Clínica de Parejas, el 90% de los hombres nos consultan por eyaculación precoz. En la primera consulta suelen acercarse con comentarios como “Licenciada, no sé que me pasa, no puedo controlarlo…” “Licenciada, me cuesta mucho durar…no puedo!…¿es normal?”, “No sé que me pasa pero con mi pareja cada vez tengo menos relaciones sexuales porque cada vez estoy peor y no aguanto nada”. Dos preguntas realizo entonces: La primera es cuánto tiempo hace que padecen este síntoma, y la respuesta es (casi) siempre la misma: Toda la vida. La segunda pregunta es qué soluciones se intentaron hasta el momento. Aquí las respuestas pivotean entre pensar en otra cosa, utilizar geles o cremas retardantes, leer en internet, autoestimularse antes de tener relaciones sexuales, tomar alcohol, y algunas otras más trágicas como evitar, directamente, tener relaciones sexuales por un período más prolongado que el habitual, esperando que se solucione solo. Claro que ninguno de estos intentos contribuyen a resolverlo…pero, ¡afortunadamente, existe una solución!

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es resultado de un mal aprendizaje en la sexualidad por lo que reaprendiendo algunas cuestiones elementales en sexualidad, el cerebro creará nuevas conexiones neuronales y las irá fortaleciendo a medida que realices el tratamiento indicado en Clínica de Parejas. Nuestra mente funciona generando surcos neuronales -rutas, mapas en el cerebro- que facilitan la realización de actividades. El ejemplo más claro sería el de una persona que hace mucho tiempo que hace actividad física, seguramente pueda anotarse en otro gimnasio sin dificultad, pero quien tiene una vida sedentaria se tomará más tiempo para decidir a qué gimnasio ir. Una vez que comience a realizar actividad física, su cerebro se acostumbrará a esto y le costará dejarla. Por supuesto, ¡se necesita determinación y motivación! Si siempre te masturbaste rápido y a escondidas y tenías que eyacular rápidamente para no ser descubierto…difícilmente puedas lograr tener relaciones sexuales placenteras, tranquilas y duraderas, porque tu cerebro se acostumbró a esa ruta que vos mismo creaste, un mapa donde le indicabas que el placer es igual a eyaculación inmediata. No olvidemos que la naturaleza privilegia la reproducción y nos lleva indefectiblemente, a un final rápido. Justamente por esto, es que el tratamiento se basa en un reaprendizaje del control de las reacciones de tu propio cuerpo. Sin cremas ni geles retardantes, y en general, sin medicamentos (aunque privilegiando siempre la interconsulta médica – urológica).

La eyaculación precoz es la inhabilidad de poder dominar o controlar el orgasmo. Esto no tiene absolutamente nada que ver con cuánto tiempo dura una persona teniendo relaciones. Puede ser 1 segundo o 5 minutos. No importa: si existe la imposibilidad de controlar voluntariamente la eyaculación ya hay un síntoma. La meta es poder desarrollar un cierto grado de control sobre la eyaculación, de tal forma que puedas decidir cuándo tener un orgasmo, ya sea en 5, 10 o 20 minutos.

¿Existe medicación para tratarla?
Sólo un bajo porcentaje de casos de eyaculación precoz responden a trastornos orgánicos -prostatitis, trastornos erectivos, algunos medicamentos, enfermedades- Por supuesto el urólogo podrá indicarte, de ser necesario, fármacos adecuados, sin embargo se sugiere la combinación entre terapia sexológica y la consulta al urólogo para que entre ambos podamos trabajar para lograr la plenitud de tu vida sexual.


¿Existe una solución eficaz?
Si, existe una solución a la eyaculación precoz. El tratamiento se divide en dos grandes vertientes, por un lado trabajar la ansiedad desde el lugar psicoterapéutico y por el otro, apuntar a un reaprendizaje de la sexualidad mediante ejercicios sexológicos muy específicos que se realizan en la intimidad del hogar, algunos en pareja. En todo esto, el factor motivacional cumple un rol predominante. El tratamiento, generalmente, no requiere de medicación, sino de un re-entrenamiento para tener el control deseado sobre la eyaculación.

¿Cuál es el rol de la pareja de un eyaculador precoz durante el tratamiento?
Desde Clínica de Parejas sugerimos que las consultas sean de a dos, ya que ambos miembos de la pareja se ven afectados en esta situación. La pareja debe evitar tener una actitud de desagrado, descalificación o humillación. Por el contrario, durante el tratamiento se entrena intensamente a ambos para que no sólo resuelvan la situación de eyaculación precoz sino para que el deseo aumente y puedan renovar la pasión que los une. Por eso se sugiere que la pareja siempre colabore y apoye, pero además se indican tips específicos para complacer a la pareja durante el tiempo que dure el tratamiento, ya que es tan importante la motivación del hombre que padece la eyaculación precoz como de la pareja que lo acompaña.

¡Quiero comenzar un tratamiento!
Comunicate con nuestros teléfonos (011) 4784-9084 o al 4784-5298 para coordinar una consulta. Podés enviarme tus inquietudes por email a [email protected]

Lic. Mariana Kersz
MN N° 59610
Psicóloga | Sexóloga

Eyaculación precoz


¿Existe una solución a la eyaculación precoz?
Si, existe una solución a la eyaculación precoz. El tratamiento se divide en dos grandes vertientes, por un lado trabajar la ansiedad y por el otro, apuntar a un reaprendizaje de la sexualidad mediante ejercicios muy específicos que se realizan en la intimidad del hogar, algunos en pareja. En todo esto, el factor motivacional cumple un rol predominante. El tratamiento, generalmente, no requiere de medicación, sino de un re-entrenamiento para tener el control deseado sobre la eyaculación.

¿Dudas? Consultanos

[email protected]

Cel.: (011) 15 3404 0555

Lic. Mariana Kersz

Sexóloga | Psicóloga

MN N° 59610

Sexo después del parto

Les comparto una nueva nota que salió publicada en la Web Es de Mamá, donde conversamos acerca de las relaciones sexuales después del parto.

SEXO DESPUÉS DEL PARTO

Recuperar la vida sexual después de la llegada de un bebé no siempre es fácil para una pareja

Por Ana Paula Queija y Verónica De Martini

Pixabay2

Foto: Pixabay 

Cuando el obstetra indica “vida normal” después de la cuarentena posterior al parto, la pareja queda habilitada para reencontrarse sexualmente. Sin embargo, no siempre resulta fácil y mucho menos espontáneo.

No existen tiempos ni recetas para recuperar la intimidad de la pareja, pero es clave que ninguno de los dos se sienta presionado. Hablamos con la Lic. Mariana Kersz que nos dio tres consejos que pueden ayudar:

  • Durante el primer año de vida del bebé, los encuentros sexuales se dificultan por la falta de sueño, el cansancio y las múltiples tareas. También el dolor de la episiotomía o los puntos de una cesárea pueden interferir, y ni hablar de la imagen corporal que el espejo nos devuelve luego de tener un hijo. Más allá de las indicaciones del médico, muchas parejas deciden esperar unos meses hasta que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad, y pueda sentirse cómoda consigo misma.
  • Es importante que exista conexión en la pareja, más allá del sexo. Con mimos, caricias, una buena charla, o una película juntos (aunque implique poner pausa varias veces a causa de la demanda del bebé), se pueden recuperar momentos de los dos que van a facilitar el reencuentro. Poner el foco en otro lado, y evitar las presiones en torno a volver a tener relaciones sexuales también favorecerá la situación.
  • Si tu pareja ya está preparada y vos no, lo ideal es que se converse mucho al respecto, y le expliques tus motivos. Hablar de las razones de cada uno, entenderse y respetarse es fundamental para que la relación se mantenga sana.


Una explicación más…

La Dra. Silvina Valente, sexóloga y obstetra, asegura que durante la etapa de amamantamiento, no sólo cambia nuesta percepción de los propios pechos –pasan de ser un elemento de la sexualidad, a un medio para alimentar a nuestro bebé- sino que además, el nivel de prolactina en nuestro cuerpo se mantiene tan alto que inhibe el deseo sexual.

 

Mariana Kersz es Psicóloga, Sexóloga y Directora de la Clínica de Parejas.

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga | Sexóloga

¿Dudas? ¡Consultanos!

Cel.: (011) 15 3404 0555

[email protected]

De pareja a padres. ¿Y la pareja?

Les comparto esta hermosa nota de la web Es De Mamá, donde conversamos acerca de las particularidades de ser padres…y pareja a la vez. ¡Muy interesante el contenido de la web, no se lo pierdan!

De Pareja a Padres… ¿y la pareja?

 

DE PAREJA A PADRES… ¿Y LA PAREJA?

Con la llegada del nuevo integrante a la familia vas a escuchar miles de consejos de todo tipo, pero pocos hablan de cómo puede afectar la llegada de un hijo a la relación de pareja.

Por Verónica De Martini

De pareja a padres, pixabay

Foto: Pixabay

Está demostrado que durante el primer año de vida de un bebé (en especial si es el primero), hay más discusiones de pareja. Los primeros meses pueden ser una prueba de fuego para la relación porque hay que tomar decisiones de común acuerdo, repartirse tareas, resignificar los roles, aumentan los gastos, las dudas, los miedos, y  muchas veces los dos terminan frustrados y superados por la situación.

Es momento entonces de que encuentren un nuevo equilibrio que les permita estar cómodos y conformes con la situación, y aunque en el primer año de vida de un bebé es difícil conversar, divertirse, organizarse, es importante que la pareja logre encontrar un momento en el día para reencontrarse, sin la presencia de la madre, la suegra, el tío, ni ningún tercero, porque por muy buena intención que tengan, a veces suelen generar más tensión y desencadenar nuevas discusiones en la pareja.

La llegada de un hijo no tiene por qué ser un paréntesis en la vida de la pareja. Claramente habrá cosas que cambien y se modifiquen, pero también se pueden buscar espacios en común que revivan el amor y la pasión. Por otro lado, hay que evitar caer en la idealización del reparto igualitario de los cuidados del bebé, porque ambos tienen que tener claro que hay aspectos, situaciones y etapas del pequeño donde la presencia de uno es más relevante que la del otro, lo que sí se puede hacer es ir buscando un equilibrio y reparto de tareas, por ejemplo si la mamá está dando de amamantar el papá puede preparar el almuerzo.

Algunos consejos que pueden ayudar

  • Hablar al respecto entre ustedes puede ayudarlos antes de que todo se salga de control. Habrá momentos en que no sepan qué hacer y antes de perder la paciencia es importante que el otro pueda contenernos
  • Unirse a grupos de mamás: la experiencia de tus amigas, de otras mamás, unirte a grupos de apoyo, foros online, etc, va a hacer que no te sientas sola ni la única en el mundo a la que le pasan ciertas cosas
  • Recordar siempre que el amor los une: una buena idea es mirar el video de su casamiento, las fotos de novios, releer cartas de amor. Tener siempre presente ese amor intenso que sentían hace que recuerdes por qué se enamoraron y les va a dar un motivo más para trabajar en la relación
  • Olvidate de la espontaneidad y la improvisación con tu pareja: por un tiempo los momentos románticos van a tener que ser pautados.
  • Cero culpas: ser padres es tener muchas responsabilidades, para no agobiarse ni llenarse de culpas lo ideal es que se permitan relajar en pareja y reencontrarse. No es necesario hacer una salida carísima a cenar al mejor resto, con salir a dar un paseo tomados de la mano y sentarse en la plaza a tomar un poco de aire ya los va a hacer volver renovados y el encuentro con el bebé también va a ser completamente diferente.

Experta consultada: Lic. Mariana Kersz, MN 59610, Directora de Clínica de Parejas

¿Dudas? ¡Consultanos!

[email protected]

Cel.: (011) 15 3404 0555

Sexo y Embarazo

 

Embarazo y sexualidad

Durante el embarazo estar cerca de tu pareja, besarse, mimarse y abrazarse, va a generarte una liberación de hormonas (oxitocina, serotonina y endorfina) que llegarán por el torrente sanguíneo hasta tu bebé. Estas hormonas son las que nos generan esa sensación de bienestar y satisfacción, lo mismo van a generarle a tu hijo, por lo que no hay por qué preocuparse. A menos que exista una indicación médica de abstinencia, entonces podés tener relaciones sexuales hasta en el último trimestre inclusive.

¿El bebé puede salir lastimado luego de un encuentro sexual con mi pareja?
No, no hay riesgo de que puedas lastimar a tu bebé dentro de la panza, el útero está recubierto y sellado por una membrana mucosa muy gruesa que lo protege para que nada malo pueda pasarle. Si no hay contraindicaciones médicas podés seguir activa sexualmente durante todo el embarazo. Por supuesto lo principal es que te saques todas las dudas con tu obstetra y que pueda darte la información detallada que necesitás.
Si algo te resulta incómodo, sentite en la libertad de hablarlo con tu pareja, incluso si es algo que antes hacían siempre. Si notás que tenés deseo pero no te está gustando la penetración podés considerar otras actividades, hagan uso de la imaginación para que los dos puedan pasarla bien. Siempre tengan en mente que la intimidad es mucho, mucho más que tener relaciones sexuales. Si no tenés ganas o no podés, pueden sentirse tan unidos como siempre mediante besos, caricias, abrazos y demostraciones de afecto. ¡No dejen de demostrarse lo importantes que son el uno para el otro en este momento!

¿Se siente más o menos placer en el embarazo?
Las relaciones sexuales cambian durante el embarazo. Para algunas mujeres resultan más placenteras y otras mujeres se sienten tan incómodas con la panza que prefieren evitar los encuentros sexuales durante todo el embarazo. Las ventajas son que durante el embarazo la humedad vaginal y el flujo aumentan, se hinchan los genitales por el aumento del riego sanguíneo y los pechos están hipersensibles. Del mismo modo, todo esto puede generar en otras mujeres una gran incomodidad y sentir incluso cólicos similares a los del período. Como decía, cada mujer lleva un embarazo totalmente diferente a otra (incluso las sensaciones placenteras o displacenteras de una misma mujer pueden variar en sus diferentes embarazos…¡y hasta en los diferentes trimestres del mismo embarazo!), en general el primer trimestre es el más agotador para la mujer por la enorme cantidad de cambios hormonales, físicos y emocionales que suceden, pero una vez que las náuseas y el malestar disminuyen todo se estabiliza.

¿Y ellos?
Los hombres siguen viendo muy atractivas a sus mujeres, aunque no todos. A muchos les cuesta aceptar a su pareja en este nuevo cuerpo y seguir viendolas sexies y atractivas. Es fundamental hablar de esto y que ambos sepan que se aman y pueden apoyarse mutuamente mientras atraviesan estos cambios. También hay un miedo común en los hombres, que es el de hacerle daño al bebé, por esta razón es importante ir juntos a las consultas con el obstetra. El deseo sexual puede disminuir en esta etapa, producto de la ansiedad y de los cambios en el cuerpo, por eso hablar estas cuestiones en la pareja es de suma importancia, tomense el tiempo para conversar acerca de las necesidades, ansiedades, temores y anhelos de cada uno.

Los SI y los NO
– Si a innovar, a usar la imaginación y la fantasía para mantener el deseo activo. Definitivamente NO a descuidar tu imagen personal. Estar embarazada no significa estar desprolija.
– Si a sentirte sexy y atractiva y un NO rotundo a dejar de mimarse en pareja.
– Si a reservar un espacio propio para la vos y tu pareja. NO a que ese espacio tenga como conversación monotemática lo que falta comprar para la llegada del bebé…eso lo pueden dejar para otro momento.
– Si a ser creativos e innovar. NO, no y no a querer a toda costa que las cosas sean como antes de quedar embarazados. ¡Busquen nuevas posiciones y lugares donde hacer el amor!

¡Contanos como fue tu experiencia con la sexualidad durante el embarazo!

¿Dudas? ¡Consultanos!
[email protected]
Cel.: (011) 15 3404 0555

Lic. Mariana Kersz
Sexóloga | Psicóloga
Directora de Clínica de Parejas

El amor en la tercera edad

El amor en la tercera edad es normal, natural y muy saludable. La vejez no tiene por qué implicar el final de las expresiones de cariño y sexualidad, sino por el contrario, puede ser el inicio de una nueva manera de relacionarse. Somos humanos, y podemos amar, acompañar y sentir hasta el último instante de nuestras vidas. El amor funciona así: nos acompaña, nos alimenta y nos sostiene día a día.

Cualquier persona puede vivir su última etapa de vida gracias al valor que nos da el amor, cultivarlo en la tercera edad es un verdadero regalo: no existe algo mejor para vivir feliz que la ilusión que aporta el amor.

pareja-de-viejitos-ancianos-enamorados-8

El amor en la vejez es posible

¿Por qué el amor en la tercera edad habría de dejar de existir? Esto es un mito, una creencia basada en la suposición de que al llegar a la tercera edad todo cambia y se detiene. Sin embargo muchos estudios demuestran que, por el contrario, los mayores que disfrutan de una vida sentimental plena tienen mejores resultados en su salud física y mental, además de una mejor calidad de vida, independientemente de sus problemas de salud propios de la edad.

Besos, abrazos, caricias siguen siendo parte escencial del amor en la vejez. Saberse querido y poder querer al otro es algo que va mucho más allá de la edad.  La relación de amor en pareja se transforma en parte fundamental de la vida en las personas mayores. La clave está en aceptar. Aceptar las arrugas, el cuerpo que ya no es el mismo, la textura de la piel, la sordera…aceptar, sin más. Así, el amor en la vejez es más tranquilo, reflexivo, lejos de la pasión de la juventud, y que con mucha frecuencia se convierte en compañía, ya que el cuerpo no responde de la manera que lo hacía años atrás.

En muchas personas de la 3ra edad, surgen cambios muy importantes cuando llega la jubilación. Al hombre jubilado le es mas difícil reencontrarse en el hogar, y en muchas ocasiones se encuentra solo y sin saber qué hacer en la casa. Por el contrario, habitualmente la mujer jubilada continúa su rol doméstico que antes compartía con el laboral (cuidar de los hijos, hacer la comida, limpiar la casa, etc) y toma la jubilación como algo más natural, aunque pase a estar más tiempo en la casa. En estos casos surgen muchas discusiones de pareja ya que se reencuentran en la vejez dos personas que durante sus años laborales activos estuvieron muchas horas fuera de casa, y el momento de verse era durante algunas horas en la tarde-noche. Este reencuentro con la pareja suele ser el reencuentro, muchas veces, con alguien que es muy ajeno, que no sabe de los tiempos de la casa, o que desconoce por completo los horarios de organización del día a día. Es todo un esfuerzo para ambos miembros  de la pareja el reencontrarse nuevamente y poder estar juntos, evitar conflictos y hacer que las cosas funcionen para los dos, acompañandose en este tramo del camino.

Algunos conflictos por los que se consulta habitualmente en Clínica de Parejas respecto al amor en la tercera edad, son:

  • Los hijos que se oponen a que sus padres comiencen una nueva relación, incluso cuando han quedado viudo/as hace muchos años.
  • Dificultades para mantener relaciones sexuales
  • Dificultad para aceptar a la familia de la nueva pareja
  • Mayor temor a lo desconocido
  • Mayor limitación física y psíquica
  • Preocupación por la salud
  • Fallecimiento de sus amigos y familiares de edad similar
  • Malestar económico que no permite acceder al nivel de vida al que se desea llevar a la pareja

El amor no tiene edad; sólo cambia con los años.

En general, las personas mayores manifiestan una gran predisposición a emparejarse, principalmente aludiendo a motivos simples y reales:

  • El deseo de compañía
  • La libertad y el tiempo libre que tienen al no tener que estar pendientes de preocupaciones y horarios laborales
  • La mayor cantidad de experiencias de vida dado el recorrido de la edad.

Es destacable también que en la Clínica de Parejas hemos observado que las relaciones entre personas de la misma edad están mejor consideradas y son mejor  aceptadas por la familia que las relaciones establecidas entre personas de diferentes edades. Notamos también diferencias en cuanto al género: la familia acepta mejor que sea un hombre mayor quien tenga una relación con una mujer más joven, a que una mujer tenga relación con alguien más joven.

A veces es también la enfermedad quien pone un freno a las nuevas relaciones en la vejez: los problemas cardiovasculares y articulares, los efectos secundarios de algunos medicamentos, etc. generan dificultades para establecer relaciones. Aun así podemos pensar que a veces, estos “achaques” pueden ser el desencadenante de la búsqueda de una relación, no quedarse solo, estar acompañado, ser cuidado mientras se cuida al otro, evitar la soledad, etc.

Una vez establecida la relación de afecto, o en paralelo a la misma, surge el deseo sexual, al igual que en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, en la práctica, por más tiempo libre del que se disponga, llevar a la práctica una relación sexual es muy diferente a los 78 años que a los 30. Las relaciones sexuales en la tercera edad son más espaciadas, más lentas, tienen otros tiempos ya que el cuerpo no reacciona de la misma manera.

Algunas características propias a la sexualidad en la 3ra edad

  • Hacia los 70 años hay mayor dificultad para eyacular y disminuye la cantidad de semen
  • El placer no se modifica, aunque hay mayor falta de concentración
  • La sensibilidad del pene disminuye con los años
  • Alargamiento del juego previo: se necesita más tiempo de estímulos: más caricias, más abrazos, más besos.

“La vejez da una nueva oportunidad de explorar la sexualidad y encontrar nuevas formas de dar y recibir placer”

Sexo 3ra edad

En Clínica de Parejas trabajamos sabiendo que no son sólo los jóvenes los que pueden amar. El amor en la tercera edad es un amor de protección, calidez y compañía. Es una necesidad de cuidados mutuos y recíprocos, un volver a nacer en los años en que la libertad personal regresó al nido. Los hijos ya se fueron… y el tiempo está más disponible para disfrutarlo. Muchos geriátricos incluso, facilitan el desarrollo de estas nuevas relaciones, habilitando habitaciones comunes a las parejas que deciden dar el paso de “vivir juntos”. Porque las personas mayores son tan capaces como las de otras edades de sentir y dar amor y placer.

Consultanos acerca del amor en la vejez:

 

[email protected]

Cel.: (011) 15 3404 0555

Licenciada en Psicología Mariana Kersz

MN N° 59610

 

 

Darle sentido a tu vida

Una de las metas más importantes en el trabajo diario de Clínica de Parejas es que nuestros consultantes doten de sentido su vida. Tener un propósito hace que necesitemos marcarnos metas y definir objetivos claros para que nuestra existencia tenga un sentido.
Gratamente en el día a día de nuestra labor nos encontramos con consultantes que se descubren persiguiendo sus sueños, entendiendo que teniendo una meta marcamos un rumbo en la vida, que vamos a alguna parte. Así, el presente tiene mayor claridad y el pasado un significado diferente.

¿Paciente, cliente o consultante?

Se define al paciente como aquella persona que mantiene una posición inicialmente pasiva y centrada en la queja. El paciente se convierte en cliente dada una relación de intercambio económico. Por lo tanto considero que mis consultantes no son meros pacientes que esperan pasivamente una respuesta que provenga de afuera, ni clientes que sólo paguen para ser escuchados, sino activos participes en el proceso de autotransformación y autoconocimiento, con una posicion predominantemente colaborativa, orientada en la exploración y el cambio personal.

Estar mejor

Somos seres biopsicosociales. Esto significa que no sólo somos un cúmulo de hormonas y conexiones neuronales. La dimensión cultural y el atravesamiento social nos permite estar inmersos en un determinado contexto. Pero además, la dimensión psicológica hace que nos atraviese una subjetividad única, propia de cada uno de nosotros, individual.
Este amplio concepto de bienestar psicológico, incluye así las dimensiones sociales, subjetivas y psicológicas, así como conductas que llevan a las personas a funcionar de un modo positivo, para sí mismas y para su entorno.
Cada uno de nosotros lucha en su día a día afrontando los retos que se van encontrando en nuestras vidas, ideando modos de manejarlos, aprendiendo de ellos y profundizando su sensación de sentido de la vida.
Por ello es que en Clínica de Parejas consideramos que cada uno de nuestros consultantes es único e irrepetible, y trabajamos en conjunto con ellos para lograr su bienestar. Y no hay métodos que se repitan continuamente en todos los pacientes, ni frases elaboradas que sirvan a todos por igual. A cada paciente individual, a cada pareja, a cada constelación familiar se la trata de forma única porque así son.

Hola,

Estamos listos para recibir tus consultas.

Podés escribirnos por estos medios:

[email protected]

Cel:  (011) 15 3404 0555

Seguinos en FB:/ClinicaDeParejas

Hablemos de Autoaceptación

Quienes tienen una alta autoaceptación sostienen una actitud positiva y sentimientos agradables hacia sí mismos, aceptando incluso sus aspectos negativos y se sienten bien respecto a su pasado, aun con las cuestiones más dolorosas del mismo.
Quien tiene una alta autoaceptación se permite perdonarse sus errores y mirar al futuro para remediarlos.
A diferencia de quienes tienen una baja autoaceptación, que no logran perdonarse sus errores y fracasos, y continuamente se lamentan por el pasado, las personas con una alta autoaceptacion se permiten ciertas licencias en sus fracasos y son mas vehementes consigo mismas, y no desean ser diferentes de quienes son, ya que están conformes consigo mismos.
En Clínica de Parejas se realizan sesiones de reflexion donde nuestros consultantes son los grandes protagonistas de los cambios, y se dan pequeñas tareas para el hogar, que harán que paulatinamente puedan estar más conformes consigo mismos, perdonandose cuestiones del pasado que ya no puedan resolver y enfrentando al presente con fortaleza y al futuro con felicidad.

Relaciones positivas

Perder a alguien querido, terminar una relación de pareja o un vínculo de amistad, así como la finalización de un trabajo, nos dejan inmersos en una sensación de soledad y aislamiento que aumentan las posibilidades de enfermarnos o deprimirnos. Hay ciertas relaciones que son tóxicas, que nos enferman, nos dañan y bloquean nuestra capacidad de ser felices, paralizando todas nuestras posibilidades.
Quienes tienen relaciones sanas, activas, cálidas, satisfactoria y de entrega con el otro, pueden ser capaces de experimentar sentimientos de empatía, amor, intimidad, y entienden fácilmente la danza del dar y recibir que implica cualquier relación (laboral, familiar, de pareja, de amigos).
En Clínica de Parejas trabajamos en conjunto con nuestros consultantes para que puedan acceder a relaciones sanas, positivas, llenas de satisfacciones y logros. Permanentemente se busca que cada consultante logre empatizar y comprometerse con quienes lo rodean, para facilitar su día a día en los diversos sistemas a los que pertenece.

Crecimiento personal

Consiste en sacar el mayor partido a tus talentos y habilidades, utilizando todas tus capacidades, desarrollar tus potencialidades y seguir creciendo como persona. Las personas con puntuaciones altas en esta dimensión consideran que están en continuo crecimiento, están abiertas a las nuevas experiencias, desean desarrollar su potencial y habilidades, consideran que han ido mejorando con el tiempo y van cambiando de modos que reflejan un mayor autoconocimiento y efectividad. Quienes puntúan bajo tienen la sensación de estar atascados, no tienen una sensación de estar mejorando con el tiempo, se sienten aburridos, desmotivados y con poco interés en la vida, e incapaces de desarrollar nuevas actitudes, habilidades, creencias o comportamientos.

Así trabajamos en Clínica de Parejas

1) Conocernos
Antes de iniciar el proceso me interiorizo en tu esencia y en la de tu pareja, si correspondiera. Esto me permite definir con mayor claridad cual es el verdadero motivo de consulta, analizando la situacion puedo definir los objetivos psicoterapeuticos con mayor claridad.
Este paso suele tomar aproximadamente entre 4 a 6 sesiones, en las que tomo datos relevantes como nombres, fechas, acontecimientos importantes en la vida del consultante, y en funcion de esto, realizo en conjunto un genograma que me permite obtener una vision amplia de las raices familiares.

2) Hoja de ruta
Luego de estos encuentros previos, puedo definir con mayor claridad los primeros objetivos de trabajos objetivos, estas hipótesis actúan como una hoja de ruta para comprender los problemas que te aquejan y crear soluciones que guiarán la intervención terapéutica.

3) Diálogo y Acción
Combinando elementos de varios estilos psicoterapéuticos y sin circunscribirme a un método específico, puedo crear estrategias que se adapten a cada necesidad, combinando herramientas provenientes de métodos diferentes. Se ponen asi en funcionamiento un conjunto de técnicas adaptadas a cada persona en particular, que pueden incluir técnicas en sesion como dramatizaciones, juegos, puestas en escena, dibujos o técnicas gráficas y proyectivas, y/o tareas para realizar entre sesiones, siempre acompañando durante la sesion con el diálogo y la reflexion profunda. A veces, el sólo poder hablar y tener un espacio propio, intimo y privado, ya genera un alivio inmenso al malestar que venías sintiendo.
El propósito de este despliegue técnico y teórico es acompañarte en el logro de tus objetivos.

4) Avances y resiliencia
La mejor y más poderosa herramienta para el cambio está en vos mismo, solo es necesario encontrarla. Una vez hallanado este camino, haremos juntos algunas sesiones de refuerzo y de seguimiento, sólo para mantener tus avances.
A medida que vayas resolviendo las situaciones que te llevaron inicialmente a buscar un Psicólogo, adquirirás nuevas destrezas que te harán ver y valorar el mundo de manera diferente. Entenderás que hay situaciones que se pueden cambiar y otras que simplemente son así, por lo tanto pondrás tu energia en mejorar las que estén bajo tu control. Vas a adquiriri resiliencia, una capacidad que te ayudará a lidiar mejor con nuevas situaciones con las que te enfrentes en el dia a dia.

6) Apoyo permanente
Siempre que lo necesites, estaré dispuesta a apoyarte, escucharte y sostenerte. Esta es mi pasión: que te sientas realmente bien con vos mismo.

Autoestima

La autoestima es una parte fundamental de nuestra personalidad, se vincula con la identidad personal y la adaptación social. La autoestima puede pensarse como el mirarse en un espejo y evaluar nuestros sentimientos respecto a nosotros mismos de un modo positivo o negativo.
Los últimos estudios determinaron que quienes tienen una autoestima elevada manejan mucho mejor situaciones estresantes que quienes tienen una autoestima baja. Una alta autoestima se relaciona con menos emociones agresivas, menos negatividad y menos depresion que quienes padecen autoestima baja.
Tener un buen concepto de sí mismo, de nuestros pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias, hacen que la autoestima permanezca elevada.
En Clínica de Parejas trabajamos continuamente con este aspecto elemental de la personalidad, dado que una buena autoestima colabora con una buena relación de pareja. Cuando uno está bien consigo mismo, puede estar bien con los demás.

Mercado Pago

¡Aceptamos todas las tarjetas de crédito!

– Al abonar las consultas con tarjeta de crédito te garantizás anticipadamente el horario que buscás -siempre acorde a disponibilidad en la agenda-

– Rápido y simple, sin tener efectivo podés acceder a una consulta profesional.

– 10% de descuento en la adquisición de packs de consultas vía Mercado Pago.

– Sistema de pago ideal para programar consultas online.

– 12 cuotas sin interés con tarjetas de crédito: Promociones Bancarias

– Olvidate de la inflación, podés congelar el valor de los honorarios de las consultas sin preocuparte por los aumentos.

Consultá por nuestros planes y beneficios para afiliados a obras sociales y prepagas.

[email protected]

mercadopago